Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Génova vuelca en las islas occidentales el eje del poder del PP de Canarias

Sectores del partido en Gran Canaria alertan de la pérdida de influencia interna v Solo dos de los ocho miembros canarios en la cúpula del PP son de Las Palmas

El diputado Poli Suárez y miembro del Comité Ejecutivo Nacional habla con su compañero Carlos Ester. | | EFE/ R. DE LA ROCHA

Sorpresa y cierto malestar ha provocado en sectores del PP de las islas orientales, especialmente en Gran Canaria, la desproporcionada entrada de dirigentes y cargos públicos del partido procedentes de la provincia occidental en la dirección nacional de la calle Génova como integrantes del Comité Ejecutivo, cuya ampliación se llevó a cabo el pasado lunes siguiendo las directrices del presidente nacional, Alberto Núñez Feijóo.

La nueva remesa de secretarios de área con la que Feijóo trata de reforzar la estructura interna y el trabajo previo a la elaboración de los programas electorales para los procesos electorales del próximo año, ha supuesto la entrada de cuatro canarios más en el órgano ejecutivo del PP, tres de ellos procedentes de las islas occidentales, y solo uno de las orientales.

Los tres cargos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife que entran en la cúpula popular, aunque en un tercer nivel orgánico bajo el paraguas de las respectivas vicesecretarías generales y de las secretarías ejecutivas, son el senador autonómico Asier Antona (La Palma), la diputada nacional Ana Zurita (Tenerife) y Mariano Hernández Zapata, presidente del PP de La Palma y del cabildo insular de esa isla. El único representante de la provincia oriental que toma posiciones en Génova en un momento político clave es el senador por Gran Canaria Sergio Ramos.

Feijóo necesita incrementar sus apoyos en las islas orientales para llegar a la Moncloa

decoration

La sensación en sectores del PP grancanario es que con estos nombramientos se desplaza aún más el peso territorial del partido hacia las islas occidentales, tanto en el ámbito interno del PP de Canarias, como de la representación regional en la dirección de la calle Génova. Recuerdan en este sentido que la desproporción consignada en esos nombramientos se suma a la que ya se producía dentro del Comité Ejecutivo Nacional, donde ya tienen representación otros tres dirigentes de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, por uno solo de la de Las Palmas. Cabe señalar en este sentido que de dicho órgano forman parte como vocales el tinerfeño Emilio Navarro y el grancanario Poli Suárez, integrados tras el congreso extraordinario de abril en el que Feijóo se hizo con las riendas del partido.

Pero a estos dos nombres hay que sumar otros dos que también proceden de la provincia occidental, el propio presidente regional del PP, Manuel Domínguez, miembro nato del Comité Ejecutivo nacional como máximo dirigente del partido en las Islas, y el palmero Gabriel Mato, que ocupa desde el pasado mes de mayo la secretaria de Política Internacional encuadrado en la vicesecretaría de Política Institucional que dirige el también eurodiputado, como el propio Mato, Esteban González Pons. De esta forma, de los ocho canarios que forman parte del mencionado órgano ejecutivo, seis proceden de la provincia de Santa Cruz de Tenerife y solo dos de la de Las Palmas.

Desde la dirección regional se niega que la desproporción territorial pueda ser interpretada en clave interna; se asegura, por contra, que se trata de «la mayor representación canaria en los órganos nacionales de nuestra historia como partido».

El propio nuevo presidente insular del PP grancanario, Miguel Jorge Blanco, señala que «lo que cuenta es el peso de Canarias en la dirección nacional y en ese aspecto hemos avanzado», y asegura que «ni he hecho la reflexión sobre la procedencia territorial de quienes entrar en la dirección nacional, ni nadie me ha hecho llegar ningún malestar en ese sentido». Aclara, en todo caso, que tres de los cuatro nuevos nombramientos son cargos públicos en el Congreso y en el Senado (Zurita, Antona y Ramos), por lo que tienen más facilidad de trabajar en coordinación con la dirección de Génova.

Llama la atención, no obstante, que de los siete canarios en la estructura interna, tres sean de esa isla.

Recuperar la hegemonía

Sin embargo, distintos dirigentes del PP grancanario consideran que esta desproporción en la presencia en Madrid entre dirigentes de una y otra provincia canaria «demuestra que el partido en Gran Canaria queda muy señalado y que algo debe estar haciéndose mal» porque, aseguran, «cada vez es más patente el desplazamiento del eje de poder y presencia publica del partido, en Canarias y ante Madrid, desde Gran Canaria a Tenerife pese a que el peso electoral sigue siendo mucho mayor en la provincia oriental». Una de las cuestiones que estos sectores ponen como ejemplo de la «falta de pulso político» en el PP grancanario es la falta de «candidatos claros y conocidos» tanto al cabildo insular como al ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Nunca hasta ahora había habido tantos isleños en el órgano ejecutivo nacional de los populares

decoration

Otras fuentes añaden que el propio Feijóo quiere tratar de dar un impulso al partido, en todo el Archipiélago pero especialmente en Gran Canaria, durante su participación el próximo día 16 en la Convención Regional en la capital grancanaria y con la participación de otros líderes nacionales, a lo largo de varias semanas, en el resto de las islas.

El presidente nacional está tratando de «ponerle las pilas» al partido en las Islas no solo con vista entrar en todos los gobiernos importantes de las islas, sino de lograr los apoyos necesarios para llegar él mismo a la Moncloa. «Sin al menos tres diputados en Las Palmas (en la actualidad tiene dos por cada provincia), no será presidente del Gobierno de España», afirman fuentes del partido en Gran Canaria recordando que la crisis del partido en las Islas tiene su base y explicación en la pérdida de apoyo electoral en toda la provincia oriental.

Compartir el artículo

stats