Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casimiro Curbelo Fundador y portavoz de la Agrupación Socialista Gomera en el Parlamento de Canarias

«Me gustaría una mayor influencia ante el Gobierno de España»

Curbelo, en varios momentos de la entrevista.

¿Es el Gobierno de Canarias lo suficientemente contundente ante Madrid?

Lo importante para que tomen en cuenta la realidad canaria es que haya una representación parlamentaria exigente. El presidente del Gobierno y el grupo parlamentario socialista, ante el incumplimiento del REF en lo relativo al cine, se pusieron en contra de la posición del Gobierno de España, y eso dice mucho. A veces hay mucha incomprensión por parte del Gobierno de España. Mire, por ejemplo, las tasas portuarias. El haber reducido la bonificación del 80 al 70% va en contra de nuestro REF, el Parlamento se opuso pero Madrid lo aprobó. Quiero decir que los partidos tienen una capacidad de influencia ante el Gobierno de España. ¿La ejerce suficientemente el Gobierno de Canarias? A mí me gustaría que fuera mayor, pero insisto en que hay que ponerle mérito a que un presidente del Gobierno se enfrente. Yo he visto como esta realidad la pelea el propio presidente del Gobierno, que es habitualmente quien la pelea.

¿En qué medida sería positivo un primer presidente del Gobierno de Canarias de una isla no capitalina? ¿Un Casimiro Curbelo presidente?

Hombre, a nadie le amarga un dulce, pero no está dentro de mis previsiones de futuro. En cualquier caso, sobre el debate de que la presidencia sea compartida entre las dos islas capitalinas y siempre de las islas capitalinas, al margen del caso de Fernando Fernández, nacido en La Palma pero que desarrolló su vida en otro lugar, pues hombre, qué quiere que le diga, me gustaría que se rompiera ese tabú de que los presidentes sean nacidos y vivan en alguna de las islas capitalinas. Ese tabú se puede romper en el futuro próximo. Sería bueno para entender Canarias en su diversidad. Me alegra cuando Pedro Sánchez habla de la descentralización de determinados servicios públicos a la España vaciada o cuando el presidente del Gobierno habló de traer esa oficina de turismo europea. Pues bien, yo voy a acogerme a eso. Los padres de nuestro Estatuto acordaron la sede del Gobierno por duplicado para aplacar el pleito insular, y yo me pregunto: ¿por qué no hay ninguna institución en ninguna otra isla salvo el Diputado del Común en La Palma? Vamos a empezar a hablar de sedes. La Gomera es parque nacional, ¿por qué no puede estar allí una consejería de medio ambiente o un instituto de estudios de la biosfera?

Compartir el artículo

stats