Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política nacional| Acuerdo electoral entre los nacionalistas

PSOE y NC dan por finiquitada su agenda en común en Madrid

Inquietud entre los socialistas por la pérdida de un aliado en el Congreso cuando Quevedo ceda en mayo su escaño a CC

Pedro Quevedo acompaña a Ana Oramas, convaleciente de una operación, por los pasillos del Congreso. EFE/MARISCAL

El PSOE y Nueva Canarias (NC) tienen prácticamente agotada su agenda común derivada del acuerdo entre ambas formaciones por el que el diputado de la formación nacionalista, Pedro Quevedo, apoyó la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno central. La aprobación definitiva, hoy en el Congreso, de los presupuestos el Estado para 2022 con el apoyo de Quevedo deja prácticamente finiquitado el grueso de esos acuerdos a efectos de colaboración parlamentaria en Madrid, aunque algunos de ellos están aún pendientes de que se concreten en el ámbito de las relaciones entre los Ejecutivos canario y estatal.

En este marco, el portavoz del PSOE en la Cámara baja, Héctor Gómez, y el diputado nacionalista se reunieron el pasado miércoles para dar un repaso a esas relaciones y certificar, en el que ha sido el primer encuentro formal entre ambos desde que el socialista tinerfeño asumió la portavocía de su grupo en septiembre, que el calendario político y parlamentario de los próximos meses apenas da ya margen para nuevas y relevantes negociaciones. Esto es así teniendo en cuenta que Quevedo deberá ceder en mayo su escaño a María Fernández, de CC, en cumplimiento del acuerdo electoral entre ambas formaciones nacionalistas para compartirlo a razón de dos años y medio para la formación que lidera Román Rodríguez, y año y medio para la de Fernando Clavijo.

Esta sustitución no deja indiferente ni al Gobierno central y a la mayoría minoritaria que los sostiene en el Congreso. Pese a tratarse de un solo escaño, el PSOE y Unidas Podemos son conscientes de que en realidad mueve dos votos, pues pierde el de un aliado firme y gana uno la oposición si, como esperan, CC mantiene su actitud crítica hacia el Ejecutivo de Sánchez. Convencidos de que, tras la aprobación de los presupuestos y con la inercia política que abre la reciente convocatoria de elecciones en Castilla y León, y con las de Andalucía en un horizonte próximo, las formaciones políticas trastocan sus estrategias y con ello la dinámica parlamentaria, un posible cambio de ciclo político en el que los partidos del Gobierno temen por el resultado de sus próximo proyectos legislativos y el de las iniciativas que se debatan en el Congreso, donde la compleja aritmética lograda desde el inicio de la legislatura puede variar.

Desde el PSOE se insiste en su disposición a «hablar y acordar» con todos los grupos de la Cámara y no descartan poder hacerlo con CC cuando, a partir de junio, esta formación sume al de Ana Oramas el escaño de Fernández. Sin embargo creen que la formación de Clavijo está estratégicamente inclinada hacia una actitud de oposición que será difícil revertir en el segundo tramo de legislatura. Con todo, la propia Oramas suele recordar que ha apoyado en el Congreso varías leyes del Ejecutivo y que ha votado más veces junto al PSOE que junto al PP y Vox. Por su parte, Clavijo señala que «siempre mantenemos la mano tendida al Gobierno para defender los intereses de Canarias» como hizo la semana pasada en el Senado a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para una reforma del sistema de financiación autonómica que sea justa con el Archipiélago.

A la pérdida de un escaño por la marcha de Quevedo en mayo se suma el hecho de que Unidas Podemos mantenga aún sin fecha la sustitución de su diputado por Santa Cruz de Tenerife, Alberto Rodríguez, desde que este perdiera su escaño hace más de dos meses tras ser inhabilitado por el Tribunal Supremo y que ninguna de las personas que le siguieron en su lista electoral contemple por ahora asumir el puesto.

Esta es una de las razones por las que desde las direcciones del PSOE y Unidas Podemos están tratando de forzar a la formación morada en las Islas a que lleve a cabo esa sustitución en el inicio del próximo periodo de sesiones.

Desencuentros superados

En todo caso, Quevedo comprometió en su reunión con el portavoz socialista su apoyo al Ejecutivo en aquellas materias remitidas por el Gobierno al Congreso hasta mayo, entre otras cuestiones, en espera en todo caso a que se concreten los textos que se remitirán a la Cámara y de otros posibles encuentros negociadores, el decreto que hace obligatorio el uso de la mascarilla en exteriores para tratar de frenar la sexta ola de la covid-19, o la reforma laboral pactada hace unos días por el Ejecutivo, la patronal y los sindicatos. Hasta la llegada de María Fernández en sustitución del diputado de NC, teniendo en cuenta el cese de la actividad parlamentaria durante el mes de enero, tampoco se espera que el Gobierno lleve a la Cámara demasiadas iniciativas legislativas.

Más allá de la agenda propia del Ejecutivo y su tramitación en las Cortes, Héctor Gómez y Pedro Quevedo repasaron «muy por encima» algunas de las cuestiones que han marcado las relaciones entre PSOE y NC en los últimos meses, entre las que destacaron el, a juicio de ambos, «excelente resultado» de la negociación presupuestaria, con una «inversión récord» para las Islas, el cumplimiento del REF, y la aceptación de enmiendas al diputado nacionalista por valor de 100,4 millones. Para Quevedo este colofón a la negociación presupuestaria para 2022, que complementa la que ya se hizo en los de 2021, era importante porque será la última de la legislatura en la que participe tras ceder el escaño a CC.

Ambos portavoces, por otro lado, constataron que a lo largo de los dos años de legislatura transcurridos se han producido importantes desencuentros entre sus respectivas formaciones sobre asuntos de la agenda canaria que afectaban también a las relaciones entre los Gobiernos central y regional, como el de los incentivos al cine hecho en Canarias o el tratamiento al plátano en la Ley de Cadena Alimentaria, pero que en la mayoría de ellos se han alcanzado acuerdos sustentados en el pacto de legislatura.

De entre las materia que todavía están sin resolver, Quevedo destacó la reforma del sistema de financiación autonómica y el pago de la deuda a Canarias por el incumplimiento del anterior convenio de carreteras, aunque en ambos casos considera que «están en el ámbito de negociación y de gestión» entre los respectivos gobiernos.

En relación con la financiación autonómica, Gómez trasladó a Quevedo su convencimiento de que el planteamiento claro de la ministra Montero es el de no incluir los recursos del REF entre los fondos que formen parte del sistema, asunto sobre el que el portavoz socialistas asegura que «no hay debate», al tiempo que señaló que la insularidad incrementará su peso como factor corrector en la distribución de fondos, tal como la ministra avanzó la semana pasada en el Senado.

En relación con la deuda en carreteras, Gómez se remite a las explicaciones que dan los ministerios de Transportes y de Hacienda, sobre la imposibilidad de trasladar pagos pendientes de un convenio a otro a través de la adenda pendiente de firmar, mientras Quevedo insiste en que «lo que tiene que hacer el Estado es pagar de una vez lo que está reconocido por sentencia judicial».

Compartir el artículo

stats