Canarias vive un temporal de viento, con frío, calima y precipitaciones en forma de nieve en las cumbres de Tenerife y La Palma. El servicio de emergencias 1-1-2 de Canarias ha coordinado durante la noche alrededor de 50 incidentes relacionados con el viento, la mayoría en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria. El viento también ha afectado a distintos puntos de Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura y, según ha informado el 1-1-2, las incidencias han aumentado en lo que va de mañana.

Las incidencias están relacionadas con obstáculos en la vía, desprendimientos, caídas de ramas de árboles y cornisas, y cables de tendido eléctrico. La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias decretó la alerta por viento en toda la Comunidad Autónoma a partir de las 06.00 horas del martes 27, con vientos de velocidades medias de entre 30 y 60 kilómetros por hora y rachas huracanadas de 120 kilómetros por hora. Estos vientos vienen acompañados de una intensa calima, de mala mar, así como frío y nieve en las cumbres de Tenerife y La Palma.