Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

el desafío ruso | Reacciones desde Canarias

La preocupación por la guerra crece en Canarias

Rusos y sobre todo ucranianos en Canarias lamentan el segundo día de la Guerra | La Plaza de La Feria acoge hoy una concentración y mañana habrá otra en Santa Cruz

La ofensiva rusa provoca ya una marea de 100.000 refugiados que han abandonado Ucrania

La ofensiva rusa provoca ya una marea de 100.000 refugiados que han abandonado Ucrania Agencia ATLAS | Foto: EFE

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La ofensiva rusa provoca ya una marea de 100.000 refugiados que han abandonado Ucrania M. Á. Morice / M. P. Pérez

La familia de ucranianos y rusos en Canarias siguen muy de cerca las noticias que llegan a 4.500 kilómetros de distancia. Y el sufrimiento aumenta cada minutos. Una asociación de ucranianos en Gran Canaria ha convocado una concentración para este sábado a las 17.00 horas en la Plaza de La Feria. 

Los rusos y en especial los ucranianos aumentan su sufrimiento en el segundo día de la invasión de Putin a su vecino de Kiev. A 4.500 kilómetros de distancia, desde las Islas Canarias, se sigue viviendo con los sentimientos a flor de piel. Muchos de ellos mantienen a familiares muy cerca de las bombas, en ciudades que protagonizan la cruel invasión.

Olesya Lylak, de 48 años, reside en Gran Canaria desde hace 26 y es la presidenta de la Asociación Dos Tierra. Dos Soles. Natural de Lviv, cerca de Polonia, lugar de salida de miles de compatriotas, ha convocado para este sábado una concentración en la Plaza de La Feria, frente a la Delegación del Gobierno, para reclamar el no a la Guerra.

Nadia Mytkaly tiene una floristería y lleva tres años en la Isla, desde donde sufre la Guerra en especial por su padre y su hermano, un joven con problemas de capacidad intelectual. Relata Mytkaly que apenas ha hablado con ellos porque han tenido que irse al refugio.

Mija Krutikhin, ruso en Fuerteventura, define que la Guerra se debe al control de dos gasoductos. Su compatriota Albina Fairushina, de Bashkortostán y residente en Ingenio, cree que quien ha provocado la Guerra no ha sido Putin sino la OTAN.

Olesya Lylak

Olesya Lylak La Provincia

Olesya Lylak 

Asociación Dos tierras. Dos Soles

«Los bombardeos ya están en Lviv. ¿Qué culpa tienen mi madre y mi sobrina de ocho años?» 

«¿Qué culpa tienen mi madre de 68 años y mi sobrina de 8 años, que no sabe dónde está su padre? Ellas, y el resto de mi familia, están en la ciudad de Lviv, dónde ya empezaron los bombardeos. Fallaron las vías diplomáticas. Rusia se equivocó, como los políticos ucranianos». Así explicó Olesya Lylak, de 48 años, natural de la ciudad ucraniana de Lviv, que está a 70 kilómetros de la frontera con Polonia. Reside en Gran Canaria desde hace 26 años, está casada con un canario y tienen hijos. Cuenta con una pizzería en Playa de Arinaga (Agüimes). Es presidenta de la asociación ucraniana Dos Tierras. Dos Soles. Olesya organizó para hoy sábado una concentración «pacífica» de ucranianos y canarios en la plaza de la Feria, en la capital grancanaria.

Albina Fairushina M. Á. Morice / M. P. Pérez

Albina Fairushina 

Rusa casada con un grancanario

«Está muy mal que haya guerra pero creo que ha sido la OTAN la que la ha provocado» 

Valbina Fairushina, de 29 años, nació en Bashkortostán, una de las 21 repúblicas de la Federación. Ella es rusa, pero también se siente canaria. Reside en Ingenio desde hace seis años, está casada con un palmense y tienen una hija de casi tres años. Por un lado, a Albina le da «mucha pena que haya una guerra porque eso es igual a víctimas, y muchas veces son civiles». «Está muy mal que haya una guerra ya que somos como hermanos y no nos tenemos que separar», añade. Sin embargo, también mantiene que entiende las explicaciones de Vladímir Putin «en relación a proteger las fronteras». «Pienso que el Gobierno ruso ha optado por atacar primero, como mejor defensa. Rusia no tiene problemas con Ucrania, sino con la OTAN que ha provocado la guerra».

Nadia Mytkaly

Nadia Mytkaly El Día

Nadia Mytkaly

Florista ucraniana

«He podido hablar con mi padre un poco porque sonaron las alarmas y se iba al refugio» 

«Es horrible, es muy duro lo que está pasando en mi país. No entiendo que un dirigente político pueda ordenar este daño a las personas», protesta Nadia Mytkaly, que nació en Lviv hace 37 años y vive desde hace tres en la capital grancanaria, donde regenta una floristería. Angustiada por los duros momentos que está sufriendo toda su familia, piensa sobre todo en su padre, y en su hermano, un joven con problemas de capacidad intelectual. La última vez que pudo ver a sur progenitor fue hace tres años, y por eso guarda como un tesoro la foto de la última vez que estuvieron juntos. Aunque ayer pudo hablar un momento dice que una conservación breve porque empezaron a sonar las alarmas antiaéreas, y le dijo «que se tenía que ir al refugio».

Mija Krutikhin

Ruso en Fuerteventura 

«El querer ganar dinero y el gas es lo que empuja la decisión de guerra de Rusia» 

«El querer ganar dinero y el gas [como arma geopolítica] es lo que está detrás de las decisiones de Rusia, de la guerra, lo que empuja». Así lo considera Mija Krutikhin, de 56 años, ruso que reside en Corralejo, en el municipio de La Oliva. Está en Fuerteventura desde 1998. Es camarero. «Quieren [los rusos] dinero, no la guerra. Todo esto va en relación a la no apertura del gasoducto Nord Stream 2, que iba a suministrar a Alemania, pasando por el mar Báltico. Hay mucho dinero de Rusia, de Gazprom y de empresas europeas», explica Krutikhim, que insiste que «nadie quiere una guerra porque supone que sufran ciudades y sus poblaciones, y se hacen más ricos los fabricantes de armas». A su juicio, hay otro elemento: «Rusia quiere proteger el Nord Stream 1, que pasa por Ucrania, país que a veces pagaba y otras no». «La población llana de Rusia también va a sufrir porque se dispararán los precios y faltarán productos básicos. El Gobierno, no, ganará más dinero al subirse los precios del gas», concluye.

Compartir el artículo

stats