Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coalición Canaria | Foro ‘Las nuevas amenazas para la economía canaria’

Los empresarios exigen más presencia en la gestión de los fondos europeos

CC escucha las propuestas de los sectores productivos ante los retos de la economía

Clavijo charla con Agustín Manrique de Lara, presidente de la CCE.

La economía canaria se encuentra inmersa en la tormenta perfecta. El duro golpe al sector turístico, el incremento de precios de las materias primas, los problemas en el transporte, y la falta de stock, son solo algunos de los retos de la coyuntura actual. Cuestiones que provocan que Canarias se encuentre en el centro de un huracán que amenaza con arrasar la economía de las Islas. Ante esto, Coalición Canaria (CC) organizó ayer en la capital grancanaria el foro Las nuevas amenazas para la economía canaria con representantes de la industria, el transporte y la construcción para analizar los problemas de los distintos sectores productivos y para escuchar las propuestas de los empresarios afectados. Cada sector analizó sus propias dificultades, pero todos coincidieron en reclamar a la administración pública una gestión conjunta de los fondos de reconstrucción europeos para transformar la situación económica en una oportunidad para cambiar Canarias.

Fernando Clavijo, secretario general de CC, y Pablo Rodríguez, su homólogo en Gran Canaria, celebraron ayer un encuentro con representantes de los sectores productivos para buscar soluciones a los retos. Arriba, la presidenta de la AECP, María Salud Gil; la secretaria general de Asinca, Laura Dapresa; y el secretario general de la FET, José Ángel Hernández.

En esta idea coincidió también el secretario general de CC, Fernando Clavijo, encargado de moderar el encuentro junto a Pablo Rodríguez, secretario general de los nacionalistas en Gran Canaria. «La única manera de salir para adelante es trabajar juntos y establecer estrategias conjuntas en las que el sector público y el privado vayan de la mano», apuntó Clavijo.

En este encuentro, la presidenta de la Asociación de Empresarios Constructores y Promotores de Las Palmas (AECP), María Salud Gil; la secretaria general de la Asociación Industrial de Canarias (Asinca), Laura Dapresa; y el secretario general de la Federación de Empresarios del Transporte de Canarias (FET), José Ángel Hernández, expusieron las oportunidades que representan los fondos canarios, nacionales y europeos previstos para afrontar el futuro más inmediato. «La cooperación público-privada es la única manera de gastar el dinero que llegará a las Islas, si no cuentan con nosotros fracasaremos», explicó Gil, quien recalcó que la externalización de la gestión y la iniciativa privada deben jugar un «papel fundamental» en la reconstrucción.

Los nacionalistas creen que la falta de formación provoca escasez de mano de obra cualificada

Para los representantes empresariales, los fondos deben servir para actualizar y modernizar la formación de la mano de obra que necesita Canarias y explorar también nuevas formas de producir que propicien una diversificación sostenible de la actividad económica.

Tanto Clavijo como Rodríguez aprovecharon el encuentro para poner sobre la mesa sus dudas ante la dificultad existente para encontrar mano de obra cualificada en el Archipiélago en los sectores productivos. Una situación que según los nacionalistas viene motivada por la falta de formación. Clavijo subrayó la importancia de poder conectar la demanda de empleo con la oferta, porque con más de 206.000 personas en paro en las Islas «no se puede estar teniendo dificultades para encontrar mano de obra cualificada». A su parecer la solución camina por conectar la demanda y el empleo a través de la formación profesional, así como incluir la formación dual en la universidad, es decir, que una parte «importante de la formación sea en una empresa privada, lo que permitirá que la universidad transfiera conocimientos pero también que la empresa le da esa parte (al estudiante) de la que se nutre».

Sueldos bajos

El senador aclaró que los sueldos bajos en Canarias están relacionados con la incorporación de «valores añadidos», ya que en las Islas «gran parte» del sector económico se centra en el sector servicios y sacar productividad de ello «es complicado», se necesita «poco a poco depender menos del sector servicios, fortalecer determinados sectores como puede ser construcción o industria donde el valor añadido es superior». Para Clavijo la clave está en la diversificación. «Tenemos que trabajar en diversificar un poquito más la economía y conseguir con las nuevas tecnologías generar más empleo, una industria más fuerte y una construcción más fuerte», reclamó.

Excesiva regulación y falta de agilidad en la administración, retos del transporte en el Archipiélago

Por su parte, la presidenta de la patronal de la construcción de Las Palmas destacó la importancia de encarar la coyuntura económica actual con «gestión, planificación, liderazgo y valentía». «Hay que tener una visión institucional y política que vaya más allá del partidismo», explicó Gil. El secretario general de la FET destacó la importante capacidad logística que tiene Canarias, un ámbito que da trabajo a 34.000 personas, y también aseguró que la actual infraestructura del transporte terrestre no es capaz, por sí sola, de atender la demanda existente, de ahí que las asignaciones presupuestaria que reciben se tornen imprescindibles para su existencia. Hernández defendió que los principales retos del sector que representa son la excesiva regulación y burocracia y la falta de una respuesta ágil por parte de la Administración. Y criticó que el Puerto de La Luz y de Las Palmas no cuente todavía con una plataforma digital de transmisión de documentación, lo que conlleva que los trámites se realicen de forma presencial y utilizando el papel, lo que supone una pérdida de tiempo y dinero para el transportista y para el receptor de la mercancía. «Esta forma de trabajar hace incumplible la garantía de entrega en un plazo de 24 o 48 horas que demanda el comercio electrónico», apuntó Hernández.

La industria, por su parte, sufre el encarecimiento «espeluznante» de los fletes, lo que está obligando a muchas empresas a paralizar determinadas líneas de producción, y el incremento de la energía, que presenta un modelo perjudicial para esta actividad económica, según explicó la secretaria general de Asinca, quien recalcó que los empresarios canarios deben demandar que las ayudas europeas tengan en cuenta las singularidades de Canarias. «No podemos aceptar que las ayudas vengan con un traje hecho para la Península», concluyó Dapresa.

Compartir el artículo

stats