Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Energía | Los hidrocarburos en las aguas hispano-marroquíes

El petróleo entra en la negociación de Madrid y Rabat sobre las aguas

La ONU recomienda a España y Marruecos incluir «cláusulas sobre recursos y yacimientos» en el acuerdo para el establecimiento de la frontera marítima

Pedro Sánchez junto a una bandera de Marruecos en su reciente visita institucional a Rabat. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, adelantó ayer que las prospecciones petrolíferas de Marruecos en la franja de mar que separa a Canarias del reino alauí es uno de los asuntos que se abordará en la negociación con Rabat para el establecimiento de la frontera marítima entre ambos Estados. Albares expuso que la inclusión de las prospecciones en el orden del día de la comisión bilateral para la delimitación de las aguas evidencia la importancia de este encuentro y del restablecimiento de un diálogo fluido con Marruecos. Madrid pondrá sobre la mesa la cuestión de los yacimientos de gas y petróleo «para garantizar que no hay ninguna colisión con los intereses de Canarias».

Países vecinos como Baréin y Arabia Saudí o Sri Lanka y la India ya han solventado conflictos por crudo

decoration

El titular de Exteriores explicó que en el Ministerio siguen al milímetro la evolución de las campañas de búsqueda de hidrocarburos autorizadas por Rabat en su lado de la mediana –la mediana es el criterio en virtud del cual España y Marruecos se reparten al 50% las aguas entre el Archipiélago y el reino alauí a falta de un acuerdo bilateral– para cerciorarse de que no se produce un eventual choque de intereses. Albares corroboró que las exploraciones próximas a las Islas se llevan a cabo en aguas bajo jurisdicción de Rabat, tal como viene insistiendo el Gobierno de Canarias. La multinacional de origen italiano ENI trabaja en una campaña frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura –es la que más preocupación despierta en la Comunidad Autónoma porque la distancia entre las islas orientales y el litoral marroquí apenas supera los cien kilómetros en su punto más próximo– y la británica Europa Oil & Gas investiga al noreste de La Graciosa. Esta última reiteró ayer que los yacimientos de Inezgane –a unos 350 kilómetros de la más pequeña de las ocho islas– tienen potencial para la extracción de «más de mil millones de barriles de petróleo».

«Estoy en contacto permanente para ver dónde se sitúan esas prospecciones y no es cierto que se encuentren más cerca de Canarias que de Marruecos, sino que quedarían del lado marroquí en virtud de la mediana», ahondó el ministro, que afirmó que el diálogo es constante no solo con Rabat, sino también con Roma. No en vano, ENI es el Ente Nazionale Idrocarburi, la Corporación Nacional de Hidrocarburos de la que el Estado italiano aún posee una participación superior al 30% y en la que se reserva el derecho de nombrar al presidente y al administrador. Por eso el ministro aprovechó su visita de ayer a Roma para abordar con su homólogo italiano, Luigi di Maio, la campaña de ENI frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote y el interés de otras compañías italianas por explorar en aguas frente al reino alauí y próximas al Archipiélago. Albares puntualizó que por la información recabada tanto de «nuestros socios italianos» como de «nuestros socios marroquíes» ha sabido que las prospecciones aún no han comenzado. Se está así en fase de exploración. Sobre la fecha prevista para el inicio de los sondeos, el representante del Gobierno aseveró no tener «ninguna constancia de que haya una fecha».

«Pero es importante que haya ese diálogo para estar seguro de que esas extracciones no tienen impacto medioambiental sobre las islas Canarias», precisó el responsable de la cartera de Exteriores sobre la principal preocupación en la Comunidad Autónoma, donde ya hubo gran revuelo por las prospecciones que Repsol ejecutó en 2015, entonces en aguas bajo jurisdicción española. No obstante, Albares insistió en que el asunto estará en el orden del día de la comisión bilateral con Rabat para la delimitación de las aguas y, en todo caso, se esforzó en transmitir tranquilidad: «Yo estaré ahí para defender los intereses de Canarias, cualesquiera que sean y frente a quien sea».

En garantía de los intereses de los Estados, la ONU recomienda ante negociaciones como la que encaran España y Marruecos incluir «cláusulas sobre recursos y yacimientos» en el acuerdo para la delimitación de las aguas. Una serie de disposiciones donde se aclare todo lo relacionado con la explotación de los hidrocarburos que existan o puedan existir en el subsuelo de la zona marítima compartida, algo que ya han hecho países vecinos como Baréin y Arabia Saudí o Sri Lanka y la India. Naciones Unidas aconseja que los tratados sobre las fronteras marítimas aborden la cuestión de los yacimientos tanto si hay seguridad de su existencia como si los países «pueden esperar descubrir recursos en un futuro».

Europa Oil & Gas ratifica que Inezgane tiene potencial para extraer mil millones de barriles de fuel

decoration

Así lo expone la ONU en su manual de delimitación de fronteras marítimas, una guía para «facilitar» las negociaciones. Naciones Unidas no impone criterio alguno a los países, sino que aconseja o recomienda. Hay muchos ejemplos de negociaciones exitosas entre Estados que comparten aguas e hidrocarburos. Pero no hay tantos ejemplos –si es que los hay– en que uno de los Estados renuncie a la posibilidad de explotar esa riqueza, como es el caso de España. Si el Gobierno se mantiene en esta postura, el camino hacia el acuerdo quedaría expedito, al menos en este punto. Rabat seguiría adelante con la exploración en sus aguas y las aspiraciones de Canarias quedarían colmadas con disposiciones «para prevenir las controversias en caso de contaminación transfronteriza» por accidentes o vertidos.

Compartir el artículo

stats