Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cuscús que acerca culturas

Casa África organiza un rincón gastronómico con platos típicos de Marruecos, Senegal, Sierra Leona y Guinea Ecuatorial

El cuscús que acerca culturas Juan Castro

Pollo Yassa de Senegal, cuscús de Marruecos, pincho de carne de Sierra Leona o sancocho de Guinea Ecuatorial son algunas de las opciones que se pudieron degustar ayer en el Rincón Gastronómico Africano de Casa África. Una iniciativa que junta platos típicos del continente vecino con música y artesanía, y que da el pistoletazo de salida a un programa de actividades con el que la institución conmemorará hasta el 3 de junio el Día de África (25 de mayo).

«Es una oportunidad estupenda para que los africanos nos sintamos como en casa y para que los canarios viajen a nuestro hogar a través del paladar», afirmó durante el encuentro el presidente de la Federación de Asociaciones Africanas de Canarias (FAAC), Mame Cheikh Mbaye, quien aseguró que el objetivo de todas las actividades programadas es acabar con los prejuicios y compartir experiencias que junten a ambos pueblos.

Y lo cierto es que la actividad fue todo un éxito. El evento comenzaba a las 12.00 horas de la mañana y media hora más tarde, con los puestos a medio montar, ya había curiosos deseando probar los platos. «Está siendo una locura, no para de llegar gente», afirmó la cocinera marroquí Bouchra Elaouni, mientras servía un poco de cuscús en un táper para llevar. Según sus palabras, el plato preferido por los isleños. Tras 16 años en Canarias, Elaouni asegura sentirse completamente integrada en la sociedad y reconoce que su comida siempre triunfa porque «está hecha con mucho cariño». Este ingrediente funcionó a la perfección ayer en el rincón gastronómico porque los platos no pararon de salir.

Tampoco paró de trabajar en toda la jornada la cocinera senegalesa Nicole Tabares, a la que no le dio tiempo de vestirse antes de que se formaran las primeras colas en su puesto. Para ella lo más importante de la iniciativa es «compartir con los canarios para que las culturas se conozcan y no se juzguen». «Siempre escuchamos cosas negativas de Senegal y tenemos que enseñarles que somos mucho más que eso», explicó.

Encontrar un hueco en una mesa en el patio de Casa África era misión imposible, pero Fiorella Di fiori tuvo suerte y localizó un espacio para poder disfrutar con tranquilidad del arroz con pollo del puesto de Tabares. «El ámbito gastronómico es superamigable para que la gente se acerque a otras culturas», afirmó la joven, para quien la celebración de este tipo de eventos «ayuda a acabar con el desconocimiento y los prejuicios».

Compartir el artículo

stats