El senador autonómico, Fernando Clavijo (CC), registró ayer en la Cámara Alta las solicitudes de comparecencia de los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, de Interior, Fernando Grande-Marlaska y de Migraciones, José Luís Escrivá, para conocer el alcance de los acuerdos con Rabat sobre la crisis migratoria. El nacionalista pretende «arrojar luz sobre unas negociaciones en las que Canarias ha quedado al margen, pese a ser el territorio que más inmigración irregular recibe por vía marítima».

Clavijo reconoció «no entender que el Gobierno del Estado deje fuera a las Islas, así como, que el Gobierno de Canarias no haya levantado la voz para corregir un nuevo desplante». Además, exigió «la máxima transparencia sobre las negociaciones» bilaterales.

En un comunicado, el senador trasladó su preocupación por que los acuerdos entre Madrid y Rabat pivoten «única y exclusivamente en torno al giro sobre el derecho de autodeterminación del Sáhara» tras la comparecencia de Albares con su homólogo marroquí, Naser Burita, en la que «una vez más, mostró el apoyo del Gobierno de Pedro Sánchez a la propuesta de autonomía de Marruecos». El nacionalista advirtió de que en ningún caso se puede dar una salida a la soberanía del Sahara Occidental fuera del marco de la ONU y alertó de «los peligros de que el Gobierno de España pretenda cerrar la crisis migratoria a costa del pueblo saharaui».

Fernando Clavijo insistió en que el Estado «no puede silenciar a Canarias ni apartarla en un asunto de tanta sensibilidad». En su opinión, las Islas «se han ganado el derecho a participar de cualquier decisión y acuerdo que se tome para frenar un fenómeno que mantiene colapsada la red de acogida de menores no acompañados y ha convertido al Archipiélago en la fosa común del Sur de Europa y África».

Salvamento Marítimo rescató ayer a 128 personas, entre ellos 42 mujeres y 20 menores que viajaban a bordo de cuatro embarcaciones precarias. Tres barquillas se localizaron en aguas cercanas a Lanzarote y otra al sur de Gran Canaria. Durante la madrugada desembarcó en Gran Canaria a una expedición de 15 migrantes, uno de ellos fallecido.