Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rusia invade Ucrania | La opinión de los expertos
José María Peredo Catedrático de Comunicación y Política Exterior

"Queda bastante claro quién decía la verdad y quién no"

«Putin ha roto la posibilidad de negociación al atentar contra otro país con víctimas», afirma el catedrático de Comunicación y Política Exterior

El catedrático de Comunicación y Política Exterior, José María Peredo. | | EUROPA MEDIA

José María Peredo analiza la situación internacional tras la invasión rusa a Ucrania. El experto en comunicación y política exterior destaca la gravedad de la acción de Putin, pero asegura que el conflicto no se prolongará en el tiempo y que occidente responderá con medidas económicas y de seguridad.

¿Hay que inquietarse con este movimiento de Putin?

Sí, con esta acción Putin ha roto cualquier posibilidad de una mesa diplomática o de negociación. La acción unilateral de intervenir en un país soberano cuando, además, estaba advirtiendo sobre la posibilidad de esa intervención, y además lo había negado sistemáticamente, que no era su intención de realizar. Pero tampoco ha negado cuáles eran sus objetivos. Es decir, buscaba una redefinición de la seguridad en el centro de Europa y sus fronteras. Buscaba la no integración de Ucrania en la OTAN, el reconocimiento de las dos regiones del Donbass, Donetsk y Lugansk. Tenía propuestas muy concretas. Todo esto en una mesa de negociación usted puede estar de acuerdo o no. Pero si se produce un ataque sin una provocación, y sin una causa para la guerra, cómo organiza Putin una mesa para hablar de qué si usted ha puesto sobre la mesa su capacidad militar, ha atentado contra una soberanía y ha provocado víctimas. Estamos en una situación, por supuesto, muy grave, que pone en cuestión la credibilidad de Rusia, que es una gran potencia y un país importante, que pone en cuestión la posibilidad de avanzar en acuerdos fiables con este país. Es de una gravedad extraordinaria porque a quién le interesa tener a Rusia como enemigo, y a quién le interesa tener al mundo occidental como enemigo, en vez de como un rival o colaborador.

Pero Rusia debe ser consciente de que si Europa y Estados Unidos se meten a saco en esa guerra tampoco puede tener muy claro que pueda ganar.

Primero no se van a meter porque Ucrania no es un país miembro de la OTAN y por el momento no hay ese escenario de intervención. Si se prolongara el conflicto ya entraríamos en el mundo de la especulación. Si se viera afectado algún país de la OTAN como Polonia, Bulgaria o los países bálticos entonces sí se podría producir ese escenario. En este momento tenemos dos cuestiones. La primera es que la intervención sea movimientos de avanzar el territorio y deteriorar algunas cuestiones que le podrían afectar respecto sus intereses. Y que sea una intervención puntual y se retire. Acabar con estos riesgos que consideraba para mi seguridad y parar. Porque Ucrania no puede sentarse a negociar nada una vez que la han invadido y bombardeado. La segunda opción es que se prolongue el conflicto. Tomar Kiev y con el control de Ucrania y tampoco hay nada que negociar porque usted ha metido los tanques. Y en este caso lo que hará Europa es reforzar toda la seguridad y la de los países de la OTAN porque tengan miedo de que lo pueda hacer con otro país. Y yo creo que la cuestión va por esas dos vías en estos momentos.

¿Y no puede tener como partida el que los países europeos no hayan temido interés real en admitir a Ucrania en la OTAN como tampoco admitió a Macedonia aunque cumpliera con todas la condiciones?

Las condiciones para entrar no son una cuestión menor. Pasó con Turquía, que se le negó y acabó con Turquía desinteresándose por Europa. Y lo mismo puede decirse de otros casos importantes. Se trata de la posibilidad o no de ingresar. Encontrar el momento propicio y ver cuál es la situación internacional. Por eso algunos han ingresado en momentos en los que la situación internacional es más adecuada, y han sabido aprovechar ese momento. Y otros no lo han conseguido o están todavía en un periodo de revisión de sus estructuras. Pero no creo que la Unión Europea haya sido un club cerrado ni la OTAN tampoco con 30 miembros. Club cerrado pudiera ser el G 7 o el Grupo de los 12. Ahora bien, para poder entrar en esas organizaciones hay que cumplir unos requisitos. El primero de todo es el las democracias liberales consolidadas. Si no perdemos eso de vista, son admitidos todos los que lo cumplan, a no ser de alguna excepción especial. Pero no veo motivos para que la Unión Europea se vea responsabilizada de alguna cuestión en esta decisión de Putin.

Se comenta también que esto es en realidad otra guerra subsidiaria entre Estados Unidos y Rusia de tipo económico que ya ha tenido también en Siria, Libia o Kazajistán.

La pugna entre potencias no es de tipo económico solo, sino que es una pugna política y estratégica. Y, efectivamente, se ha producido esa pugna entre grandes potencias en distintos sitios. Entre Rusia y Estados Unidos, pero también entre China y Estados Unidos. Y entre la Unión Europea y Rusia. Y entre Alemania y los propios Estados Unidos con algunas tensiones. Entraría dentro de cualquier lógica de rivalidad entre potencias. Otra cosa muy distinta es que, en este momento concreto, donde lo que se está planteando es una negociación sobre un nuevo orden de seguridad, o su modificación en Europa, uno de los actores que pretenden negociar esa cuestión, de manera recurrente, interviene en los países, y en concreto en Ucrania. Y aunque lo desmintiera, Estados Unidos ya lo avisó bastantes veces. Putin ha dicho varias veces que no, pero al final se ha producido. Yo creo que queda bastante claro quién decía la verdad y quien no.

Y poniéndonos en el hipotético caso de que Rusia invada toda Ucrania, ¿podría seguir agrediendo a más países del este?

No creo porque para eso necesitaría muchísimos soldados. Y Rusia tiene muchos pero no tiene tanto como para eso. Por lo tanto creo que no, en absoluto. Yo más bien creo que probablemente esto termine en finalizando más pronto que tarde. Pero vamos a verlo porque tampoco sabemos cuáles son todos los objetivos que realmente tiene detrás. En cualquier caso, muchos de ellos tenían que ver con debilitar occidente y debilitar a la OTAN, porque hasta ahora no lo han conseguido porque parece que estamos mejor que hace muchísimos años.

¿Se podría producir un juego de alianzas que acabara a la larga con una guerra mundial?

Definitivamente no. Esto es una cuestión puntual y como la sociedad está debilitada por todas estas cuestiones de la pandemia, pues Rusia ha aprovechado esas circunstancias para que ese conflicto avanzara. Y la realidad tiene unos objetivos concretos de seguridad, de influencia sobre Ucrania y países cercanos de lo que antes era la Unión Soviética, y esa es la cuestión. Y, por otra parte, afortunadamente las democracias estamos unidas en torno a instituciones fuertes que han vuelto a tomar conciencia de su necesidad y de su voz única. Dicen que es un error estratégico de Putin, pero ha cambiado el panorama seguridad europea. Ahora Estados Unidos tomará medidas económicas muy duras y refuerzo de la seguridad de los países OTAN limítrofes con Ucrania. Pero no se hará nunca un intervención directa en ese país.

Compartir el artículo

stats