Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quevedo, sordo a las protestas de CC, solo cederá el escaño a partir del 1 de julio

Coalición cierra la disputa y espera que sus ‘socios’ sí cumplan ahora con el compromiso

Pedro Quevedo y María Fernández en el cierre de la campaña electoral de 2019.

El diputado nacional de NC, Pedro Quevedo, se mantendrá en su escaño en el Congreso hasta el 30 de junio y no cederá por tanto el puesto a la número dos de la lista nacionalista por Las Palmas en las últimas elecciones generales, María Fernández, de CC, hasta el final del actual periodo de sesiones en la Cámara baja. Los dos partidos nacionalistas mantuvieron en su reunión de este martes sus posturas divergentes sobre el plazo para el traspaso del escaño en base al acuerdo electoral para repartirse el tiempo de estancia en el Congreso (los primeros 30 meses Quevedo, y los restantes 18 meses Fernández), y constataron que hacen una interpretación distinta sobre el momento en que debía empezar a correr el calendario para la permanencia del diputado de NC en el escaño compartido.

Ante la negativa de NC a asumir las tesis de sus socios electorales, dicho traspaso no se producirá por tanto, ante las protestas de CC, hasta que Quevedo formalice su escrito de renuncia ante el registro del Congreso, lo que hará el mismo día 30 de junio. Fernández será declarada diputada electa el mismo 1 de julio, pero no adquirirá la condición plena de parlamentaria hasta que no tome posesión y acate la Constitución en el primer pleno después de recibir el acta, algo que podría producirse durante los meses de julio o agosto si en estos meses se convoca algún pleno extraordinario, pero también en caso contrario retrasarse hasta el próximo periodo de sesiones, ya en septiembre.

Los representantes de ambas formaciones acudieron a la reunión no solo con posicionamientos distintos sobre el plazo para el traspaso del escaño, sino sobre la misma naturaleza del encuentro. Los tres dirigentes de CC que participaron en la cita nacionalista, José Miguel Barragán, portavoz en el Parlamento de Canarias; Pablo Rodríguez, secretario insular en Gran Canaria; y David Toledo, secretario de Organización, buscaban una negociación sobre la fecha del relevo y hacer valer en todo caso la que ellos creen que es aplicable en base al acuerdo electoral previo, el 3 de junio, pero sus interlocutores de NC, Pedro Quevedo y Carmelo Ramírez, responsable de Organización, sólo asumían el encuentro como una “reunión de cortesía ante la convocatoria que CC había solicitado” y para comunicar la decisión previa de la Ejecutiva de la formación ‘canarista’ de considerar que el plazo de 30 meses que les correspondía estar en el Congreso se cumple el 7 de julio.

CC exigió una interpretación al pie de la letra de lo que literalmente establece el acuerdo electoral, que el tiempo para la estancia de Quevedo en el escaño comenzó con el inicio de la legislatura, entendiendo como tal la fecha de la constitución de las Cortes, que fue el 3 de diciembre de 2019. Los 30 meses se cumplen por tanto, en versión de CC, el 3 de junio, fecha a partir de la cual exigían la renuncia de Quevedo para que María Fernández pudiera ejercer ya como nueva diputada de CC, junto a su compañera tinerfeña Ana Oramas, en los tres plenos que se celebrarán el próximo mes, con leyes importantes en agenda.

NC insistió, pero no con ánimo negociador sino a título de información, de que el tiempo real de su diputado debía empezar a contar desde la fecha de investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, que fue el 7 de enero de 2020, y que el traspaso debería producirse el 7 de julio próximo, aunque con ánimo de adelantarlo uno días, hasta el 30 de junio, para hacerlo coincidir con el fin del actual periodo de sesiones. Quevedo sostuvo en la reunión el argumento de que si no hubiera habido investidura y se hubiera dado una nueva situación de bloqueo político y repetición electoral, como ya había ocurrido en junio de 2019, la legislatura no hubiera empezado su andadura, añadiendo el hecho de que entre la constitución de las Cortes el 3 de diciembre de 2019, y la investidura del 7 de enero de 2020, no hubo actividad parlamentaria alguna y es tiempo muerto a efectos legislativos.

El diputado de NC reprochó a sus interlocutores de CC que hubieran llevado esta discrepancia sobre el plazo del traspaso del escaño a los medios de comunicación en lugar de haber solicitado de manera previa la reunión que finalmente se produjo este martes. “El problema es que estábamos discutiendo algo sobre la que ya había posicionamientos públicos por parte de CC”, sostuvo Quevedo antes de resaltar que “NC siempre cumple los acuerdos que firma y los estamos haciendo claramente en este caso”, insistiendo en que el “no podemos contar como periodo de legislatura efectiva el tiempo entre la constitución de las Cortes y la investidura, que es un periodo administrativo si ninguna actividad parlamentaria ni legislativa”.

No perpetuar diferencias

Por parte de CC se considera que la sustitución de Quevedo por Fernández se llevará a cabo “en contra de lo que recoge el acuerdo suscrito entre ambas formaciones políticas”, recordando que en dicho documento se recoge literalmente en el punto 5 que “la candidatura al Congreso por la Provincia de Las Palmas, en el caso de obtener un solo escaño, el tiempo se distribuirá en 30 meses de la Legislatura para el escaño de NC desde el inicio de esta y de 18 meses para el escaño de CC-PNC hasta final de la Legislatura”. CC sostiene “haber cumplido todos y cada uno de los puntos recogidos en el acuerdo de concurrencia de ambas fuerzas a las Elecciones Generales”, pero que pese al incumplimiento por parte de sus socios electorales, la formación “decidió poner por encima el traspaso del escaño a perpetuar las diferencias sobre la fecha en la que se producirá, manifestadas por Nueva Canarias en los últimos meses”.

De la misma forma, recuerda la formación que lidera Fernando Clavijo que “nunca cumplirá los 18 meses recogidos en el acuerdo entre ambas fuerzas políticas, aunque no se plantease un adelanto electoral, ya que, Fernández en caso de que se agote la legislatura estaría en total 16 meses”. Es el tiempo que resta hasta la convocatoria de las elecciones que según el artículo 68 de la Constitución deben realizarse 25 antes de la finalización del mandato, es decir, el 16 de octubre de 2023 para celebrar las elecciones el quincuagésimo cuarto día posterior a la convocatoria, o lo que es lo mismo, el 10 de diciembre del próximo año. De esta forma, CC insiste en que “no pondrá obstáculos en un acuerdo que ya está cerrado y que nosotros hemos cumplido punto por punto” y espera que por parte de Nueva Canarias “más allá de la fecha, ya fijada para el 30 de junio, también se cumpla en los mismos términos”.

Compartir el artículo

stats