El suplicatorio para levantar el fuero al diputado tinerfeño Alberto Rodríguez, secretario de Organización de Podemos, pasa el primer trámite con el apoyo de todos los miembros del órgano de gobierno de la Cámara Baja, es decir, que Unidas Podemos no ha puesto ninguna objeción a la solicitud remitida por el magistrado del Tribunal Superior (TS) Antonio del Moral para suspender la inmunidad parlamentaria de Rodríguez.

Este suplicatorio es necesario para continuar con la causa penal abierta contra el dirigente morado, en septiembre de 2014, por un posible delito de atentando contra la autoridad y una falta de lesiones: los hechos se sucedieron en el transcurso de una manifestación en contra de la LOMCE en la que estuvo presente Alberto Rodríguez.

Los trámites para la aprobación de un suplicatorio se regulan con los artículos 13 y 14 del Reglamento del Congreso y la decisión final se debe conocer antes de 60 días hábiles. La socialista Begoña Nasarre es la presidenta de una comisión que se celebra a puerta cerrada, aunque la misma deberá dar audiencia al afectado, bien sea en persona o por escrito, para que presente sus alegaciones. Hasta el momento el Congreso ha aprobado 32 suplicatorios y rechazó 14.