Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP isleño se vuelca con Casado en la convención nacional y se reivindica

Los populares canarios se han quedado sin influencia en Génova y sin líderes de referencia

La presidenta del PP canario, Australia Navarro, ayer en el Parlamento de Canarias. Carsten W. Lauritsen

El PP de Canarias quiere reivindicarse como formación con vocación de Gobierno en las Islas, al tiempo que cerrar filas con el actual presidente nacional, Pablo Casado, en el marco de la convención nacional del partido que se clausura este fin de semana en Valencia. Los populares canarios acuden al mayor evento del partido desde el anterior Congreso nacional, donde Casado ganó el liderazgo a Soraya Sáenz de Santamaría, en julio de 2018, con la clara intención de mostrar su acción política desde la oposición en Canarias y superar el bache de confianza por parte de la cúpula de la calle Génova, además de buscar las claves con las que la dirección estatal pretende convocar, aún sin fecha, el próximo congreso regional, en el que está en juego la continuidad o no de la actual presidenta, María Australia Navarro.

La propia Navarro encabezará la delegación de cerca de 120 representantes del PP canario que acudirán a la convención este sábado, una de la más numerosas de toda la organización estatal, y a la que acompañarán prácticamente todos los cargos públicos y orgánicos del partido en las Islas.

La líder canaria participará junto al resto de presidentes regionales en la ponencia La Alternativa necesaria, mientras que los presidentes insulares lo harán en la denominada El partido de las personas. Pero más allá del programa oficial del evento, los populares canarios buscan algún tipo de gesto o información por parte de la dirección nacional que clarifique tanto el calendario como las premisas sobre las que llevar a cabo el proceso congresual y sus intenciones sobre el futuro liderazgo del partido en las Islas.

Un centenar de delegados canarios buscarán claves sobre el futuro del partido en las Islas

Alejado en estos momentos de las áreas de influencia en la calle Génova, y sin líderes de peso en el ámbito nacional desde la dimisión de José Manuel Soria en 2016, el PP canario trata de buscar un acuerdo de fondo para el desarrollo del congreso, previsto inicialmente para este año pero que probablemente se retrasará hasta principio de 2022. Aunque no está previsto ningún encuentro oficial de Navarro con el secretario general del partido, Teodoro García Egea, que está pilotando desde Madrid todos los congreso regionales, sí es probable que a lo largo de las dos jornadas de evento surjan pistas o se deslice algún tipo mensaje sobre las intenciones del número dos en relación con el futuro de la organización en Canarias, donde el debate de fondo es si se apuesta por la continuidad de Navarro o por una renovación personificada en la figura de Manuel Domínguez, presidente del PP de Tenerife, alcalde de Los Realejos.

El secretario general de los populares canarios, Pedro Suárez, no cree sin embargo que en estos dos días en Valencia se vayan a despejar muchas incógnitas en este sentido. Asegura que «no es el momento ni el lugar para abordar los casos concretos» de cada una de las organizaciones territoriales.

Con todo, el principal objetivo de la delegación canaria y de la propia Navarro en la convención nacional es defender la acción política del partido en los dos años transcurridos desde que las últimas elecciones autonómicas, insulares y municipales, así como asumir el conjunto de ideas programáticas y estrategias de alternativa que surjan del evento. «Queremos trasladar a Canarias el conjunto de medidas, ideas y estrategias que se surjan del trabajo de la convección, porque a nivel autonómico queremos ser la alternativa de Gobierno como lo es el PP en el ámbito nacional para que Pablo Casado sea el próximo presidente del Gobierno de España», señala Suárez.

En este sentido, la intervención de Navarro se centrará sobre todo en destacar el trabajo llevado a cabo el partido en las Islas en los dos años de legislatura y en el contexto de la extrema dificultad al que ha tenido que hacer frente el Archipiélago con la emergencia migratoria, la crisis económica y social derivada de la pandemia y del parón del sector turístico y ahora con el volcán de La Palma.

Según avanzó ayer Suárez, la presidenta regional del partido «va a enfatizar el trabajo que ha hecho el partido en las Islas en la presente legislatura y nuestra posición como alternativa de gobierno», incidiendo sobre todo en los graves problemas del Archipiélago sobre los que, según el PP, la gestión del Gobierno de coalición presidido por el socialista Ángel Víctor Torres, «no ha estado a la altura de las circunstancias y sin capacidad de presionar al Gobierno de Pedro Sánchez para adoptar las medias que se demandaban».

Apoyo a Casado

El otro gran objetivo de los populares de las Islas es trasladar a Casado todo su apoyo en el contexto de las tensiones vividas en el seno del partido a cuenta de la lucha por la presidencia en Madrid, donde la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, se ha enfrentado a Génova por el liderazgo orgánico en el PP madrileño. Esa pugna ha sido interpretada en algunos sectores como un cuestionamiento del liderazgo de Casado por parte de Ayuso. S bien para el número dos del PP canario, «ese debate no existe». «El liderazgo de Casado no está en discusión ni es objeto de debate, y desde luego no es algo que se plantee el partido en las Islas», señala Suárez.

El secretario general de los populares canarios insiste además que en el evento valenciano, al que ha precedido otros cinco a lo largo de esta semana en Santiago de Compostela, Valladolid, Madrid, Sevilla, Cartagena, «vamos a analizar los claros casos de éxito electoral que el partido ha tenido en otros territorios, como Madrid, Andalucía, y Galicia, y reafirmaremos el mensaje lanzado en estas comunidades autónomas y a nivel nacional y en los demás territorios donde no gobernamos».

Compartir el artículo

stats