Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria| Foro sobre Derechos Humanos e Inmigración

Canarias, sede del primer centro nacional de estudio sobre migraciones

El gobierno regional y el Poder Judicial trabajan para recopilar, analizar y ‘exportar’ la experiencia de las Islas | Casa África y Cruz Roja participan en el proyecto

José Segura, Carla Vallejo y José Naranjo durante la mesa redonda. Andrés Cruz

La migración corre por las venas de Canarias. La historia de las Islas se desarrolla de la mano de este fenómeno que durante los últimos años viene azotando fuertemente al Archipiélago. En lo que va de 2021 ya han llegado a las Islas más de 19.000 personas, y un total de 23.023 lo hicieron durante el pandémico 2020. Toda esta experiencia acumulada dejará de caer en saco roto y podrá ser aprovechada por el resto de territorios nacionales a partir del próximo año gracias a la creación en Canarias del primer centro permanente de estudio, análisis y formación del fenómeno migratorio. Así lo anunció ayer Carla Vallejo, viceconsejera de Justicia del Gobierno de Canarias, en el foro Derechos Humanos e Inmigración, un evento que organiza el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) junto a Ejecutivo autonómico y que se prolongará hasta mañana en el Gran Hotel Lopesan Costa Meloneras.

Priorizar la defensa de los derechos humanos, analizar los perfiles vulnerables, preparar una buena respuesta en el destino o el respeto al proyecto migratorio son solo algunas de las cuestiones que sentarán las bases de esta iniciativa. «Ya estamos trabajando con el CGPJ en la elaboración del convenio que sirva de marco jurídico para llevar a cabo este trabajo, esperamos tenerlo en los próximos meses», apuntó Vallejo, quién aseguró que el proyecto contará no solo con el respaldo y sabiduría de magistrados y jueces, sino también con la participación de otras instituciones como Casa África, Cruz Roja o la Organización Internacional de Migraciones. De esta forma la información que se recopile en el nuevo centro permanente abordará el fenómeno desde diferentes perspectivas. «Es un problema que afecta cada día a muchos juzgados de toda España, tener un centro de referencia sería muy positivo», añadió sobre la cuestión Juan Luis Lorenzo Bragado, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). Y a su entusiasmo se unió Álvaro Cuesta Martínez, vocal del CGPJ y encargado de inaugurar las jornadas formativas.

Peor que la cárcel

Durante la primera sesión del foro se puso en valor la experiencia de las Islas pero también se pusieron sobre la mesa las vergüenzas de la gestión de la crisis migratoria en Canarias. A Cuesta no le tembló la voz –quizás porque previsiblemente le quedan quince días en el cargo– , y aprovechó la coyuntura para reclamar una reforma de la Ley de Extranjería que acabe con muchas de las situaciones que viven los migrantes ‘detenidos’ por una infracción administrativa –traspasar las fronteras sin permiso no está tipificado como delito en España–. El vocal del CGPJ afirmó que las condiciones en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) son «peores» que en la cárcel y recordó que quien está en un CIE solo ha perdido uno de sus derechos, el de la libre deambulación por el territorio, pero debe conservar todos los demás. Cuesta reclamó, además, una mejora en los sistemas de acogida y apoyó el Plan Canarias del Ministerio de Migraciones al haber aprendido de los «errores que se cometieron a principios de 2020».

Precisamente ayer el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, aseguró en unas declaraciones a los medios que existe «capacidad y protocolos» suficientes para responder al repunte migratorio de estos días y que los centros no están saturados, a pesar de la llegada de casi un millar personas apenas en tres días .

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, también defendió que en esta frontera sur de la Unión Europea (UE) se responde ahora «con más dignidad» al repunte migratorio, respecto a lo que ocurría hace un año, si bien sigue siendo urgente que las autoridades comunitarias obliguen al resto de países a ser solidarios con los adultos y menores que arriban a ella en pateras y cayucos.

Rafael Yanes, Diputado del Común, aseguró al respecto ser partidario de la imposición por ley de la «solidaridad interterritorial» con los menores que llegan a las costas canarias. También comparten esta postura, José Segura, director de Casa África, y José Naranjo, periodista independiente, quienes fueron los protagonistas de la primera mesa redonda de las jornadas organizadas por el CGPJ: La inmigración desde una perspectiva sociológica.

El que fue delegado del Gobierno en Canarias durante la crisis de los cayucos insistió ayer en la importancia de retomar el diálogo entre la UE y la Unión Africana en una etapa en la que el continente europeo está sufriendo una «preocupante involución» en la que los derechos humanos quedan arrinconados frente al avance de la política de defensa de fronteras. Por su parte, Naranjo remarcó que el fenómeno migratorio es estructural y beneficioso y animó a las instituciones a buscar alternativas como explorar vías legales, la posibilidad de una migración de ida y vuelta o la idea de llenar pueblos de la espacia vaciada con migrantes.

Llegan 400 migrantes

Más de 400 migrantes fueron rescatados ayer a bordo de una decena de embarcaciones cerca de las costas Canarias. Entre las personas rescatadas hay al menos nueve menores. Una de las pateras viajaba con 60 ocupantes a bordo, que fueron rescatados por la Guardamar Mízar a casi 90 kilómetros de Fuerteventura. Se trata de 47 varones, nueve mujeres, un menor y tres bebés, que llegarán al puerto de Gran Tarajal sobre las seis de la tarde. En paralelo, la Guardamar Polimnia realizó dos intervenciones al sur de Gran Canaria, a unos 100 kilómetros de distancia de la costa, gracias a los avisos facilitados por los veleros de la Regata Atlántica ARC que se encuentran en esa zona. A bordo de esas dos embarcaciones viajaban 32 y 40 inmigrantes de origen magrebí, todos ellos varones, que fueron trasladados al puerto de Arguineguín. La Guardamar Concepción Arenal rescató otra embarcación avistada a 50 kilómetros al norte de Puerto del Rosario. La semana pasada fallecieron al menos trece inmigrantes que intentaban llegar por mar a Canarias, donde en los primeros diez meses del año arribaron a sus costas de forma irregular 16.827 personas, un 44% más respecto al mismo período del año anterior, según los últimos datos facilitados del Ministerio del Interior. La ruta migratoria desde las costas africanas hacia Canarias se ha convertido en una de las más utilizadas y peligrosas para llegar a territorio europeo, con más de cuatrocientos fallecidos solo entre enero y agosto de este año de acuerdo a datos de la Organización de Naciones Unidas para las Migraciones (OIM).


Compartir el artículo

stats