Canarias quiere convertirse en un referente para la Unión Europea en la gestión del fenómeno migratorio. El Foro Canario de la Inmigración, donde se encuentran representantes de los gobiernos canario y central, de la UE, el tercer sector, sindicatos y patronales isleñas, realizó ayer una declaración institucional, que será asumida por el Ejecutivo regional, y se presentará al Estado y a la UE. En el documento se expone que “Canarias quiere ser una oportunidad para Europa” y se postula como un “territorio donde se experimente una nueva forma de hacer política migratoria, basada en la corresponsabilidad de todos los actores, el respeto escrupuloso de los Derechos Humanos, y la integración laboral de las personas migrantes”.

El Gobierno regional esta empezando a elaborar un nuevo Plan Canario de Inmigración -el vigente data de 2008- para “afrontar la situaciones de la crisis humanitaria como la que se vive a diario en nuestras costas”, expuso ayer la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, que presidió el Foro, junto al presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, que se encargó de clausurarlo.

Este plan contará con la participación de todos los agentes con implicación en esta materia, para “que ayuden a coordinar y clarificar las actuaciones en la acogida, inclusión y convivencia intercultural” de los migrantes en situación irregular, afirmó Santana.

En la declaración institucional se exige, además, a la UE y al Estado “fondos específicos y creíbles, para poder dar una acogida digna” a las personas llegadas en pateras y cayucos a las costas de las Islas.

Canarias está dispuesta a aceptar un porcentaje “de acogida razonable”, pero requiere ayuda del Estado y de Europa, indica el documento. “No podemos asumir en solitario el fenómeno migratorio” y, además, “Canarias no quiere vivir en una crisis humanitaria permanente”, estable la declaración institucional.

Asimismo, se solicita un apoyo específico y decidido con respecto a los menores extranjeros que llegan solos a las costas del Archipiélago. A fecha 26 de marzo, Canarias cuenta con un total de 2.608 menores extranjeros no acompañados que han arribado a las Islas a través de embarcaciones, acogidos en recursos de las instituciones canarias. Para su atención, se ha habilitado un total de 29 recursos de acogida y atención alojativa. Asimismo, en las últimas semanas se han trasladado a la Península, un grupo de 32 menores: 10 a la comunidad de Castilla y León, 14 a Extremadura (tres de ellos, chicas) y ocho a Navarra, todos procedentes de Gran Canaria. Está previsto que se sigan realizando traslados con un compromiso inicial de las comunidades de cerca de 200 plazas. Desde el Gobierno canario se pedía la derivación de unos 700 menores pero, por ahora, ésta es la respuesta de las autonomías, por lo que el Ejecutivo regional demanda al Estado y a la UE que arbitren fórmulas para que, en vez de solidaridad, sea obligatoria la corresponsabilidad en la acogida de menores migrantes, que son competencia de Canarias. Esto supone incluso que se hagan modificaciones legales en el ámbito nacional, pues si no es así el Gobierno canario amenaza con devolver la competencia al Estado en la custodia de los menores.

El Foro contó con la intervención de Sophie Muller, representante de Acnur en España; Juan Fernando López Aguilar, presidente de la Comisión LIBE (Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior) del Parlamento Europeo y Maite Pacheco Mateo-Sagasta, directora General de Inclusión y Atención Humanitaria del Ministerio de Migraciones.

En la declaración institucional se indica que la UE ya ha demostrado altura de miras con la aprobación de los fondos Next Generation que han devuelto la confianza de la ciudadanía en Europa. “La sociedad canaria le pide que haga lo mismo con la migración, demostrando en nuestra tierra que Europa es una tierra solidaria y respetuosa con los derechos de las personas”. Se pone especial hincapié “en la necesidad de reforzar la cooperación al desarrollo de esos países para que estas personas no tengan necesidad de emigrar”, concluye la declaración del Foro Canario de la Inmigración.