La presidenta del Senado, Pilar Llop, remitió el pasado viernes una carta al presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, advirtiéndole de la existencia de una moción en la Cámara Alta que varía el Régimen Económico y Fiscal (REF) de las Islas. Eso conlleva la obligada elaboración de un informe, no vinculante, en la Cámara autonómica, que tendrá que tramitarse en tiempo récord si se quiere evitar que las producciones realizadas en el Archipiélago en 2020 queden en desventaja frente a las de la Península a la hora de aplicarse desgravaciones en el Impuesto de Sociedades.

«Por si fuera necesario dar cumplimiento a lo dispuesto en la disposición adicional tercera de la Constitución y en el artículo 167.1 del Estatuto de Autonomía de Canarias, le remito el texto del Informe de la Ponencia que, en estos términos, ha sido aprobado por la Comisión de Hacienda», expone la misiva de Llop.

El informe de la ponencia al que se refiere recoge el incremento de los topes de inversión que dan derecho a desgravación en las producciones cinematográficas, audiovisuales y espectáculos en vivo que se desarrollan en las Islas. Estaban en 5,4 millones de euros y los socialistas quieren elevarlos a 12,4 millones. De ese modo pretenden seguir la estela del Gobierno de España, que aumentó también en siete millones de euros el límite –de tres millones a diez– para dar oxígeno al sector de la cultura por las restricciones sanitarias.

La vía elegida para bendecir la modificación es una enmienda a la ley antifraude que se tramita en las Cortes. Sin embargo, este proceder, que no es inusual, tiene trampa en torno al REF. El volumen inversor bonificado es mayor y eso supone una mejoría. Sin embargo, los topes canarios aventajaban antes en un 80% a los del resto del Estado –5,4 millones y 3 millones, respectivamente– y si se consuma el cambio previsto, ahora lo harán tan solo en un 24%. La reducción del diferencial en este ámbito sería de 56 puntos.

Hasta el sábado, el PSOE señalaba que no había cambio alguno en la norma fiscal. «Si hay una modificación al REF, cuestión que tendrá que determinar el informe del Parlamento, el PSOE se opondrá a ello: el REF no está en discusión», enfatizó el diputado nacional socialista canario Héctor Gómez. Ayer, la formación socialista plegó velas y ya no puso en duda que se está variando el fuero de las Islas.

El director de la Cátedra del REF de la ULPGC, Salvador Miranda, advierte de que si el diferencial es del 80% así debe mantenerse, «lo contrario es un cambio que requiere de un informe del Parlamento de Canarias». Todo ello con independencia de que las ayudas al cine le parezcan de por sí «generosas» y abogue por circunscribir «las confrontaciones por el REF a cuestiones que afecten a una gran mayoría de la población».

El senador de Coalición Canaria (CC) por la comunidad autónoma, Fernando Clavijo, advirtió el sábado de que no puede hacerse ningún cambio sin el preceptivo informe del Parlamento de Canarias,. Para tener un resultado positivo debe contar con el voto de dos tercios de la Cámara.

Si bien el planteamiento de los socialistas en su moción no respeta el actual 80% de diferencia con la Península, ellos mismos advierten de que es una solución temporal y volverán a la carga hasta lograr llevar el tope bonificable hasta los 18 millones de euros. ¿Por qué entonces la premura? Por la cercanía, en la última semana de julio, de la liquidación del Impuesto de Sociedades correspondiente a 2020.

Las condiciones de las producciones en la Península mejoraron ese año hasta los diez millones de euros de tope desgravable, mientras las de los canarios, reguladas por el REF, se quedaban en los 5,4 millones de euros. Por tanto, si no se cambia en tiempo récord, la ventaja creada para que el Archipiélago capte la atención del sector cinematográfico se habrá convertido en un lastre.

Eso en el plano general, en el particular cualquier producción que llegó seducida por el diferencial no entenderá el cambio de reglas a mitad de la partida; de haberse quedado en la Península tendría menores costes fiscales . En esto incidirán los socialistas para ganarse el favor del resto de formaciones, que se resistirán a aprobar el recorte del diferencial.

En su último párrafo, la carta remitida por Pilar Llop a Gustavo Matos alerta de la posibilidad de que la moción presentada por el PSOE a la ley antifraude fiscal puede obligar a la elaboración de un informe, no vinculante, por parte del Parlamento de Canarias.