Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trifulca sindical en la mesa que negocia la estabilidad del personal interino

CCOO, UGT y CSIF reprochan a Intersindical que siga obstaculizando las negociaciones

Imagen de la concentración de protesta que se celebró ayer en la capital grancanaria convocada por el comité de huelga del personal interino. | | Andrés Cruz

Las diferencias entre los sindicatos a la hora de negociar la estabilidad del personal interino de la Administración autonómica salió ayer a relucir en la primera mesa de negociación convocada por Función Pública. Los representantes de CCOO, UGT y CSIF reprocharon a Intersindical (IC) que mantenga el conflicto laboral y que ponga «obstáculos» para dar una salida a la negociación, mientras que IC criticó que tanto las centrales de ámbito estatal como Sepca –que acaba de abandonar el comité de huelga– «den por bueno todo lo que diga el Gobierno» sin que hasta el momento apenas se hayan producido avances en la negociación.

El objetivo de la Dirección General de Función Pública es iniciar el proceso de identificación de las plazas que ocupa el personal interino que se encuentra en abuso de temporalidad. Se trata del primer paso para convocar el concurso de méritos excepcional que prevé la nueva ley estatal para estabilizar a más de 3.000 empleados de la Administración General de la Comunidad Autónoma. Sin embargo, las diferencias entre las centrales sindicales salieron a relucir durante la mesa de negociación convocada por el Ejecutivo tras la salida del sindicato Sepca del comité de huelga y la posición de Intersindical Canaria (IC) de mantener el conflicto, a la vez que se sienta en la mesa con el resto de las centrales.

El Gobierno identificará las plazas que se encuentran en abuso de temporalidad

decoration

El Ejecutivo convoca a los sindicatos casi dos meses después de la aprobación de la ley y tiene poco más de tres meses para convocar en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) las ofertas públicas de empleo destinadas a la estabilización del personal interino y temporal. Sin embargo, la Dirección General de Función Pública tiene dos frentes abiertos pese a que la mayoría de los sindicatos están por la labor de negociar las plazas y las bases. Intersindical cuenta con un 32% de representación en la Administración General y sigue apoyando la huelga, que ayer protagonizó una nueva protesta a la vez que se celebraba la mesa de negociación.

Función Pública se comprometió a trasladar a los sindicatos en unas dos semanas un primer listado con los puestos afectados por los nuevos procesos recogidos en la ley, que también facilitará al comité de huelga. Pese al ánimo negociador de la mayoría de la representación laboral, algunos sindicatos temen que el Ejecutivo dilate la negociación para llegar al límite del plazo que estipula la ley –antes de 1 de junio– y así imponer su criterio. De hecho ya se ha realizado un primer análisis de las plazas que se encuentran afectadas por la temporalidad, pero los representantes laborales advierten que hay que actualizar los listados y las identificaciones para adaptarlas a la nueva ley, en la que se establece una frontera en 2016, por lo que los empleados que están en la Administración antes de ese año estabilizarán sus puestos de trabajo mediante un concurso de méritos excepcional, mientras que los que han entrado en la función pública en los últimos cinco años tendrán que realizar un concurso oposición pero con unas bases flexibles que posibiliten la consolidación de sus plazas.

El comité de huelga seguirá con el conflicto laboral a pesar del abandono de Sepca

decoration

El Ejecutivo admite que tiene que realizar un doble esfuerzo al tener que negociar en la mesa general y, al mismo tiempo, con el comité de huelga, que mantiene sus movilizaciones según el preaviso de huelga presentado y que se desarrolla hasta junio. La portavoz del comité de huelga, Rita Moreno, advirtió ayer que no hay razones para desconvocar el conflicto laboral y que llevarán a los tribunales a Función Pública por no cumplir con el acuerdo firmado en abril del año pasado. Moreno tildo de «traición» de Sepca que se haya salido del comité cuando firmó el preaviso de huelga en enero y que «son ellos los que tienen que explicar este cambio de posición».

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Francisco Bautista, reiteró que los sindicatos del comité de huelga «han engañado» y «vendido humo» a los trabajadores y ahora se ha demostrado que hay una salida legal y negociada para dar estabilidad a todo el personal en abuso de temporalidad. «Hace unos meses Sepca engañaba a los trabajadores y ahora dice lo mismo que nosotros», criticó.

Por su parte, el representante de Intersindical en la mesa general de negociación, Rafael Rodríguez, criticó la «falta de respeto» del Gobierno con el comité de huelga y con los sindicatos ya que en la reunión de ayer no se presentó documentación alguna y aseguró que «no hemos avanzado nada». Reconoció sus diferencias con CCOO o CSIF, que reprocharon en la mesa la estrategia obstaculizadora de Intersindical. El dirigente de IC recordó al resto de centrales que lo que pretende el Gobierno es «ganar tiempo» para que el Estado «le diga lo que tiene que hacer» y forzar unas bases que no garantizan la permanencia de todos los funcionarios y personal laboral que se encuentran en abuso de temporalidad.

Compartir el artículo

stats