Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Batalla en Madrid | Implosión de las filas populares

Apuesta en masa por Feijóo de los populares canarios

La dirección regional en las Islas se suma al clamor por un congreso extraordinario

El secretario general del PP en Canarias, Poli Suárez, se apoya ayer abatido en una de las ventanas del salón de plenos de la Cámara regional . María Pisaca

Los acontecimientos se precipitan por momentos en el seno del PP, y la crisis que vive el partido desde la semana pasada por el enfrentamiento entre el presidente nacional, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se decanta cada vez más y parece que de forma irremediable hacia una nueva etapa que pasa por la convocatoria de un congreso extraordinario antes de dos meses y la marcha del que es su líder desde julio de 2018. El PP de Canarias se ha pronunciado hoy oficialmente de forma explícita por la necesidad de un cónclave popular como única fórmula de superar la situación actual, lo que conllevaría con toda seguridad el fin del liderazgo de Casado y la entronización del que todo el partido considera como el único dirigente en estos momentos capaz de aunar de nuevo a la formación y frenar la sangría de credibilidad y apoyo social, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Guillermo Mariscal lidera un escrito en el Congreso que pide la destitución de García Egea

decoration

Los pronunciamiento de dirigentes del PP canario se han sucedido en cascada a favor del congreso extraordinario tras haberlo insinuado el presidente regional, Manuel Domínguez, siguiendo la estela de la mayoría de los dirigentes autonómicos. Aunque Domínguez evitó explicitarlo verbalmente en diferentes declaraciones públicas el lunes, e incluso en las que también realizó en la mañana de hoy, finalmente dio el paso definitivo en esa dirección a través de un comunicado que colgó a primera hora de la tarde en la cuenta oficial del partido de Twitter: “Las siglas y nuestros afiliados están por delante de cualquier cargo. Esperábamos una solución rápido por parte de la dirección nacional, pero ya ha llegado el momento de que las bases nos indiquen el camino. Por esos, solicitamos la celebración de un congreso extraordinario”, señala el comunicado de la dirección de los populares canarios.

De esta forma, el PP de las Islas oficializaba la apuesta que ya había sugerido el propio Domínguez siguiendo la estela de la mayoría de los barones territoriales del partido, que mañana están convocados por Casado en la sede nacional en Madrid para abordar la crisis antes de que lo haga la propia Junta Directiva Nacional, máximo órgano de partido entre congresos, el próximo martes. Aunque el comunicado del PP canario no se pronuncia sobre si Casado debe abandonar la presidencia antes de la convocatoria del cónclave que solicitan, ni si apoya a Feijóo como nuevo líder, la idea predominante entre la mayoría de dirigentes consultados va en esa dirección.

Antona considera que el congreso debe celebrarse bajo los principios de «unidad, ilusión y alternativa»

decoration

De hecho, algunos cargos canarios ya se habían pedido a título personal el congreso extraordinario antes de que lo hiciera la dirección regional, como fue el caso del senador por Gran Canaria Sergio Ramos. Otros lo hicieron de manera inmediata posteriormente al retuitear el comunicado oficial del equipo de Domínguez. Con todo, el primero que dio el paso en ese sentido fue Guillermo Mariscal, que lideró a media mañana la firma de un escrito de la mayoría de la dirección del grupo parlamentario en el Congreso, donde ostenta al cargo de secretario general, en el que no sólo reclaman esa cumbre interna para “poner fin a de manera inmediata al proceso de fragmentación” al que han llevado “actuaciones que nunca deberían haberse producido”, y elegir en el mismo “a las personas que deberán dirigir este Partido” y “llamadas por tanto a liderar el cambio necesario que demanda el Gobierno de nuestro país”, sino que también reclaman como paso previo la “destitución inmediata” de Teodoro García Egea como secretario general de la formación.

La de Mariscal es la primera de las siete firmas de ese escrito, que aunque no está rubricado por la portavoz del grupo en el Congreso, Cuca Gamarra, sí cuenta con su aval y con el de la diputada y vicepresidenta segunda de la Cámara, Ana Pastor, que ya fueron muy críticas ayer con la actuación de la dirección del partido y del propio García Egea y reclamado adelantar el congreso previsto para julio. De hecho, el escrito las menciona señalando que es un “respaldo” a lo manifestado por ambas dirigentes el lunes. La firma de Mariscal en ese escrito resulta más llamativa por el hecho de que él fue el único dirigente del PP de Canarias que apoyó desde el principio a Casado durante las primarias de 2018, y luego se integró en el grupo de dirigentes más cercano al ser designado ‘número dos’ del grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados.

Unidad en torno a Feijóo

Otros dirigentes isleños se han decantado también por un giro en el partido en los términos en que se están pronunciado una gran mayoría de cargos y dirigentes territoriales, que buscan ya abiertamente la dimisión de Casado para propiciar un congreso de unidad de la mano de Feijóo como nuevo líder. El más explícito en este sentido de los cargos públicos canarios ha sido el senador autonómico Asier Antona, quien considera que el congreso extraordinario debe celebrarse bajo los principios de “unidad, ilusión y alternativa” y que, respetando el derecho de cualquier militante a presentar su candidatura, la única persona con el aval político necesario y hacia la que mira ahora todo el partido como solución es el presidente gallego. También considera que un proceso de renovación del liderazgo y frente a la gravedad de la crisis abierta, se requiere “generosidad” por parte de la dirección nacional y del propio Casado para “no entrar en batalla” y que permita un “congreso de unidad” en torno a Feijóo.

Ana Zurita rechaza la idea de un «congreso urgente» que suponga la dimisión previa del actual presidente

decoration

Con todo, no faltan voces entre los dirigentes canarios que consideran que la convocatoria de la Junta Directiva Nacional es una decisión acertada del Comité de Dirección y del propio Casado para que en ella se decida “lo que se crea que es mejor para el partido”, tal como declaraba ayer la diputada Ana Zurita. Considera en este sentido que “hay que darse tiempo para reflexionar” y rechaza la idea de un “congreso urgente” que suponga la dimisión previa del actual presidente. “Si hace quince días eramos un partido en alza y Pablo Casado iba a ser el próximo presidente del Gobierno de España, no puede ser que ahora todo pase por un vuelco en la dirección del partido”, afirma la diputada tinerfeña. “Hay que resolver la crisis, pero la solución no sé si es un cambio de etapa”, concluye.

Compartir el artículo

stats