Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias perfila su Agenda 2030 con la precariedad como principal escollo

El Gobierno diseña un plan para cumplir los objetivos de la ONU. Paro y pobreza, los grandes retos: la región lleva diez años alejándose de la riqueza media del país

26

Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030

Canarias emprendió ayer el último tramo de dos años de trabajo para adaptar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas a sus particulares circunstancias y necesidades. Instituciones, patronal, sindicatos, partidos políticos y representantes de la sociedad civil se reúnen estos días –la primera sesión se celebró ayer en la sede tinerfeña de la Presidencia del Gobierno con los rectores de las dos universidades públicas– para perfilar y debatir el documento que se presentará el jueves de la próxima semana en los Jameos del Agua, la obra diseñada por César Manrique en el municipio lanzaroteño de Haría. Un documento, un «marco estratégico», que se concretará en los próximos meses en los distintos planes de acción de las organizaciones e instituciones participantes. Cada una –Ejecutivo, universidades, empresa, sector cultural...– plasmará en su plan las medidas concretas que pondrá en práctica en su ámbito para contribuir al éxito de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030. El mayor o menor nivel de éxito llegado 2030 –el año fijado por la ONU para alcanzar los ODS– dependerá en gran medida de que instituciones y agentes sociales sean capaces al fin de reducir la precariedad social, es decir, capaces de reducir el paro y la pobreza.

Olivera: «Incluso si no se logran todos los objetivos, habremos dado un paso decisivo»

La Agenda Canaria 2030 aglutina en torno a cinco grandes ejes –sostenibilidad social, ambiental, económica, gobernanza pública y dimensión cultural– los 17 ODS de las Naciones Unidas –fin de la pobreza, hambre cero, educación de calidad, trabajo decente...– y las 169 metas que hay que alcanzar de aquí a 2030 para hacerlos realidad. Como el resto de países y regiones, el Archipiélago está más cerca de determinados objetivos que de otros. El mayor reto –entre otras cosas porque no es un nuevo reto, sino más bien un objetivo incumplido y recurrente en la Comunidad Autónoma– es el de la prosperidad o sostenibilidad económica. Incluida la creación de empleo de calidad y, por ende, la reducción de los altos niveles de temporalidad y precariedad laboral, lo que a su vez es el principal arma en la lucha contra la pobreza y la exclusión. Un objetivo acuciante a tenor de la evolución de la economía isleña, que lejos de acercar a los ciudadanos a la riqueza media nacional, lleva diez años consecutivos alejándolos, tal como se recuerda en la Agenda Canaria 2030.

En el año 2000, el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita equivalía en el Archipiélago al 98% del PIB per cápita español, de modo que la riqueza media regional y la riqueza media nacional estaban a punto de converger. Hoy apenas supera el 80% tras toda una década, desde 2011, distanciándose de la media estatal. En otras palabras: los canarios –en términos comparativos– son cada año un poco más pobres.

La estrategia se presenta la próxima semana en los Jameos del Agua de César Manrique

El reto es, por tanto, mayúsculo, algo de lo que son conscientes tanto el director general de Investigación y Coordinación del Desarrollo Sostenible del Gobierno de Canarias, David Padrón –responsable de la redacción inicial de la Agenda 2030–, como el viceconsejero de la Presidencia, Antonio Olivera. «Incluso si no se logran todos los objetivos en 2030, habremos sido capaces de dar pasos decisivos para ello», explicó Olivera, que ayer estuvo junto a Padrón y junto a los rectores de la Universidad de La Laguna, Rosa Aguilar, y de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Lluís Serra –este último por videoconferencia–, en la primera jornada para debatir la Agenda 2030. «La Agenda de Desarrollo Sostenible no es una agenda política, sino compartida por todos, que somos cocreadores y corresponsables», subrayó el viceconsejero.

Compartir el artículo

stats