Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tope a la población, de nuevo en la mesa de debate del Gobierno canario

Partidos y expertos ven «ineludible» abordar la capacidad de carga de las Islas y tomar medidas avaladas por Bruselas | El Parlamento canario tendrá una comisión de estudio

Gente paseando en una avenida costera del Archipiélago. Juan Carlos Castro

Los límites al crecimiento de la población y la capacidad de carga de las Islas vuelven al debate público. Dos partidos del cuatripartito que conforma el Gobierno regional, NC y ASG, han sacado a la palestra la necesidad de «reflexionar» y poner sobre la mesa un problema que lleva más de dos décadas pendiente de definir, pese a los intentos que han existido de fijar límites a la presión demográfica en algunas islas o de contener la masificación del turismo. Expertos y dirigentes políticos creen que ahora sí es «ineludible» afrontar este debate y concretar medidas porque los objetivos de desarrollo sostenible y de lucha contra el cambio climático, que también se auspician desde la UE, se ven en riesgo si la población sigue aumentando al ritmo de los últimos 20 años y no se aborda un planeamiento territorial que racionalice el consumo de suelo para no construir infraestructuras más allá de las estrictamente necesarias.

PSOE y Podemos no han fijado aún una posición oficial pero en el Parlamento todos los grupos políticos han respaldado la creación de una comisión de estudio sobre el reto demográfico y el equilibrio poblacional en Canarias. También desde la presidencia de la Cámara, que ostenta el socialista Gustavo Matos, se ha defendido en el ámbito de los parlamentos regionales de la UE la necesidad de abordar no solo la problemática de la llamada España vaciada, sino también la sobrepoblación que se da en determinados territorios como Canarias porque el crecimiento poblacional imparable está teniendo un impacto negativo en la sostenibilidad y equilibrio entre población y territorio.

Principio de consenso en la Cámara aunque NC, CC y ASG apelan a reflexionar con rigor

Será complicado que el Parlamento inicie los debates de la comisión de estudio en esta legislatura aunque la petición oficial de la misma se registrara hace seis meses, en noviembre de 2021. Sin embargo, este principio de consenso entre los grupos políticos supone un avance frente a los debates surgidos a principios de siglo con el comité de expertos que impulsó el entonces presidente del Gobierno, Román Rodríguez, y que dio lugar a las Directrices de Ordenación General y del Turismo de Canarias. Posteriormente el que fuera jefe del Ejecutivo regional entre 2007 y 2015, Paulino Rivero, también sacó varias veces a colación la necesidad de poner límites a la entrada de población foránea a las Islas, lo que supuso una confrontación política que no llegó a ningún lado.

El portavoz de NC y de la formación en el Parlamento, Luis Campos, expresa que en el debate sobre los límites al incremento incesante de la población «debe prevalecer el criterio de la capacidad de carga», que es el que puede amparar la UE ya que la elevada densidad demográfica, la presión sobre el territorio y la demanda de más servicios van en contra de la sostenibilidad que pregona Bruselas. «La reflexión es inevitable pero debe ser un debate serio y con medidas que no sean ocurrencias porque estamos hablando de empleo, modelo productivo, servicios públicos y desarrollo sostenible», advierte Campos.

La confrontación política frustró los dos debates surgidos en los últimos 20 años

El dirigente nacionalista seguirá insistiendo en este asunto en la Cámara autonómica y espera que la comisión de estudio sirva para que los grupos políticos se pongan de acuerdo después de más de dos décadas en las que este problema aparece y desaparece como el Guadiana. El dirigente nacionalista advierte también que las leyes que se están proyectando de lucha contra el cambio climático, biodiversidad, economía circular y otras similares buscan precisamente poner freno al consumo insostenible de recursos. «En 20 años la población en Canarias ha aumentado en medio millón de personas y en una década podemos superar los 2,5 millones de habitantes, es un problema serio», sentencia Campos.

Juan Manuel García Ramos, veterano dirigente nacionalista y diputado por Coalición Canaria, cree que ahora sí hay consenso y se dan las condiciones para abordar este debate y regular medidas. García Ramos recuerda que ya en 2008 hubo un informe aprobado por el Parlamento Europeo en el que alertaba sobre el incremento de la población en las regiones ultraperiféricas (RUP) por su fragilidad y lejanía del continente. «Hemos llegado al tope y el crecimiento va a seguir, no podemos continuar construyendo carreteras y llenándolas de coches», advierte el dirigente nacionalista.

Fernando Ríos, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de La Laguna, estuvo en el Gobierno de Paulino Rivero y siempre ha defendido que hay mecanismos suficientes en el marco europeo para contener el crecimiento de la población en aquellas zonas con una alta densidad y que ya están colmatadas, caso de las islas capitalinas y las zonas turísticas. Ríos explica que hay territorios de la UE como Malta o la Bretaña francesa que tienen límites a la compra de segundas residencias por lo no residentes o topes a la visitas turísticas, entre otras medidas que son toleradas por la Comisión Europea.

Ríos cree que es hora de abordar esta problemática con «transparencia y rigor» porque no se puede presionar al territorio y tensar los servicios y los recursos de forma indefinida. Una de las claves es el planeamiento municipal y el desarrollismo que siguen ostentando algunos ayuntamientos con macroproyectos turísticos y nuevas urbanizaciones.

Desequilibrio poblacional en las islas ‘vaciadas’

En Canarias también hay un fuerte desequilibrio en el reparto de la población aunque no guarda un paralelismo exacto al debate surgido a nivel nacional sobre la España vaciada. El presidente del Cabildo gomero y portavoz en el Parlamento de ASG, Casimiro Curbelo, ha pedido de forma ostensible que se pongan límites al crecimiento demográfico y turístico porque mientras las islas capitalinas concentran una elevada densidad de población, las islas no capitalinas, sobre todo las occidentales, pierden población y, por lo tanto, servicios y capacidad de generar riqueza económica. «No hay sostenibilidad si no tenemos claro qué modelo de crecimiento queremos y hasta dónde queremos llegar. No hay preservación de valores naturales, ambientales y territoriales si no sabemos hasta dónde queremos crecer y hasta dónde queremos llegar desde el punto de vista demográfico y turístico», advierte Curbelo, que demanda medidas que favorezcan que la población no se vaya de las islas pequeñas para irse a las capitalinas. | R.A.D.

  • Reto demográfico

    Objetivo. Estrategia propia

    Uno de los objetivos de la comisión de estudio del Parlamento y de varios de los partidos que forman el Gobierno es que Canarias cuente con su propia Estrategia frente al Reto Demográfico, como ya tiene el Gobierno central, para hacer frente a dos realidades: la pérdida de población en La Palma, La Gomera y El Hierro y el aumento en el resto, al albur del crecimiento de la economía, sobre todo de la industria turística.

    Crecimiento. Medio millón más

    Desde el comienzo del siglo XXI la población ha crecido más de un 20%, lo que supone alrededor de 500.000 habitantes más, superando con creces la media nacional. En los próximos 15 años Canarias aumentará su población entre 22.000 y 28.000 personas/año, sobre todo por la migración exterior.

    Densidad. 584 por kilómetro

    Mientras que la densidad media de población en España es de 98 personas por kilómetro cuadrado, en Canarias esta cifra asciende a 292 personas por cada kilómetro según los cálculos del Istac. Tenerife cuenta con una densidad superior a 450 habitantes por kilómetros cuadrado, siendo de 584 en el caso de Gran Canaria.

Compartir el artículo

stats