Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Tragedia en las costas isleñas

Cuatro personas desaparecidas y cuatro muertas en aguas canarias

Una patera vuelca minutos antes del rescate de sus 41 ocupantes y una neumática llega con dos cadáveres a bordo

Un menor rescatado por Salvamento llega a Arguineguín. BORJA SUÁREZ / REUTERS

La ruta canaria se cobró ayer la vida de cuatro personas y otras cuatros han desaparecido en aguas del Atlántico. A la 1.05 de la madrugada, la Guardamar Polimnia regresaba a Arguineguín tras haber rescatado a 46 varones subsaharianos en un cayuco a 277 kilómetros de la isla, después de que un velero informara de que había localizado la embarcación, y avistó una patera con otros 41 migrantes magrebíes, a bordo a unos 130 kilómetros al sur de Gran Canaria. Durante la maniobra de aproximación que realizó barco de Salvamento Marítimo para prestar auxilio a los migrantes, la patera volcó y sus ocupantes cayeron a las frías aguas del océano en medio de la oscuridad de la noche. En el trágico accidente dos personas perdieron la vida y otras cuatro desaparecieron en una situación de mala mar, con olas de dos metros y rachas de viento de 37 kilómetros por hora.

Al notificarse el accidente, Salvamento Marítimo envió hacia la zona al helicóptero de rescate Helimer 204, al avión Sasemar 102, a la Salvamar Macondo –su buque más rápido en Canarias– y a otro buque que se encontraba en las cercanías, para que se sumaran a las tareas de rescate de los náufragos. La Polimnia pudo recoger a 35 varones de origen magrebí con vida y al cuerpo de un fallecido, mientras que el Helimer 204 localizó en el agua otro cadáver, que trasladó a tierra. El testimonio de los supervivientes indica que iban 41 personas a bordo de la patera, por lo que hay cuatro desaparecidos. La Guardamar Polimnia llegó a Arguineguín sobre las 7.30 horas con los 81 varones de las dos embarcaciones y el cadáver del fallecido que pudo localizar en el mar.

La Salvamar Mízar rescató ayer a otras dos personas fallecidas que viajaban en una neumática avistada a unos 74 kilómetros al suroeste de Gran Tarajal, en la que viajaban 53 migrantes –cuatro niños, 13 mujeres y 36 varones–, que fueron trasladados a Fuerteventura. El rescate se llevó a cabo a las 16.20 horas. Esta neumática salió de Cabo Bojador, en el Sáhara Occidental, durante la madrugada del viernes. Por otro lado, Salvamento Marítimo movilizó sus aviones para tratar de localizar una segunda neumática que también zarpó el viernes desde el mismo punto de la costa africana.

Canarias ha recibido en lo que va de año a 18.021 migrantes que viajaron a bordo de 450 pateras. Esto supone un 9,5% más que en el mismo periodo del año pasado, pero los datos muestran una ralentización en la afluencia de personas llegadas a las costas respecto a septiembre, cuando crecía a ritmos del 114%, de acuerdo con las últimas estadísticas publicadas por el Ministerio del Interior que recogen las llegadas registradas hasta el 14 de noviembre. Los llegados a las islas o rescatados cerca de las costas canarias representan la mitad de todos los que han entrado este año en España por vía marítima (35.907).

Durante la primera quincena de este mes arribaron a Canarias 1.194 personas, lo que supone un descenso del 77,6% si se compara con las llegadas (5.351) que se produjeron en los primeros quince días de noviembre de 2020, un mes que terminó con la llegada de 8.157 migrantes. Noviembre fue el mes más complicado del año pasado en cuando a las llegadas irregulares por vía marítima. El intenso flujo de migrantes y la falta de recursos de acogida en el Archipiélago ocasionó que más de 2.000 personas tuvieran que dormir hacinadas en el muelle de Arguineguín, hasta que se habilitaron camas en los establecimientos turísticos del sur de Gran Canaria para alojarlos y, después, se activó el Plan Canarias, que cuenta con unas 7.000 plazas repartidas entre Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura.

Compartir el artículo

stats