Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

IMPUESTOS | La recaudación de la Comunidad Autónoma rompe todos los registros

Hacienda recauda en solo diez meses 81 millones de euros más que en todo 2019

Los ingresos por el IGIC hasta octubre superan en casi 600 millones de euros el montante del mismo período del año pasado por la extraordinaria subida de los precios

Román Rodríguez, en un instante de la presentación del proyecto de ley de presupuestos generales de la Comunidad Autónoma para 2023. Andrés Cruz

La hacienda pública canaria recaudó en los diez primeros meses de 2022 por los tributos del Régimen Económico y Fiscal (REF) un total de 1.827,3 millones de euros. ¿Mucho o poco? Muchísimo. Para hacerse una idea de hasta qué punto se trata de una cifra extraordinaria basta con apuntar que supera los ingresos de 2019. De todo 2019. Han sido suficientes diez meses de inflación galopante para que la recaudación de la Agencia Tributaria Canaria por los impuestos del REF rebase el montante ingresado en los doce meses del último año de bonanza económica. Del 1 de enero al 31 de diciembre de 2019, cuando nadie podía imaginarse la doble crisis que se venía encima por culpa de la covid y de la inmediata subida generalizada de los precios, la Comunidad Autónoma recaudó 1.745,8 millones. Son 81,5 millones de euros menos de lo ingresado entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año.

La Consejería de Hacienda, que dirige el vicepresidente Román Rodríguez, acaba de publicar el Informe de recaudación de ingresos tributarios de la Comunidad Autónoma correspondiente a octubre. Un mes más, los datos del fisco regional evidencian el efecto que la inflación produce sobre las arcas públicas. Con los precios disparatados y sin rebaja del tipo general del IGIC –el gran impuesto al consumo en el Archipiélago y la principal fuente de ingresos de la Administración autonómica–, la recaudación viene marcando un nuevo récord mes tras mes. No en vano, no es lo mismo pagar un 7% de IGIC –el tipo general vigente desde enero de 2020– por un producto o servicio que antes costaba cien euros que por el mismo producto o servicio ahora cuando la inflación ha disparado su precio hasta los 110, 115 o 120 euros. El ciudadano, la familia o la empresa abona una mayor cantidad por el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) y, por ende, la hacienda isleña cobra más dinero. Es esta –la inflación– la razón de que la Agencia Tributaria Canaria haya recaudado más en diez meses de 2022 que en los doce meses de 2019. Porque Hacienda atribuye la histórica subida de los ingresos vía IGIC –el gran tributo de los tres que conforman el REF– también al regreso en masa de los turistas, al ahorro de los meses de confinamiento y de paralización de la actividad y, más en general, a la recuperación económica tras la pandemia, pero lo cierto es que ninguno de estos factores explica el notable incremento respecto de las cifras de 2019. En 2019 había más turistas que este año y la crisis de la covid no estalló en España hasta mediados de marzo de 2020. De modo que lo que en verdad está detrás de esta anomalía, lo que en verdad explica que se haya recaudado más en diez meses de 2022 que en todo el último ejercicio precrisis, es la inflación. La inflación y, de forma indirecta, claro, la negativa del Gobierno de Canarias a bajar el tipo general del IGIC.

1.827

Enero-octubre de 2022

La Agencia Tributaria Canaria recaudó en los diez primeros meses de 2022 por los tributos del Régimen Económico y Fiscal (REF) un montante de 1.827,3 millones de euros.

1.746

2019

La hacienda pública regional ingresó por los impuestos del fuero autonómico a lo largo de todo 2019 un total de 1.745,8 millones, 81,5 menos que en diez meses de 2022.

+5%

2022-2019

El particular fisco de la Comunidad Autónoma recaudó así entre enero y octubre un 5% más de lo ingresado durante los doce meses del último ejercicio precrisis.

Esos 1.827,3 millones recaudados por el Bloque de Financiación Canario o bloque del REF hasta el 31 de octubre son 605,3 millones de euros más –la friolera de un 49,5% más– que en el mismo período del año pasado; 610,5 millones más que en los mismos diez meses de 2020, un 50,2% más; y hasta 357,6 millones más que de enero a octubre de 2019, un 24,3% más. De hecho, cabe insistir, son 81,5 millones de euros más, un 5% más, de lo ingresado a lo largo de todo aquel último ejercicio precrisis.

La mayor parte de esos más de 1.827 millones recaudados vía REF en lo que va de año corresponde al IGIC. Hasta 1.626,5 millones de euros dejó el gemelo del IVA peninsular en las arcas públicas de la Comunidad Autónoma. En su caso son 571,9 millones de euros más que en los diez primeros meses de 2021, un 54,2% de incremento; 541,4 millones más que en igual período de 2020, una subida de un 49,9%; y 282,2 millones más que entre enero y octubre de 2019, un 21% más.

A los 1.626,5 millones de euros del IGIC se suman otros 200,8 millones ingresados por el AIEM, el Impuesto de Matriculación y los recargos, sanciones e intereses.

En cuanto a los tributos propios y cedidos por el Estado, la tendencia es la misma. La recaudación por estos impuestos –Sucesiones y Donaciones, Transmisiones Intervivos, Actos Jurídicos Documentados, Combustibles...– asciende a 31 de octubre a 817,2 millones de euros. Es un 25,6% más que a estas mismas alturas de 2021, un 48,6% más que en igual período de 2020 y un 12,1% más que en enero-octubre de 2019.

El Ejecutivo se queda corto

Los técnicos de la Consejería de Hacienda calcularon durante la elaboración de los presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2022 que la recaudación por los tributos del REF ascendería al cabo del año a 1.781,2 millones de euros. Pero se quedaron cortos. Muy cortos. Tanto que cuando aún faltan por contabilizar los ingresos de noviembre y diciembre, la recaudación por los impuestos del fuero regional -con el IGIC a la cabeza- ya supera con creces esa cuantía prevista para todo el ejercicio. Los 1.827,3 millones que la Agencia Tributaria Canaria cobró por los tributos del Régimen Económico y Fiscal en los diez primeros meses de este año ya son 46,1 millones más de lo que el equipo de la consejería calculó que se ingresaría a lo largo de todo el ejercicio. Y tres cuartos de lo mismo ocurre con el IGIC. En los presupuestos iniciales para 2022 se anotó una partida de 1.559 millones en ingresos por el Impuesto General Indirecto Canario. Sin embargo, han bastado los diez primeros meses del año para que la recaudación por el gran tributo al consumo supere esa cifra en 67,5 millones. |

Compartir el artículo

stats