Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coste de los billetes aéreos sube en un año un 18% para los residentes

El Estado se compromete a estudiar algún mecanismo de control de precios tras analizar con Canarias el comportamiento de todos los trayectos con la Península

Llegada de turistas internacionales. ANDRÉS CRUZ

El coste medio del billete de avión en los trayectos desde Canarias a la Península se incrementó de media en lo que va de año un 18 % para los residentes, y un 19 % para los no residentes, según comunicó ayer el Ministerio de Transportes al Gobierno regional tras analizar los datos del Observatorio de Precios que depende de ese departamento. La conexión que más se ha encarecido es la que enlaza los aeropuertos de Tenerife con Barcelona, aunque también lo hacen la mayoría de los trayectos y en especial el de Gran Canaria con Madrid y con la capital catalana. Sin embargo, el precio se ha reducido en los enlaces entre Lanzarote y Madrid.

Estos datos fueron aportados este miércoles por la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, al consejero de Transportes del Ejecutivo regional, Sebastián Franquis, y sirvieron para enmarcar las negociaciones entre ambas partes para establecer algún tipo de mecanismo de control de precios en los enlaces aéreos con la Península y poner coto sobre todo a los picos de incremento, de hasta cinco veces su valor respecto a otros periodos, que se producen en las navidades y durante el verano.

Franquis planteó a la secretaria de Estado algunas de las conclusiones que se acordaron entre los cuatro territorios no peninsulares, Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, en la cumbre celebrada en febrero de 2020, en especial el estudio de medidas que eviten las subidas desproporcionadas en determinados épocas del año. Ambas partes han acordado crear en un grupo de trabajo cuya primera tarea será analizar trayecto por trayecto la evolución del precio y evaluar las posibles medidas a adoptar. Ese trabajo se pretende poner en marcha de manera inmediata para ofrecer lo antes posible también una propuesta de control de precios.

Las conexiones Tenerife-Barcelona y Gran Canaria-Madrid las que más se han encarecido

decoration

Una de las opciones que se barajan, que el Gobierno de Canarias ya ha trasladado al Ministerio y que los senadores socialistas de las Islas pretenden plantear como moción en la Cámara Alta, es el establecimiento de una Obligación de Servicio Público (OSP) en alguno de los trayectos más afectados por esa subida del precio del billete. Afectaría en principio a una sola conexión con la Península a modo de prueba para ver si su funcionamiento afecta o no al número de vuelos y de horarios en ese trayecto y por tanto a la conectividad, con la posibilidad de ampliarla a otras rutas.

“En el análisis vamos a concretar qué posibles medidas que se están estudiando en el ámbito jurídico, para ver si en alguna cabe la posibilidad de establecer una OSP que es lo que está estudiando el Gobierno. Esa es una de las fórmulas posibles”, aseguró Franquis recordando que las OSP tiene sin embargo el hándicap de la oposición de Bruselas a esta fórmula en rutas donde hay competencia entre compañías. “Al gobierno también le preocupa el incremento de precios porque en el caso de los residentes él paga el 75 del coste. Está muy interesado en buscar medidas para controlar los precios, pero que no lleve aparejado que se produzca una reducción de las plazas que se ponen en oferta ni reduzca la conectividad”, enfatizó. Destaca en este sentido que “cualquier medida no estudiada podría producir ese efecto indeseable de reducir la oferta y el número de plazas o de horarios y que haya bajas de las compañías que operan en las rutas afectadas”.

El ministerio busca que la medida que se establezca como solución no reduzca plazas o conexiones

decoration

Para poner en marcha todo este plan, el Gobierno de Canarias va a convocar también a las compañías aéreas que operan entre Canarias y los distintos destinos de la Península para que se involucren en las posibles soluciones. “Espero que en las próximas semanas tengamos conclusiones de ese grupo de trabajo y podamos estudiar ya las medidas a adoptar”, aseguró Franquis, quien insistió en que “tiene que una respuesta equilibrada para la limitación de los precios en su crecimiento sin afectar a la conectividad”. “Hay que garantizar el mantenimiento del mayor número de empresas y de la competencia entre ellas porque eso también ayuda a que los precios no se disparen”, afirmó.

Compartir el artículo

stats