Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empleo público |Convocatorias de estabilización

Los interinos ven la luz al final del túnel tras 20 años de incertidumbres

Empleados públicos con décadas de trayectoria laboral en la Administración regional se muestran esperanzados con poder estabilizar sus puestos de trabajo

Imagen de una jornada de movilizaciones del comité de huelga de los interinos de la Administración General. | | J.C. CASTRO R. Acosta

Departamentos esenciales de la Comunidad Autónoma como Empleo, Servicios Sociales o Medio Ambiente han estado durante más de 20 años plagados de trabajadores sin plaza fija, al albur de gobiernos que fueron pasando sin que acometieran la regularización de miles de puestos de trabajo que desarrollan labores esenciales para los ciudadanos, pero también para salvaguardar asuntos vertebrales para las Islas. Muchos de ellos ven ahora luz al final del túnel con los procesos de estabilización que se abren en los dos próximos años que, a priori, benefician a más de 20.000 empleados públicos de la Administración autonómica, con la inclusión de sanitarios y docentes.

Han sido años de incertidumbre y desasosiego por la falta de estabilidad laboral, que han condicionado incluso la vida personal y familiar de empleados que entraron a trabajar para la Administración con veintimuchos o treintapocos años y van a estabilizar su plaza con más de 50 años.

Los trabajadores han visto condicionada su vida personal y familiar por la inestabilidad

decoration

En el caso de la Administración General de la Comunidad Autónoma son 3.500 empleados públicos de los centros directivos y servicios generales de la Administración regional los que entran en este proceso, la mayoría de ellos de larga duración. Es el caso de Manuel Plasencia, que lleva 25 años desarrollando su labor en Medio Ambiente, ahora Consejería de Transición Ecológica. Como casi todos los afectados por el abuso de temporalidad entró por un concurso oposición para cubrir necesidades temporales de personal que, con el tiempo, se convirtieron en estructurales. «Esta situación laboral siempre ha sido una espada de Damocles, hace 25 años no tenía una familia formada y ahora soy padre y la vida va cambiando a todos los niveles, por eso ahora espero que se alcance la tranquilidad que no tenemos desde hace tantos años», explica Plasencia.

Auri Domínguez. | | LP/DLP

Auri Domínguez


14 años en la Administración


«Hay garantías para consolidar la plaza por la experiencia profesional que acumulamos» 


Auri Domínguez entró en 2008 a trabajar en el Servicio Canario de Empleo (SCE) «y soy de las más nuevas porque hay bastantes con 18 y 20 años de trabajo, de hecho todavía se está tirando de la lista de empleo de 2005 para llamar a personal, pero ahora como funcionarios interinos con la nueva legislación». En su opinión, el proceso tiene suficientes garantías para poder estabilizar la plaza como es su caso, ya que será por concurso de méritos y después de 14 años tiene suficiente experiencia en el puesto que desempeña.

Son miles de empleados que han acumulado experiencia y destrezas profesionales que la Administración no se puede permitir el lujo de tirar por la borda. Una parte de porqué se ha llegado a esta situación límite es la crisis económica de 2008, cuando se interrumpieron las oposiciones en todas las administraciones y se paralizaron las tasas de reposición. Pero no es la única explicación ya que los gobiernos no han hecho sus deberes a la hora de estabilizar a sus plantillas, promocionarles internamente ni incentivar sus carreras profesionales. «Te construyes una identidad profesional después de tanto años acreditada con tu trabajo, los que entramos en la Administración buscamos una estabilidad laboral donde desarrollar nuestras capacidades pero esta situación de interinidad condiciona todos esos factores», relata Miguel Quintero, que lleva 22 años de personal laboral temporal en Justicia.

Quintero entró también por concurso oposición en una convocatoria ad hoc ante la premura de la Administración por la que accedieron diez personas, entre ellas Quintero, que llevan desde hace dos décadas sin consolidar sus puestos de trabajo. «Yo cuando entré no quería tener hijos por la inestabilidad laboral y ahora soy padre de un mayor de edad», añade. Durante todos estos años «estamos condicionados para bien y para mal, te construyes una identidad profesional, si eres bueno en tu trabajo te lo reconocen y adquieres una reputación pese a que sigues sin tener garantizada la estabilidad después de tanto tiempo, no es solo que te puedan quitar el sueldo a final de mes sino otras muchas cosas cuando se está pendiente de si te consolidan o no tu puesto de trabajo, la gente se va quemando y de esa forma es menos productiva». Para Quintero ahora se abre una «oportunidad» de que miles de empleados públicos en abuso de temporalidad puedan estabilizar sus empleos sin pasar por una oposición al uso.

Miguel Quintero. | | LP/DLP

Miguel Quintero


22 años en la Administración


«La inestabilidad condiciona para bien y para mal, la gente acaba quemada en su puesto de trabajo»


«La inestabilidad te condiciona para bien y para mal, la Administración no ha sabido calcular su previsión de recursos humanos», señala Miguel Quintero. Después de tantos años una parte importante de la plantilla «está envejecida» y, sin embargo, se convocan pocos procesos selectivos ordinarios para que entren jóvenes a trabajar en la Administración. En su opinión acumular tanto años sin estabilizar el empleo «quema a la gente» y esta circunstancia provoca que el personal sea menos productivo en su puesto de trabajo.

Auri Domínguez trabaja en el Servicio Canario de Empleo (SCE) desde hace 14 años, siendo una de las últimas en entrar bajo la modalidad de personal laboral indefinido por sentencia. Buena parte de la plantilla que desarrolla su labor en este servicio se encuentra en una situación laboral temporal o indefinida pero sin fijeza, de hecho hay oficinas del SCE que no cuentan con ningún funcionario de carrera, todos son o personal laboral temporal o funcionarios interinos. Para Auri Domínguez el proceso diseñado para estabilizar los puestos de trabajo es «asequible» porque «no tendremos que opositar con un examen, era nuestra mayor preocupación ya que después de tantos años volver de nuevo a estudiar supone entrar en una competencia con el riesgo que eso supone». Domínguez es administrativa en una oficina del SCE en la capital grancanaria y la mayoría de los empleados entraron entre el 2005 y el 2008 con puestos temporales, que después demandaron ante la Justicia y se convirtieron en indefinidos pero no fijos porque pocos se quedaron fijos en ese momento, añade.

Hay departamentos de la Administración donde la totalidad de la plantilla es personal temporal

decoration

En una situación similar se encuentra Manuel Collado, con 17 años y medio de trayectoria laboral también en el Servicio Canario de Empleo (SCE), pero en Telde. «La mayoría entramos en el régimen de laborales porque demandamos a la Administración y la Justicia nos dio la razón al no ser nuestra situación laboral correcta», señala Collado, que también entró por una oposición para cubrir puestos porque no había personal: «lo que no es normal es que haya oficinas donde no hay funcionarios de carrera, no es racional que una Administración tenga tanto personal inestable».

Collado es técnico superior y también ha vivido estos años con la «espada de Damocles» y la incertidumbre de que «cuantos más años pasan menos capacidad tenemos para reciclarnos y buscar un nuevo empleo, eso es un riesgo y lo vives con cierta inquietud». De todas formas este empleado dudaba que la Administración fuera a tomar decisiones «drásticas» con tantos miles de trabajadores porque ni hay una relación de puestos de trabajo (RPT) regulada ni han habido convocatorias ordinarias. «No creo que fueran a dejar las oficinas de empleo vacías», añade.

Manuel Collado. La Provincia

Manuel Collado


17 años en la Administración


«Con oposiciones libres nos hubiésemos quedado en la calle»


Manuel Collado no ve normal que haya oficinas del Servicio Canario de Empleo que no tengan ni un solo funcionario de carrera, lo que quiere decir que un servicio esencial para la población no cuenta con trabajadores con su puesto fijo o estable. «Con una oposición libre nos quedamos en la calle, por eso la solución era buscar un proceso extraordinario para solucionar el problema», añade en relación con los procesos de estabilización que se desarrollarán en los dos próximos años para estabilizar a miles de empleados.

Caso distinto es el de Yaiza Macario que, pese a llevar 16 años trabajando en la Consejería de Educación, no se va a beneficiar del proceso de estabilización porque hace un año pasó de trabajar de media jornada a jornada completa por una mejora de empleo. Comenzó en su momento como personal de comedor y posteriormente pudo acceder a auxiliar administrativo en la Administración educativa y después de 15 años de trabajo un cambio en las condiciones de trabajo le impide beneficiarse del proceso de estabilización abierto con la ley estatal 20/2021. Esta laguna legal ha sido recurrida ante los tribunales por los sindicatos ya que existen otros colectivos dentro de los empleados públicos que tienen problemas para poder acogerse a esta regularización. «Voy a quedarme en un limbo legal porque mi plaza no está en la RPT con los códigos que se publicaron en el BOC, por lo que yo y otros seguiremos en fraude de ley hasta que se arregle nuestra situación», lamenta Yaiza Macario que, no obstante, ve positivo que la mayoría de los interinos y temporales por fin alcancen la estabilidad. Trabajadores como ella están a la expectativa para saber qué decisiones se van a tomar sobre su situación laboral.

Manuel Collado no ve normal que haya oficinas del Servicio Canario de Empleo que no tengan ni un solo funcionario de carrera, lo que quiere decir que un servicio esencial para la población no cuenta con trabajadores con su puesto fijo o estable. «Con una oposición libre nos quedamos en la calle, por eso la solución era buscar un proceso extraordinario para solucionar el problema», añade en relación con los procesos de estabilización que se desarrollarán en los dos próximos años para estabilizar a miles de empleados.

Compartir el artículo

stats