Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«La negociación de la mediana se hará con armonía y diálogo»

La embajadora de Marruecos en Madrid asegura que «se tendrán en cuenta todos los intereses» para fijar la frontera con las Islas

Karima Benyaich (segunda por la derecha en la primera fila), en la reunión del Consejo Diplomático en Casa África. | | E.D.

"Marruecos es un país amigo de España y un socio estratégico, con el que quiere estrechar más los excelentes lazos", apuntó la embajadora marroquí en España, Karima Benyaich, a su llegada a Casa África, donde participó en el XII Consejo Diplomático de Casa África, que por primera vez se ha realizado fuera de Madrid, coincidiendo con el Día de África. Benyaich destacó que "es un honor" retomar las relaciones bilaterales, después de "la audiencia que Mohamed VI concedió al presidente Pedro Sánchez", en la que se selló un comunicado conjunto y se marcó una hoja de ruta "muy ambiciosa para afrontar los desafíos de este siglo y aprovechar las oportunidades que existen entre países vecinos".

Sobre la delimitación de la frontera marítima con Canarias, Benyaich apuntó que los trabajos se llevarán a cabo en un marco de diálogo, comprensión y cooperación. "La negociación se hará en armonía y teniendo en cuenta los intereses de las partes. No habrá problemas, pero si lo hay todo se hará en el marco de las Naciones Unidas, porque tenemos unas relaciones maduras", aseguró la embajadora, quien hizo hincapié en que Marruecos legisló sobre su frontera marítima de manera unilateral porque su proceso jurídico "estaba caducado y había que actualizarlo".

El control de los flujos migratorios es uno de los retos que se marcaron ambos países. Benyaich detalló que "el esfuerzo que hace Rabat, en el marco de la cooperación con España para el control de la inmigración, es extraordinario, porque el país tiene 3.500 kilómetros de costa" y añadió que Marruecos no es un país de tránsito, sino que es "un país de acogida". Así, señaló que es el único estado la región y del mundo árabe que cuenta con una política migratoria y asilo desde 2006, con la que ha regularizado a más de 50.000 personas.

La embajadora, quien fue llamada a consulta por Rabat horas después de la entrada masiva de migrantes por la frontera de Ceuta como respuesta a la decisión de España de prestar atención médica al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, regresó a Madrid después del viraje político del Sánchez sobre la positura sobre el Sáhara Occidental. Benyaich señaló que África se enfrenta a muchos desafíos, pero también presenta grandes oportunidades y riquezas, con una juventud cada vez más formada y con un extenso talento que está emergiendo. "África es el futuro y España está jugando un papel cada vez más importante en la cooperación con los países africanos", concluyó.

El embajador de Gabón y decano de los embajadores africanos en España, Patrick Arthur Moukala, señaló que los retos a los que se enfrenta África en la actualidad empiezan por paliar el problema de nutrición, que afecta a un alto porcentaje de la población, pero también trabajar para mejorar la seguridad. «La piratería marítima en el golfo de Guinea es un problema y también tenemos dificultades internas entre países y sería muy positivo contar con el apoyo de España para acompañar a los países africanos en la resolución de estos problemas», destacó el embajador de Gabón.

Compartir el artículo

stats