Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Palma | Aplazamiento por el conflicto en Europa

Ucrania sisa a La Palma su homenaje y retrasa la Conferencia de Presidentes

La suspensión provoca una cascada de cancelaciones en los hoteles | El Ejecutivo garantiza que retomarán su celebración en la isla cuando sea posible

15

REPORTAJE de la suspensión de la Cumbre de Presidentes Andrés Gutiérrez

La invasión rusa de Ucrania provocó ayer un daño colateral en Canarias al arrebatar la oportunidad a los palmeros de ser homenajeados por su actuación ante la erupción del volcán de Cumbre Vieja, en un acto que debió haberse celebrado en la capital de la isla y en el que estaba prevista la presencia de los reyes. La crisis abierta por el Gobierno de Putin obligó también a suspender la XXVI Conferencia de Presidentes programada para hoy en los Llanos de Aridane y a la que iban a asistir tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como los mandatarios de las comunidades autónomas. 

La Palma recibió con resignación la noticia, que en seguida se tradujo en una cascada de cancelaciones en los establecimientos hoteleros. Aunque Sánchez había suspendido desde el pasado miércoles su asistencia al Homenaje a la ejemplaridad del pueblo de La Palma al tener que viajar a Bruselas para asistir a una reunión extraordinaria del Consejo Europeo, la celebración de los dos actos se había mantenido y todo estaba ya dispuesto para ello tanto en el convento de San Francisco como en el Museo Benahorita. Sillas colocadas, iluminación y sonido, no faltaba ningún detalle. Pero el ataque a Ucrania durante la madrugada del jueves obligó a cambiar de nuevo los planes y tras suspenderse toda la agenda, los operarios tuvieron que comenzar a desmontar todo lo que estaba ya instalado y probado. 

Los dos actos que iban a tener lugar en La Palma estos días tenían por objetivo apoyar a la isla y darle visibilidad tras la erupción volcánica que ha tenido demoledoras consecuencias económicas y sociales para el territorio. Este objetivo había quedado ya desdibujado por la creciente tensión en Ucrania, así como por la crisis interna del Partido Popular (PP) que hubiera centrado buena parte de la atención. Pero con el estallido del conflicto bélico el eclipse hubiera sido total si hubieran llegado a celebrarse.

Pero además Canarias se había marcado otro reto importante para la Conferencia de Presidentes, ya que el presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, tenía previsto volver a reclamar a sus homólogos autonómicos corresponsabilidad en la acogida de menores inmigrantes no acompañados, ante el fracaso del llamamiento a la solidaridad del resto de los territorios. Su objetivo era conseguir que se lleguen a producir los cambios legislativos necesarios para que la atención de estos niños y adolescentes recaía en todas las regiones y no solo en aquellas que suponen la puerta de entrada para estas personas. 

Canarias quería reclamar en la Conferencia más apoyo en la acogida de menores

decoration

Ahora, esta reclamación tendrá que esperar a la próxima convocatoria de la Conferencia de Presidentes, que la portavoz del Gobierno central, Isabel Rodríguez, ha garantizado que se celebrará en La Palma. «Lo haremos seguro», comentó en los micrófonos de Radio Club Tenerife, en donde lamentó la suspensión de toda la agenda, que se había organizado con «muchísimo cariño» para visibilizar la «ejemplaridad» del pueblo ante la erupción. 

Aseguró también que todas las comunidades han dado «muestras de solidaridad» hacia la isla y que los presidentes «querían compartir» la respuesta del pueblo español con la sociedad palmera.

Sin embargo, el Ejecutivo central no ha comunicado la nueva fecha para su celebración y precisa que se deberá abordar en función de cómo se desarrollen los acontecimientos en el continente europeo. 

«Espero que se retome más adelante y que podamos volver a poner el foco de la actualidad en la isla de La Palma», apuntó el presidente del Cabildo, Mariano Zapata, después de que una situación de guerra que «nadie queremos» haya tenido «también consecuencias en la isla». 

Para Zapata la celebración de estos dos actos sigue siendo determinante para «dar los pasos que necesitamos para recuperar la isla», ya que insistió «queda mucho trabajo por hacer», en el que se necesita no solo el apoyo del Estado sino también el de todas las comunidades autónomas. 

Muchas empresas de La Palma querían que la celebración del Acto de Homenaje y de la Conferencia de Presidentes se convirtiera en el pistoletazo de salida de la recuperación económica de la isla. Estaba previsto el traslado de un gran número de personas, entre representantes públicos, sus equipos y trabajadores de los medios de comunicación nacionales y locales que viajarían para cubrir la información. De hecho, encontrar un alojamiento para quedarse en Santa Cruz de La Palma, Los Cancajos o los Llanos de Aridane era tarea casi imposible para estos días y en los aviones que conectan la isla con Tenerife no quedaba una plaza libre. 

Y aunque algunas autoridades ya se habían traslado a La Palma –como los ministros de Presidencia, Sanidad y la portavoz del Gobierno, así como los presidentes de Cantabria, Baleares y la Comunidad Valenciana y el presidente del Senado– lo cierto es que a la mayor parte de los tenían previsto trasladarse a la isla el anuncio de la cancelación ayer por la mañana les dio margen para cambiar sus planes. 

El aplazamiento dejó a empresas de catering o montaje sin poder ofrecer el servicio

decoration

Aunque fuentes de la compañía área Binter, resaltaron ayer que las cancelaciones no habían resultado mucho más numerosas que en cualquier otra jornada, Óscar León, presidente del Centro de Iniciativas Turísticas Insular Tedote y Asdetur, aseguró que los hoteles sí que habían registrado cancelaciones «masivas». «Aunque solo eran tres días suponía trabajo para las empresas de la isla», insiste, para las que ha sido «un palo más». 

Una situación que no afecta solo a los alojamientos «sino también a empresas de catering o de montaje» que se han visto «con todo comprado sin poder dar el servicio». León resalta que si cobrarán o no dependerá «de la política de cancelación que hayan pactado con sus clientes» aunque recuerda que debido a la pandemia «suelen ser bastante flexibles».  

Compartir el artículo

stats