Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ortega Smith: «Las fronteras son filtros para la seguridad nacional»

El político pasea junto al hotel de Fuerteventura que alberga a migrantes | Asegura que entre los llegados se cuelan «terroristas»

Javier Ortega Smith, ayer, junto a compañeros de partido por las inmediaciones del hotel Costa Caleta. GABRIEL FUSELLI

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, señaló ayer que las fronteras «no son muros que separan a las personas», son «filtros de protección» que, apuntó, ayudan a «controlar la seguridad» de las naciones. Así lo expuso en la inauguración del I Encuentro Frontera Sur Inmigración Ilegal e Islamismo, celebrado en Las Palmas de Gran Canaria. Terminada su intervención, el dirigente ultraderechista se desplazó a Fuerteventura y paseó por las cercanías del hotel Costa Caleta (Caleta de Fuste-El Castillo), que alberga a 745 migrantes por el retraso de las obras de acondicionamiento del CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) de El Matorral.

Durante su intervención, el secretario general de Vox diferenció la frontera «legal frente a la ilegal», apuntando que la primera consiste en «aceptar que existe un Estado, que existen unas normas y que las normas, como todo, se tienen que cumplir»; mientras que lo otro «es la ilegalidad, el contrabando de mercancías, el contrabando y la droga, y el tráfico ilegal de las personas».

«Esa es la gran diferencia. Las fronteras no son muros que separan a las personas, son filtros que ayudan a controlar la seguridad de las naciones, de las personas. Son filtros de protección», apuntilló Javier Ortega Smith. En esa línea, aseguró que la formación ultraderechista «sí» apoya la migración legal pero «no» la migración «ilegal, el negocio de las mafias, la explotación de las personas»; al tiempo que defendió la «vida» frente «a la muerte, al drama personal y colectivo de quienes se juegan la vida».

Asimismo, rechazó lo que definió como «neo nueva explotación o nea esclavitud» en relación, dijo, con quienes pretenden convertirla en «mano de obra barata», al tiempo que defendió «la soberanía» frente «al globalismo apátrida». «¿Alguien aceptaría que a quien han abierto la puerta amablemente y ha visitado su casa decidiese al día siguiente de estar como invitado en su casa, que en su casa no se come cerdo, que a partir de ahora se va a comer solo cordero, o que a partir de ahora su mujer, su pareja va a tener que ir siempre con el velo o con el burka o que los domingos no se va a misa? (...) Las normas, las costumbres, lo que se come, lo que se reza, lo que se piensa, lo que se dice, lo hemos decidido libremente los que vivimos en este hogar (...)», apostilló en relación a España.

Como parte de ese discurso, aprovechó para reclamar a Europa que escuche también a Canarias, así como a Ceuta y Melilla aunque no estén en aguas del Mediterráneo, porque también «son frontera sur de Europa».

Durante su intervención, Ortega Smith rechazó que los migrantes que llegan a España sean «refugiados» políticos, religiosos o de conflictos bélicos, apuntando que es una «gran mentira» al matizar que «el 60% de la migración que ha llegado a Canarias o Ceuta y Melilla proviene de Marruecos».

Por ello, se cuestionó «qué guerra hay en Marruecos, qué conflicto, persecución religiosa hay», al tiempo que admitió la existencia de «una minoría, que claro que que tiene que ser acogida como refugiada» procedente de regímenes totalitarios. Sin embargo, la «inmensa mayoría son refugiados económicos, que son utilizados».

El secretario general de Vox afirmó que quienes dicen que deben venir migrantes para pagar pensiones son los que «han fomentando esa irresponsabilidad del suicidio demográfico, que han apostado, apoyado y financiado el aborto, la eutanasia, que ha atacado a las familias, los principios, los valores (...)».

Finalmente, incidió en que a través de la migración irregular se están «colando terroristas islamistas», se está creando un «auténtico coladero de mafias del crimen». El evento organizado por el partido de ultraderecha se celebra en un hotel de la capital grancanaria después de que se frustrara su intento de contar con las instalaciones de la Institución Ferial de Canarias (Infecar). El Cabildo de Gran Canaria, titular de dicha infraestructura, negó a Vox la posibilidad de utilizar recursos públicos para albergar un encuentro de estas características y que hoy cierra el presidente del partido, Santiago Abascal.

Tras conocer que el hotel Costa Caleta es residencia en estos días de varios centenares de migrantes llegados al Archipiélago, Ortega Smith decidió deplazarse hasta la isla de Fuerventura y paseó por las inmediaciones del establecimiento alojativo junto a unacomitiva de correligionarios.

Compartir el artículo

stats