Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Partidos | 40 Congreso Federal del PSOE

Los socialistas canarios reclaman más funcionarios y menos privatizaciones

Las enmiendas canarias a la ponencia del Congreso del PSOE ponen el acento en dotar de más personal a los ayuntamientos y fortalecer los servicios públicos

Nira Fierro junto al consejero José Antonio Valbuena, en el Parlamento.

El PSOE inicia hoy el 40 Congreso federal en Valencia y las distintas agrupaciones socialistas de las comunidades autónomas han presentado enmiendas a la ponencia marco que se debatirá y aprobará en el cónclave. Los socialistas canarios remarcan en varias de sus enmiendas al texto que se dote a los ayuntamientos del personal necesario para prestar los servicios públicos y que se reforme la ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local para eliminar las limitaciones que se ponen para la contratación de empleados en servicios esenciales y especializados. Asimismo, se demanda por parte de los socialistas isleños que se evite las privatizaciones de los servicios públicos e, incluso, que se frenen o revoquen los conciertos público-privados para la prestación de los servicios públicos.

El fortalecimiento de los servicios públicos pasa por contar con los recursos humanos suficientes. Sobre esa base las enmiendas presentadas por las agrupaciones socialistas de Gran Canaria y Tenerife apuestan por eliminar las tasas de reposición con el fin de proveer a las administraciones públicas de personal estable y, en el caso de los ayuntamientos, se demanda una amplia reforma del sistema administrativo de las entidades locales para dotarlas de agilidad y potenciar la contratación del personal necesario. Los socialistas reprochan que durante los gobiernos del PP se llevó a cabo la mayor reducción de la administración pública en los más de 40 años de historia de las entidades locales, convirtiendo a los ayuntamientos en maquinarias lentas y poco eficaces en la gestión de los problemas de la ciudadanía.

El PSOE grancanario apuesta por una modificación de la ley de la Administración Local de 2013 para que aquellas corporaciones con cuentas saneadas y solventes puedan dotarse con recursos y plantillas suficientes y adecuados para prestar los servicios de su competencia.

Por su parte, los socialistas tinerfeños van más allá en una de sus enmiendas y apuestan prioritariamente por la gestión directa de los servicios públicos municipales como modelo más eficiente y sostenible. En el texto se culpa al PP de imponer el modelo de externalización de los servicios y la reducción del sector público, lo que ha provocado que los ayuntamientos contraten con empresas la gestión indirecta de los servicios públicos esenciales como el agua, el transporte, la limpieza o la ayuda a domicilio. Por ello demandan la reformulación del marco legal relativo al crecimiento de los recursos humanos municipales. En aquellos supuestos donde no sea posible, los socialistas proponen un mayor control para evitar el encarecimiento del servicio o el descenso de la calidad en la prestación.

La defensa de los servicios públicos es un eje destacado de las enmiendas del PSOE canario. Sanidad, educación, pensiones, dependencia y emergencia social «son clave para la recuperación definitiva» tras la pandemia del covid-19: «debilitar y deteriorar lo público abriendo la puerta a la privatización de servicios esenciales termina por perjudicar a las personas que realmente necesitan ayuda», añade el texto. Los socialistas defienden el fortalecimiento de la estructura pública de los servicios esenciales, evitar las privatizaciones, revocar o frenar los conciertos y potenciar los recursos económicos, humanos y estructurales del sector público.

Desde el PSOE tinerfeño también se defiende que la política fiscal esté diseñada y dirigida a financiar el «incremento del gasto público» para terminar con las políticas de austeridad implantadas como respuesta a la crisis económica de 2008.

Los socialistas canarios presentan también otro tipo de enmiendas a la ponencia marco, documento que pone las bases a la actuación del PSOE para los próximos cuatro años en materia política, económica, social, etcétera. Algunas de las correcciones forman parte del ideario tradicional de los socialistas en materia de igualdad, defensa de derechos sociales o de los sectores productivos.

Hay enmiendas que sí ponen el acento en asunto de actualidad. Es el caso, por ejemplo, de la presentada por Lanzarote en relación con la explotación de los minerales detectados en el subsuelo marino cercano a las Islas. Los socialistas lanzaroteños proponen que se declare a Canarias como «zona estratégica mundial» para que se beneficie tanto el Estado español como el Archipiélago de estos recursos. Otras propuestas destacadas provenientes de la isla de los volcanes son la eliminación de la religión en los centros financiados con fondos públicos, poner límites a la inviolabilidad de la Corona, gravar las propiedades de la Iglesia o reformar la Ley de Enjuiciamiento Civil para actuar con inmediatez contra el fenómeno de la ocupación ilegal de las viviendas.

En el caso del PSOE de Tenerife una de las enmiendas más llamativas hace mención a la política energética con la propuesta de frenar la tecnología gasista y, por consiguiente, la instalación de regasificadoras. Asimismo, llama la atención la propuesta de potenciar la «jubilación digna» que consiste en percibir el 100% de la pensión con 35 años de cotización «y así dar más oportunidades a los jóvenes», según recoge la enmienda.

Desde el PSOE también se plantea la posibilidad de que en el Archipiélago «los baremos de renta como la cantidad para percibir una beca universitaria deberían de ser mayores que en el resto del territorio peninsular» debido a la carestía de la vida y las dificultades económicas y sociales de las regiones ultraperiféricas. En varias de las propuestas realizadas desde las Islas se llama la atención sobre las singularidades de las regiones ultraperiféricas al mismo nivel de otro tipo de desigualdades, por lo que se propone un tratamiento diferenciado.

Delegación canaria

Los cabezas de lista de la expedición canaria que viaja a Valencia para el 40 Congreso federal del PSOE en representación de las distintas agrupaciones insulares son Ángel Víctor Torres (Gran Canaria), Luis Yeray Gutiérrez (Tenerife), Ventura del Carmen Rodríguez (La Gomera), Anselmo Pestana (La Palma), Natacha Duque Torres (Lanzarote), Fárez Roque Sosa (Fuerteventura) y Alpidio Armas (El Hierro). En total son 41 los delegados de las Islas que estarán en el cónclave, entre ellos Nira Fierro, una de las redactoras de la ponencia marco del Congreso y vicesecretaria general de la formación en las Islas. Entre los delegados que estarán en la capital del Turia también figuran la ministra de Sanidad, Carolina Darias; el alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo, o el secretario insular de Gran Canaria y consejero, Sebastián Franquis.Todo apunta a que la nueva Ejecutiva federal que salga del Congreso será reducida por expreso deseo de Sánchez, por lo que el único puesto asegurado para Canarias en este órgano es el de Héctor Gómez, el diputado tinerfeño hasta ahora secretario de Política Internacional del PSOE y portavoz del partido en el Congreso tras la salida de Adriana Lastra. El resto de los componentes de la Ejecutiva es una incógnita pero hay comunidades que no tendrán representación, por lo que Canarias se podría quedar sólo con Gómez.

Compartir el artículo

stats