La consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, reclama al Ejecutivo de Pedro Sánchez un plan específico para la Comunidad Autónoma en materia de infraestructuras turísticas. Castilla, que ayer en el Parlamento volvió a evidenciar su descontento con el Estado por no tener en cuenta la gravedad de la crisis que atraviesa el motor de la economía regional, pidió a Madrid –casi exigió– los fondos necesarios para poner en marcha una larga serie de obras que en muchos casos llevan años esperando financiación. En la consejería tienen contabilizados hasta 1.439 proyectos de obras que dependen del empujón del Gobierno central. Se trata de propuestas de mejora de paseos, de renovación de mobiliario público, de modernización de accesos y de un sinfín más de trabajos pendientes para los que su departamento necesita de la ayuda de las arcas estatales.

La responsable del área de Turismo aprovechó las preguntas de control en la Cámara autonómica –incluida una de Casimiro Curbelo, líder de la Agrupación Socialista Gomera, el partido de Castilla– para dejar patente su enfado con el Ejecutivo de Sánchez y, en concreto, con el Ministerio de Turismo, que dirige Reyes Maroto. En esta línea, la consejera explicó que esas 1.439 obras para las que la Comunidad Autónoma necesita fondos extraordinarios se distribuyen a lo largo y ancho de toda la región. De hecho, agregó la representante del Gabinete presidido por Ángel Víctor Torres, esos proyectos han sido enviados al Ejecutivo por los 88 ayuntamientos del Archipiélago, de ahí que se hayan incluido ya en la actualización del Plan de Infraestructuras Turísticas de Canarias (Pitcan). Poner en marcha esos más de 1.400 proyectos exige contar con un mínimo de 676 millones de euros.

Con todo, Castilla expuso que esa especie de inventario sigue abierto, de modo que las necesidades de la infraestructura turística canaria son en realidad mayores. Dicho de otro modo: hay trabajos pendientes que todavía no están en esa ya de por sí larga lista de actuaciones. Hay que tener en cuenta, tal como detalló la consejera, que de las 1.439 obras para las que ayer solicitó la colaboración del Estado, solamente un 25% –una de cada cuatro– corresponde a nuevos proyectos, es decir, a construcciones o equipaciones que están por levantarse desde cero. En consecuencia, el restante 75% –tres de cada cuatro obras– son trabajos necesarios en paseos, miradores, mobiliarios o equipamientos que requieren un lavado de cara. Algo fundamental para evitar que la infraestructura turística se quede antigua u obsoleta y, en última instancia, para no perder turistas, ya que estos son cada vez más exigentes con la calidad de los destinos.

En respuesta a la pregunta de Curbelo –quien también insistió en la necesidad de una inyección extraordinaria de recursos para acometer esas obras–, Yaiza Castilla subrayó que la Consejería de Turismo no ha dejado de presentarse ni a una sola de las convocatorias de ayudas abiertas por la Administración central para la rehabilitación o mejora del destino Islas Canarias. Sin embargo, las necesidades del Archipiélago distan mucho de lo que la Comunidad Autónoma ha logrado arañar de esas distintas convocatorias. Sin ir más lejos, ahondó la consejera, las Islas fueron una de las pocas regiones que se interesaron por lograr fondos de los destinados para los Planes de sostenibilidad turística en destino, pero esto apenas sirvió para lograr financiación –y no toda la financiación– para dos proyectos.

No obstante, Canarias volverá a intentarlo este año. Las entidades locales ya han puesto sobre la mesa 40 proyectos, pero ahora hay que hacer una segunda selección para remitir la propuesta definitiva a Madrid antes del 11 de junio. «Una criba que lamentamos mucho, pero solo disponemos, hasta el momento, de dos millones de euros de aportación estatal, de otra cantidad igual por parte de esta consejería con cargo a los presupuestos de 2021 y de una cifra menor que aporta la entidad local que presenta el proyecto», ahondó la responsable de las áreas de Turismo, Industria y Comercio. Por lo tanto, subrayó la consejera, «aspiramos a obtener los fondos de las herramientas que habilite el Estado a través de un plan estratégico específico que demandamos para Canarias».

Hay que recordar que Castilla se mostró tajante la semana pasada durante la celebración de la Fitur 2021 con respecto al trato recibido por parte del Gobierno de PSOE y Podemos en Madrid. La consejera recordó entonces que la propia Reyes Maroto había dicho en una visita a Canarias en septiembre del año pasado –de hecho lo dijo en una entrevista con este diario– que el plan para la recuperación turística de las Islas estaría listo el 31 de octubre, lo que al final no ocurrió. «Hay un trabajo hecho para identificar las necesidades de infraestructuras del destino y elaborar proyectos, pero necesitamos que se nos defina ya un plan que nos permita mejorar nuestra capacidad competitiva y dotado de una ficha financiera acorde con nuestras necesidades y con el peso de nuestra industria turística en la economía española», remató ayer la representante de la ASG.