Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comisión sobre el reto demográfico se queda para la siguiente legislatura

La falta de tiempo y de expertos obliga a posponer la conclusión de los trabajos v Los grupos parlamentarios no quieren «cerrar en falso» el dictamen definitivo

La catedrática de la ULPGC Josefina Domínguez ayer en el Parlamento. En primer plano Luis Campos. | EFE

La comisión parlamentaria de estudio sobre el reto demográfico y el equilibrio poblacional en Canarias no cerrará sus trabajos esta legislatura por falta de tiempo y porque aún quedan por comparecer expertos y especialistas que permitan elaborar un dictamen lo más completo posible sobre la realidad del crecimiento y distribución de la población y sus múltiples vertientes. Los grupos ya se plantean la necesidad de retomar la comisión en la próxima legislatura pero sin dejarla dormir, sino que sea la primera que se constituya en el nuevo Parlamento y que no tarde mucho en aprobar su dictamen de recomendaciones.

El presidente de la comisión, el portavoz de Nueva Canarias (NC) Luis Campos, señala que "no se puede cerrar en falso" porque solo quedan dos meses de trabajo en el Parlamento y dos sesiones más para terminar la comisión con el informe, por lo que no se está "en condiciones" de emitir un dictamen sobre una comisión que Campos califica de "estratégica" debido al asunto que se está debatiendo. "Todos los grupos coincidimos es que si la premisa para cerrar la comisión es por la finalización de la actividad parlamentaria, aunque nos falten expertos y otras visiones y queremos hacer un informe en pocos días, a eso no nos vamos a prestar porque cuando abrimos la comisión lo hicimos porque es importante para el futuro de Canarias y no la podemos cerrar en falso", añade su presidente.

La catedrática Josefina Domínguez rechaza las visiones «apocalípticas» sobre la población

decoration

La comisión sobre el reto demográfico se constituyó el 22 de septiembre de 2022 pero no fue hasta el 17 de noviembre cuando empezaron a comparecer los expertos propuestos por los grupos parlamentarios. Por la Cámara han pasado hasta ayer siete especialistas, la mayoría expertos en Geografía y Demografía, a excepción del actual presidente del Consejo Económico y Social (CES), José Carlos Francisco, y el director del Instituto de Estadística de Canarias (Istac), Gonzalo Rodríguez. Luis Campos advierte que aún quedan "otros perfiles" de expertos por comparecer para tener una visión más amplia sobre todas las vertientes que componen el estudio del crecimiento poblacional en las Islas, entre ellos juristas, especialistas en Derecho Comunitario o expertos que puedan profundizar en la influencia de la actividad económica sobre los movimientos demográficos. Tal y como están los plazos para el cierre del Parlamento por las elecciones no hay tiempo para este tipo de comparecencias.

Asunto «estratégico»

"Es muy probable que decidamos la necesidad de trasladar esta comisión a la próxima legislatura, siendo la primera mesa de trabajo que se ponga en marcha, retomando el trabajo que se ha hecho hasta ahora para poder acabar en los inicios de la nueva legislatura", explica Campos. Para el parlamentario nacionalista "no se trata de cerrar en falso deprisa y corriendo un dictamen incompleto para un asuntos tan estratégico para el futuro de Canarias como este".

En la comisión de estudio compareció ayer la catedrática de Geografía Humana de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) Josefina Domínguez, que advirtió que no se puede generalizar con la idea de que Canarias va hacia el "caos demográfico" o que las Islas no tienen capacidad para soportar más población. Por ello Domínguez asegura que no se pueden aplicar medidas directas sobre el crecimiento demográfico sino apostar por intervenir “a través de la economía, de la sociedad y de la política territorial”. La experta rechaza el discurso de que no puede venir más población a las Islas pero, sin embargo, se incentiva que vengan más turistas porque "la economía canaria está basada en el sector servicios, que supone escasa productividad y requiere mucha mano de obra" por lo que los inmigrantes son necesarios para ocupar aquellos puestos poco cualificados que no quieren los canarios como en el sector primario, el peonaje de la construcción o los cuidados de los mayores.

La catedrática de la ULPGC también alertó sobre las nuevas modalidades de atracción de población que escapan todavía a un cierto control desde el punto de vista territorial o económico y que son fruto de la economía digital. Domínguez se refirió a los nómadas digitales, la economía colaborativa o las pujantes viviendas vacacionales cada vez más numerosas en Canarias. Por ello aseguró que en su día fue más sencillo aprobar una moratoria turística para contener el crecimiento del sector que intentar ahora regular estos “nuevos agentes de atracción” de población.

Según explicó Domínguez estas nuevas actividades «se filtran de manera más tenue, invisible, pero afectan definitivamente» a la cuestión demográfica de Canarias y por eso abogó por un análisis que tenga en cuenta «los matices» y huir de «visiones un tanto apocalípticas» sobre los movimientos poblacionales. Citó como ejemplo la compra de viviendas o tierras por parte de extranjeros y la idea que «pulula» de emular a Baleares poniendo algún tipo de restricción. En este sentido recalcó que un 20% de los residentes canarios tiene al menos una segunda residencia.

Compartir el artículo

stats