La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de La Laguna decidió ayer la cancelación de la sesión plenaria extraordinaria prevista para hoy, martes, para incentivar políticas de inmigración en Canarias tras llegar a un pacto unánime todas las fuerzas políticas representadas en el arco plenario. Esa cancelación viene determinada por el acuerdo institucional en materia de inmigración por el que se muestra el compromiso del municipio como lugar “abierto y de acogida, respetuoso con la diversidad y contrario a cualquier manifestación de xenofobia o racismo”, señala el texto.

Desde CC, Carmen Luisa González apunta que “es un ejemplo más de nuestra política de mano tendida para trabajar por los intereses y necesidades no solo de La Laguna, sino de Canarias, que llevamos haciendo este mandato”, añadiendo que “no podemos dejar que nuestra Isla y nuestro municipio se convierta en una prisión para las personas que huyen de la miseria y el hambre”.

“Una sola voz en La Laguna”

Alejandro Marrero, del PSOE, apuntó que “este acuerdo viene a demostrar la voluntad de todas las formaciones políticas de nuestro municipio para trabajar conjuntamente en temas de especial sensibilidad”. “Es necesario que La Laguna hable con una sola voz”.

Rubens Ascanio, de USP, puso en valor el acuerdo “alejado de la criminalización de la emigración y desde la perspectiva solidaria y humanitaria”.

Santiago Pérez, (Avante) señaló “la voluntad del Ayuntamiento de La Laguna de posicionarse en defensa de los derechos de las personas migrantes y garantizar una gestión adecuada de esta situación por parte del Gobierno y de la UE”.

Manuel Gómez, del PP, pidió que “el Estado y la UE asuma la total responsabilidad de la crisis migratoria”. Por último, Juan Antonio Molina, de Cs, recordó que fue su formación la que presentó la moción, de la que dijo que estaba convencido de que “podríamos rubricar un acuerdo histórico”.