Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Respuesta frente a las llegadas

La falta de diálogo con Marruecos protagoniza el repunte migratorio

Clavijo reclama al Gobierno central que restituya las relaciones bilaterales con el país vecino vTorres vuelve a pedir al resto de comunidades que acojan a los menores

Migranes llegados esta semana a la isla de Lanzarote. | EFE

Los problemas diplomáticos con Marruecos vuelven a situarse en el foco de la crisis migratoria en Canarias. El secretario general de Coalición Canaria (CC), Fernando Clavijo, reclamó ayer al Gobierno central que restituya las relaciones bilaterales con el país ante el repunte migratorio que está experimentando la ruta hacia las Islas, a donde solo en este mes de enero han llegado más de 2.700 personas, en una travesía muy peligrosa que esta misma semana provocó que 18 personas que viajaban a bordo de una embarcación neumática desaparecieran en el mar frente a la costa de Lanzarote.

Clavijo denunció «la política de exterior caótica» que está siguiendo el Gobierno de Pedro Sánchez, que sigue inmerso en una crisis diplomática con el Ejecutivo marroquí, desde que en mayo del año pasado España acogiera al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, para prestarle asistencia sanitaria. Algo que provocó el enquistamiento de las relaciones, la marcha de la embajadora del país y que Marruecos haya tomado una actitud laxa respecto al control de sus fronteras y por consiguiente de las embarcaciones de migrantes que parten hacia Canarias desde sus costas.

Nueve meses después poco a cambiado y el Archipiélago experimenta un nuevo repunte migratorio que en esta ocasión tiene a Lanzarote como la isla que está concentrando un mayor número de llegadas.

«Seguimos sin que se active el Frontex y sin una planificación a pesar de que todo apunta que la situación puede empeorar por la situación de inestabilidad que se vive en el Sahel», valoró Clavijo, quien ha calificado de «cínicos» los mensajes de consternación, tanto del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska como del Gobierno de Canarias por lo que está sucediendo. «Se muestran consternados pero no hacen nada», recalcó. Acusa al Partido Socialista (PSOE) de negarse a actuar ante esta situación como lo que verdaderamente es «una emergencia humanitaria» y de haber convertido al Archipiélago «en un cementerio para miles de personas que han visto truncada su vida al permitir que las islas fueran durante meses el macrocentro de migrantes más grande de Europa».

Clavijo considera que estos días en Arrecife se han cometido errores que ya se pudieron ver en Arguineguín en 2020, –donde convivieron hacinados miles de migrantes en el muelle en pésimas condiciones– y lamentó que se haya vuelto a producir una tragedia con la desaparición de 18 personas esta semana.

La ONG Caminando Fronteras ha solicitado que se investigue si existieron posibles negligencias en el rescate de la embarcación en la que viajaban estas personas y que naufragó frente a la costa conejera, ya que asegura que Salvamento Marítimo tardó más de seis horas en llegar hasta ella, a pesar de tener su posición GPS.

Ayer, Salvamento Marítimo, informó a través de un comunicado que la embarcación «se encontraba en zona de responsabilidad SAR (búsqueda y salvamento) marroquí», de tal forma que explica que atendiendo a los convenios internacionales dicha información se trasladó, en cuanto se tuvo conocimiento de la alerta, a las autoridades marroquíes, que «son las responsables de efectuar el rescate en dicha zona».

Aún así, insistió en que en el momento en que «tuvo conocimiento de la posición de la embarcación en peligro, movilizó medios, tanto aéreos como marítimos», subrayando que la activación de los mismos «se produjo escasos minutos después» de que fuera comunicada la misma al Centro de Coordinación de Salvamento «y no horas más tarde» y finalmente fue este organismo el que efectuó el rescate de las nueve personas que continuaban a bordo de la neumática, que declararon que viajaban con otros 18 migrantes más.

La llegada incesante de pateras recrudece todavía más el problema para atender no solo a los migrantes mayores de edad sino también a los menores, que pasan a estar tutelados por la comunidad autónoma. En Canarias hay en estos momentos más de 2.600 menores migrantes acogidos y a pesar de la insistente reclamación para que sean redistribuidos en otras comunidades autónomas, apenas 208 menores no acompañados han sido trasladados a otras regiones.

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, volvió a recalcar ayer que el Gobierno regional defenderá «donde sea preciso» que las comunidades autónomas compartan la atención a los menores migrantes que llegan a las Islas, tal y como ha ocurrido con los adultos. Así aseguró que lo trasladará en la conferencia de presidentes que está previsto celebrar en La Palma el próximo mes y matizó que esta reclamación no se hace por una cuestión económica sino de justicia.

Llegan 51 migrantes a Lanzarote


Una patera con 51 personas alcanzó por sus propios medios la costa del municipio de Haría. 39 ocupantes de la embarcación, seis de ellos menores, recibieron asistencia sanitaria tras ser localizado cuando caminaba por la calle Quemadita de esta localidad del norte de Lanzarote. La Guardia Civil encontró a los otros 12 migrantes junto a la barquilla arribada a la costa de Órzola, según fuentes del Consorcio de Emergencias de Lanzarote. Los miembros de esta expedición atendidos por el Servicio de Urgencias Canario son 39 varones de origen magrebí que deambulaban por Haría tras bajar de la patera que los condujo hasta la isla desde algún punto de la costa del África Occidental. Todos ellos presentaban buen estado de salud, por lo que no se ha tenido que realizar evacuaciones a centros sanitarios, según informó el 112. En la zona se desplegó un dispositivo formado por efectivos de la Guardia Civil, Cruz Roja y Protección Civil. En lo que va de año han llegado a las costas canarias 63 pateras con 2.839 migrantes a bordo, de los que 1.146 arribaron a Lanzarote en 29 embarcaciones precarias. | Efe

Compartir el artículo

stats