Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Es mentira que Román Rodríguez quiera meter mano en el 112»

Julio Pérez niega «pleitos» entre familias políticas del pacto y apuesta por partir en dos la empresa que gestiona las emergencias

Julio Pérez, portavoz del Gobierno de Canarias. Gobierno de Canarias

La empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC), que gestiona el Servicio de Urgencias Canario (SUC) y el Centro Coordinador del 112, tiene problemas. Así lo reconoció el consejero de Justicia, Seguridad y Administraciones Públicas, Julio Pérez, durante su intervención en el pleno del Parlamento de Canarias, donde respondió al diputado del grupo nacionalista, Juan Manuel García Ramos, quien atribuyó las dificultades de la institución a los «pleitos» entre «las familias» afines al PSOE y a NC. Una rivalidad en la que el exgerente de GSC, Elías Castro, representa a Presidencia y José Julián Istúriz a Vicepresidencia, según detalló el diputado de CC, quien instó al consejero a impedir que «politicen la empresa pública».

A Pérez le hubiera gustado queCastro siguiera al frente de la entidad porque, a su juicio, llevó a cabo una buena gestión. Además, señaló que los problemas laborales desatados en el seno de GSC están «en vías de solución», después de que se desconvocara la huelga de los empleados. Además, defendió que las luchas familiares no tienen nada que ver con la situación que atraviesa GSC, puesto que en todos los consejos de administración de las empresas públicas hay un representante de la Consejería de Hacienda. El consejero de Administraciones Públicas fue tajante al negar que el vicepresidente del Ejecutivo regional, Román Rodríguez, quiera «meter la mano en esa empresa».

El exgerente de GSC, según detalló Pérez, exigía «una dirección más intensa» y al modificarse la estructura de la entidad «no le gustaron las nuevas instrucciones». Pérez explicó a la Cámara que la empresa asume ahora diferentes funciones como la gestión de las emergencias, el transporte de ambulancias o la recaudación, por lo que, a su juicio, «debería» haber dos empresas distintas para estas tareas. García Ramos hizo hincapié en que las denuncias de Castro son las mismas del comité de empresa y de su propio grupo, vinculadas a problemas laborales, de actualización tecnológica y también financieros.

Compartir el artículo

stats