eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC de Gran Canaria se confirma como el punto débil de los nacionalistas

El partido queda como la quinta fuerza política de la isla en votos al Parlamento y la sexta en la capital

Sus ediles estarán en solo cuatro gobiernos municipales

De izquierda a derecha, Vidina Espino, Pablo Rodríguez, María Fernández y Francis Candil, la noche del 28-M en la sede electoral de Coalición Canaria. | | JOSÉ C. GUERRA

El partido que va a dirigir el Gobierno autonómico en los próximos cuatro años, Coalición Canaria (CC), es ahora la quinta fuerza en votos en la isla de Gran Canaria, por detrás del PSOE, el PP, NC y Vox. Esta anomalía política se debe, fundamentalmente, a su escaso arraigo electoral en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y en los municipios más poblados, caso de Telde, Santa Lucía de Tirajana, Arucas o Gáldar.       

Que la organización grancanaria de CC es el punto débil de la coalición nacionalista, su talón de Aquiles, se confirmó en toda su crudeza en las pasadas elecciones del 28 de mayo, tanto en los comicios al Parlamento como al Cabildo y la mayoría de los ayuntamientos, con un descenso de votos y de representantes que le deja fuera de los gobiernos municipales en una quincena de consistorios.   

Frente a los resultados al Parlamento regional en Tenerife, Fuerteventura o La Palma, donde CC fue el partido más votado, o en Lanzarote, donde quedó en segunda posición a poca distancia del PSOE, e incluso en cuarto lugar en el reducto de Casimiro Curbelo en La Gomera, los candidatos de Gran Canaria a la Cámara autonómica no solo fueron superados por Vox, sino que perdieron uno de los escaños que consiguieron en el año 2019. Por tanto, solo el cabeza de lista, Pablo Rodríguez, estará en el hemiciclo de Teobaldo Power.  

La candidatura de CC al Parlamento logró 33.305 votos en Gran Canaria, el 9,29% del total, una cifra que contrasta con el 21,82% del conjunto del Archipiélago, sumadas las listas insulares y la autonómica. El resultado del 28-M es también peor que el que obtuvo el propio Pablo Rodríguez hace cuatro años, 42.324 votos y el 11,65%, aunque hay que tener en cuenta que en aquella ocasión concurrió en una alianza con Unidos por Gran Canaria (UxGC) y fue Lucas Bravo de Laguna el que ocupó el segundo escaño. 

La número dos de la plancha nacionalista en estas elecciones fue Vidina Espino, exdiputada de Ciudadanos que abandonó el partido naranja a mitad de legislatura y fue presentada como un fichaje estrella para captar ese voto de centroderecha. La operación no funcionó y Espino se ha quedado fuera del Parlamento, al igual que Lucas Bravo de Laguna al presentarse UxGC por separado.

La plancha de CC encabezada por María Fernández fue también superada por otras cuatro formaciones políticas en el Cabildo grancanario. Obtuvo 32.859 votos, el 8,91% del total, tras NC, PSOE, PP y Vox. No obstante, pudo maquillar el resultado al lograr tres de los 21 consejeros de la corporación insular que presidirá Antonio Morales. 

Son los mismos representantes que consiguió en 2019 la alianza UxGC-CC, pero en esta ocasión puede presumir de quedarse con los dos consejeros que logró entonces el partido de los Bravo de Laguna. Sin embargo, el destino de María Fernández en los próximos cuatro años es la oposición. 

Los resultados no fueron mucho mejor en las elecciones municipales, donde sí pudo aventajar a la ultraderecha de Vox y quedar como cuarta fuerza política en número de concejales. Con las siglas de CC fueron elegidos 19 ediles, a los que se pueden sumar los 29 que obtuvieron los grupos locales asociados: 17 de Juntos por Mogán, cinco de la Fortaleza en Santa Lucía de Tirajana, seis de Avesan en San Mateo y uno de la Plataforma Vecinal de Santa Brígida.  

La mayor subida de votos y concejales se registra en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana

decoration

Entre todos son 48 concejales de CC o afines, lejos de los 116 representantes que sumaron Nueva Canarias y sus grupos municipales, de los 80 de los socialistas y los 74 del PP. Vox tiene 15. No obstante, los nacionalistas de Fernando Clavijo solo entrarán, previsiblemente, en los gobiernos municipales de cuatro de los 21 ayuntamientos de Gran Canaria, los de Mogán, San Bartolomé de Tirajana, Telde y Valsequillo.     

A falta del cierre de algunos pactos, los ediles de CC quedarán en la oposición en Las Palmas de Gran Canaria, Santa Lucía de Tirajana, Ingenio, Agüimes, Santa Brígida, San Mateo, Arucas, Guía y Firgas. En otros cinco municipios, La Aldea, Artenara, Gáldar, Moya y Teror, los nacionalistas no consiguieron ningún concejal. 

Coalición no logró ningún concejal en cinco municipios y en otros tres ni siquiera concurrió

decoration

Como anécdota, en la localidad cumbrera de Artenara contabilizó solo tres votos, ni siquiera el número de personas que iban en la lista electoral, nueve más los suplentes. Por último, en Tejeda, Agaete y Valleseco no logró formar una candidatura y no concurrió a los comicios.  

Aparte de Mogán, donde la lista de Onalia Bueno también barrió hace cuatro años asociada con Ciuca, el mejor resultado de CC se consiguió en San Bartolomé de Tirajana, donde la candidatura encabezada por Alejandro Marichal fue la segunda fuerza política, con 4.828 votos, el 23,79% del total, y siete concejales, los mismos que el PP. Marichal mejoró las cifras de hace cuatro años, cuando quedó en cuarto lugar con 2.368 votos, el 12,36% y gobernará como concejal de Urbanismo en el principal municipio turístico. 

El Telde, el municipio de origen de Pablo Rodríguez, líder del partido en la isla, CC pasó de tercera a quinta fuerza política al disminuir en un millar de votos respecto al año 2019, del 12,21% al 9,63%. Pese a perder un edil, seguirá en el gobierno municipal, ahora con Ciuca, el PP y Más por Telde. La única concejala elegida en Valsequillo, Fabiola Calderín, también estará en el gobierno municipal. 

En el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se visibilizó mejor que en ningún otro sitio el mal resultado de CC. La candidatura de Francis Candil fue la sexta en número de votos, por detrás de PSOE, PP, Vox, NC y Unidas Sí Podemos. Logró solo un concejal con 7.940 votos, el 5,19%, perdiendo 5.000 sufragios respecto al año 2019 (8,38%) y un representante, aunque en aquella concurrió junto a UxGC.  

El retroceso no se puede achacar en su totalidad a la candidatura de Candil a la alcaldía, pues la lista de Pablo Rodríguez al Parlamento no corrió mucha mejor suerte en la capital, pues obtuvo 8.507 votos, el 5,74%.   

Los nuevos liderazgos


Los resultados de CC en Gran Canaria auguran la aparición de nuevos liderazgos en las figuras de María Fernández, Onalia Bueno o Alejandro Marichal, mientras que se estancan las expectativas políticas de futuro de Pablo Rodríguez, Francisco Candil o Héctor Suárez. Bueno y Marichal tendrán protagonismo al estar en el gobierno de los dos principales municipios turísticos, la primera como alcaldesa con una mayoría apabullante y el segundo como responsable de Urbanismo. Pablo Rodríguez puede recuperar   presencia pública si repite como consejero de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, aunque en los comicios de 2019 no obtuvo réditos políticos desde ese cargo. Por contra, el liderazgo emergente de María Fernández tendrá que visualizarse desde la oposición en el Cabildo, en competencia con el PP y con Vox en un foro poco dado a los excesos verbales

 

Compartir el artículo

stats