Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno del Parlamento de Canarias | Debate en primera lectura del proyecto de presupuestos para 2022

Rodríguez se ufana de votos de sobra y ningunea los reparos al presupuesto

Los grupos del Gobierno tumban con displicencia las enmiendas a la totalidad de CC y PP | El consejero defiende las «mejores» cuentas para salir del trienio negro

36

Pleno del Parlamento de Canarias, 24.11.2021 Carsten W. Lauritsen

El consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, se apoyó ayer en la mayoría de los grupos que sostienen el Ejecutivo para desacreditar las enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de presupuestos para 2022. El rechazo a los argumentos de CC y PP en contra de las cuentas públicas para el próximo ejercicio es algo que se daba por descontado. Menos previsible era la displicencia con que los portavoces de los partidos del cuatripartito despacharon los reparos de nacionalistas y populares. Un tono general en el que Rodríguez, casi vitoreado desde los escaños del pacto de las flores, se movió como pez en el agua. El debate en primera lectura de los presupuestos acabó así por convertirse en una especie de debate en primera lectura sobre el estado de la oposición. La mayoría parlamentaria no solo espoleó a Rodríguez y tumbó las enmiendas de CC y PP –con lo que el proyecto de ley prosigue su tramitación en la Cámara–, sino que pasó el rodillo e incluso culpó a los diputados de la oposición por no ser capaces de ver las bondades de las cuentas públicas.

El responsable de Hacienda asegura que hay 9.098 millones en ingresos «garantizados»

decoration

El vicepresidente subrayó el carácter «prudente y realista» de los «mejores» presupuestos para dejar atrás el trienio negro que comenzó en 2020 y terminará en 2022. Rodríguez repasó las grandes cifras del proyecto de ley –consejería a consejería– y destacó el incremento del gasto público y de la inversión, y todo ello sin subir los impuestos, puntualizó. El consejero también se felicitó por el hecho de que la deuda pública esté bajo control, con lo que retomó el discurso de Rosa Dávila, su antecesora en el cargo y a quien en la anterior legislatura le reprochó que el Gobierno de Canarias se hubiera convertido en el «campeón» del cumplimiento de las reglas de control del endeudamiento y el déficit públicos. Lo cierto es que el actual Ejecutivo sigue siendo «campeón», tal como lo demuestran las cifras del Banco de España. Al fin, y ante las dudas de la oposición, el vicepresidente afirmó que los 9.098 millones que suman los ingresos en el presupuesto inicial para 2022 están «garantizados», básicamente porque en su mayor parte son transferencias desde Madrid o desde Bruselas vía Madrid. Pero ni José Miguel Barragán, portavoz nacionalista, ni Australia Navarro, del PP, ni Vidina Espino, del grupo mixto, se creen las cuentas del Gobierno.

Ninguno comparte la «alegría» que se desprende de las previsiones macroeconómicas que sustentan el presupuesto. El portavoz de Coalición recordó que ni un solo organismo secunda el escenario previsto por el Ejecutivo, como tampoco ninguno secunda las previsiones del Gobierno de Pedro Sánchez. «Y solo habrá ingresos fiscales si hay actividad económica; el dinero no se fabrica», insistió. «La estimación de los ingresos es irreal», aseveró por su parte la portavoz popular, a quien Rodríguez contestó en los términos más gruesos del debate: «Su enmienda, llena de generalidades, insensateces y consignas, está por debajo del nivel que se exige a quien vive de la política». Pero Navarro no se arredró: «A usted le falta humildad y le sobra arrogancia; el próximo año le pasamos la enmienda y así nos dice qué podemos poner y qué no».

Espino: «Quien falla es el que hace unas cuentas que conducen a más pobreza y penurias»

decoration

Tampoco se arredró la diputada del grupo mixto Vidina Espino, que de un tiempo a esta parte se ha convertido en la particular némesis de Rodríguez. «Quien falla es el que está haciendo las cuentas», señaló la parlamentaria. «Su presupuesto aboca a los canarios a más pobreza y mayores penurias».

Desde los grupos progobierno, Iñaki Lavandera, del PSOE; Luis Campos, de NC; Manuel Marrero, de Podemos; y Melodie Mendoza, de ASG, se preguntaron sin excepción cómo es posible censurar los presupuestos sin dar alternativas, una «irresponsabilidad», dijo Lavandera. «Cuando no se quiere, no se quiere», agregó Mendoza. «Acabarán ustedes siendo irrelevantes», remató Marrero.

Compartir el artículo

stats