La Comisión Europea ha aprobado los programas Feder (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) y FSE+ (Fondo Social Europeo Plus) para Canarias, que contarán con una dotación conjunta de 1.544 millones de euros que el Gobierno autónomo gestionará directamente hasta el año 2027, a lo que se suman 1.242 millones que el Estado invertirá en las Islas, con cargo a los programas plurirregionales de ambos instrumentos.

Los recursos del Feder y del FSE+ en el periodo 2021 a 2027 suponen un incremento de 266 millones de euros con respecto al anterior período (2014-2020), un 20,8% más. El vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, apuntó ayer a través de un comunicado que se trata de medidas «especialmente favorables», tanto por el volumen de fondos conseguido y por mantener la cofinanciación del 85% del gasto a cargo de los fondos europeos, como por ampliar la dotación especifica RUP también al FSE+.

En total, será una inversión de 3.277 millones de euros hasta el año 2027 si se suma la contribución de las administraciones autonómica y estatal (el 15%) a los 2.786 millones. Las decisiones de la Comisión estipulan una financiación europea de 1.097 millones para el Feder y de 446,5 millones de euros para el FSE+. En el anterior período estas cantidades ascendieron a 997,6 millones y 279,6 millones de euros, respectivamente.

La principal diferencia estriba en las aportaciones del FSE+, que incluyen por primera vez una asignación por la condición de Región Ultraperiférica (RUP) de Canarias, que asciende a 165 millones de euros. Por lo que respecta al Feder, las prioridades políticas establecidas por la Unión Europea son transición digital inteligente y conectividad digital; transición verde y movilidad urbana; movilidad y transformación social.

En cuanto al Fondo Social Europeo Plus, se trata de un fondo que invierte en derechos sociales y cohesión económica, social y territorial, haciendo especial hincapié en el empleo y la formación.