Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Foro sobre Derechos Humanos e Inmigración

Marugán alerta de la situación de la red de acogida en las islas no capitalinas

El ex Defensor del Pueblo considera «inadecuadas» las instalaciones | Aumenta la presión con la llegada de 374 migrantes durante la madrugada del martes

Una turista fotografía el desembarco de un grupo de migrantes en el puerto de Arguineguín, en Gran Canaria. REUTERS/ BORJA SUÁREZ

Mismo problema, diferente ubicación. El saturado Muelle de Arguineguín acaparó todas las críticas durante los meses más duros de la oleada migratoria de 2020, año en el que llegaron 23.023 personas a las costas canarias. Francisco Fernández Marugán, ex Defensor del Pueblo y principal responsable del cierre definitivo del campamento de la vergüenza –tras la presentación de uno de sus informes–, señala ahora las «inadecuadas» condiciones de la red de acogida en las islas no capitalinas. «Hay muchas carencias en Fuerteventura, Lanzarote y El Hierro, estas islas deben disponer de instalaciones dignas para la recepción y posterior acogida de los migrantes», apuntó ayer el político socialista en la segunda jornada del foro Derechos Humanos e Inmigración que organiza el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) junto al Gobierno de Canarias.

Precisamente son las islas no capitalinas las que más están sufriendo las embestidas de la nueva oleada de migración que azota al Archipiélago. Solo en la madrugada del martes llegaron a las Islas un total de 374 personas, según informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del 112 de Canarias.A Gran Canaria llegaron 183 migrantes mientras que en Fuerteventura desembarcaron 113. Lanzarote fue otro de los puntos de llegada, recibió un toral de 78 personas.

«Van a seguir llegando cada día más embarcaciones y todavía faltan muchas mejoras en el sistema» añadió ayer Marugán, quien a pesar de las críticas, también utilizó la conferencia para reconocer que el panorama en las Islas capitalinas ha mejorado mucho respecto a la «improvisación» del año pasado. «Hay que estar orgullosos y poner de relieve el esfuerzo realizado por el Gobierno», aclaró sobre el Plan Canarias presentado en 2020 por el Ministerio de Migraciones.

Nuevo informe

Los inspectores del Defensor del Pueblo han terminado –hace una semana y media– una nueva ronda de visitas al Archipiélago para comprobar la situación de la red de acogida a los inmigrantes un año después de la oleada de 2020. El recién sustituido en el cargo por Ángel Gabilondo adelantó ayer que pedirá en este próximo informe mejoras en las instalaciones de las islas no capitalinas después de que en Lanzarote la falta de espacio obligara a usar una nave sin duchas en la que se llegaron a alojar a más de un centenar de personas, en Fuerteventura se tuviera que optar de nuevo por el alojamiento en hoteles ante la falta de espacio y en El Hierro echaran también de una carpa de lona el pasado octubre.

Marugán también dirigió duras palabras a la gestión de la Unión Europea (UE), a la que acusó de «no asumir responsabilidades» ante la crisis migratoria en Europa. «La UE se tiene que preocupar de lo que sucede en esta zona y al sur de esta zona. Si no asume esas responsabilidades, nosotros lo pasaremos relativamente mal, porque están ahí, llaman a nuestra puerta y seguirán llamado», recalcó. Según palabras del socialista el apoyo europeo es fundamental porque España no puede aplicar por si sola una política migratoria, «se requiere un proyecto comunitario consensuado».

«Encontrar vías legales, ordenadas y seguras» fue una de las frases que más repitió ayer. Según él, ahí está la solución a un fenómeno que va a «coexistir» con los europeos a lo largo de la historia. ¿Y cómo hacerlo? Fernández Marugán ve una posible solución en la regulación de estancias temporales, «pueden venir, estar un tiempo y volverse a su país».

Compartir el artículo

stats