Un helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) del Ejército español auxilió en el transcurso de la tarde de ayer a los tres únicos supervivientes de un cayuco que por la mañana había sido localizado a unas 265 millas náuticas al Sur-Suroeste de El Hierro, es decir, a unos 490 kilómetros. En la embarcación se quedaron los 17 cuerpos sin vida, según se desprende del recuento realizado por los profesionales de recurso militar enviado al punto indicado en la emergencia y que trascendió en un primer momento.

Este nuevo barco fantasma de la Ruta Atlántica entre África y Europa fue localizado por un avión de Salvamento Marítimo, el Sasemar 103, cuando eran las 10:50 horas. Y, desde ese momento, se activó el dispositivo de intervención para rescatar a los migrantes vivos e intentar recuperar los cadáveres. Hasta el punto en el que se hallaba el cayuco a la deriva se envió al helicóptero del SAR y a los profesionales destinados en la Guardamar Talía.

Los tres subsaharianos supervivientes fueron trasladados en la aeronave al aeropuerto Tenerife Norte con claros síntomas de deshidratación, por lo que durante el vuelo se les suministraron los productos adecuados para intentar recuperarlos. Varias ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC) trasladaron a los afectados hasta un centro hospitalario.

Según fuentes de Salvamento Marítimo, está previsto que la Guardamar Talía llegue al punto donde se encuentra el cayuco en la mañana de hoy. Desde que el helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) regresó a la Isla del Meridiano, el barco con los fallecidos quedó sin resguardo alguno. Desde la citada entidad del Ministerio de Transportes se dieron indicaciones para que un buque mercante, el Lady Doris, se desplace hasta el enclave donde se halla la barcaza de fibra con los fallecidos.

Por ahora, se desconoce hacia dónde se trasladarán los cadáveres de los migrantes. En base a las primeras informaciones, todos son subsaharianos y entre ellos podría haber alguna mujer. Según informó en un primer instante la agencia Efe, la cifra de 17 muertos confirmada por el momento convierte a este cayuco en la mayor tragedia de la que se tiene constancia en Canarias desde agosto del año pasado, cuando la Guardia Civil localizó otro barco similar con quince cadáveres a bordo, sin ningún superviviente, a unos 200 kilómetros al sur de Gran Canaria.

El trágico hallazgo de ayer ocurrió apenas 15 días después de que se detectara otro cayuco al Sur de El Hierro en el que iban 19 supervivientes y cuatro muertos. Sin embargo, algunos testigos manifestaron ante la Policía Nacional y el Juzgado de Instrucción número 4 de Arona que en ese barco salieron de Nuakchot (Mauritania) 45 o 49 personas. Es decir, que entre 26 y 30 murieron a lo largo de la travesía y fueron tiradas por la borda. Esos migrantes pasaron 18 días en el mar, pero los supervivientes relataron que la comida (galletas, agua y algo de cuscús) se agotó en la tercera jornada del viaje. Uno de los patrones falleció durante el trayecto y los cuatro restantes fueron identificados, detenidos e ingresaron en el centro penitenciario Tenerife II.

Una vez más, la localización de tres supervivientes de un cayuco que está a 490 kilómetros al Sur-Suroeste de El Hierro puede calificarse de un hecho afortunado para dichos migrantes, ya que faltaba poco para llegar a un lugar muy alejado de las rutas habituales de navegación en torno al Archipiélago y para que murieran también en medio del Atlántico, como recordó la fiscal delegada de Extranjería en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Carolina Barrio Peña.

Esta representante del Ministerio Público advirtió de que “la mínima desviación” en el rumbo de las embarcaciones precarias hacia Canarias puede acabar de forma trágica para todos los ocupantes. Según Efe, una portavoz de Caminando Fronteras, ong que reporta avisos de salida de pateras a las autoridades para facilitar su rescate, estos días no hay noticias de cinco cayucos que partieron desde Mauritania hacia Canarias a lo largo del último mes, con un total de 283 personas a bordo (63, 58, 56, 59 y 47).