El periodo medio de pago a proveedores en Canarias se situó en el mes de septiembre en 22,48 días, dato inferior a la media de las comunidades autónomas, que alcanza los 34,77 días, según datos hechos públicos por el Ministerio de Hacienda.

En cuanto al ratio de operaciones pagadas, en las islas se situó en 11,28 por debajo de la media de las autonomías (26,39), mientras que en respecto a las operaciones pendientes de pago, la ratio es de 35,56 (44,39 de media autonómica).

En las comunidades autónomas, el Período Medio de Pago a Proveedores se ha reducido en 0,13 días con respecto al mes anterior, suponiendo una disminución del 0,37 por ciento. Asimismo, se ha registrado un incremento de 1,96 días con respecto a las operaciones pagadas, y una bajada de 0,31 días en la ratio de operaciones pendientes de pago, respecto al mes anterior.

Este mes, ninguna comunidad presenta un PMP superior al plazo de 60 días, límite a partir del cual el Ministerio de Hacienda comienza a aplicar las medidas previstas en la normativa de estabilidad. Todas ellas están en niveles inferiores a 50 días.

Por su parte, el PMP de la Administración Central se ha cifrado en 35,47 días en septiembre, 1,60 días más que en agosto. La ratio de operaciones pagadas se ha situado en 34,05 días, mientras que la ratio de operaciones pendientes de pago ha alcanzado los 37,86 días.

El dato de media del subsector está calculado conforme a la misma metodología establecida para cada corporación local a nivel individual, es decir, que se ponderan los días en función del volumen de deuda de cada entidad, de manera que en el cálculo del PMP tienen más peso aquellas entidades con mayor endeudamiento con los proveedores.

Si no se utilizara este método, la media simple de los PMP individuales muestra un dato de 35,34 días, alejado de los 70,35 días resultantes de aplicar la metodología como si el subsector fuera una sola entidad, según las mismas fuentes.

Además, de las entidades que han presentado información en este período, la mayoría cumple con el plazo de pago que marca la normativa de morosidad. Concretamente, el 73,65 por ciento de las entidades de cesión (grandes municipios de más de 75.000 habitantes, diputaciones, consejos y cabildos insulares) y el 79,62 por ciento de las de variables (resto de municipios) presentan en dicho período un PMP igual o inferior a 30 días.

Con los datos de la muestra se puede afirmar que el 80 por ciento de las entidades que presentan información presentan un PMP igual o inferior a 30,72 días.

Si no se tienen en cuenta las entidades con un PMP excesivo (superior a 60 días), y que representan en torno al 14,19 por ciento en cesión y el 10,88 en variables, el Período Medio de Pago bajaría hasta los 20,89 días en el tercer trimestre para la totalidad del subsector, un importe claramente dentro del plazo legal, rebajando en algo más de 1,44 días el dato del segundo trimestre.

Ocho de diez mejoran su PMP

De las principales ciudades, ocho de diez mejoran su PMP respecto a agosto, y tres ciudades, en septiembre, presentan un PMP superior a 30 días, una de las cuales incluida en el grupo anterior, supera los 60 días.

Como ha ocurrido en meses anteriores, la evolución del PMP y de la deuda comercial están relacionadas con el aumento de la tramitación de las operaciones de naturaleza comercial, especialmente en el ámbito sanitario, como consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

Las operaciones comerciales de naturaleza sanitaria generadas entre marzo y septiembre se han incrementado con respecto al mismo periodo de 2019 en un 12,26 por ciento.

Teniendo en cuenta el aumento del volumen de operaciones tramitadas, para contener la deuda comercial y el PMP ha sido básico el incremento del volumen de pagos efectuados por el conjunto de Comunidades Autónomas.

De esta forma, los pagos realizados en los siete últimos meses han ascendido a 33.846,07 millones de euros (22.728,26 millones en el ámbito sanitario), que supone un incremento del 8,44 por ciento (13,99 en el ámbito sanitario) con respecto al mismo periodo del año anterior.

Para facilitar los pagos a las autonomías, destaca la tramitación de los fondos destinados a cubrir necesidades de financiación derivadas de la desviación del objetivo de déficit de 2019 pendientes de financiar a través de los compartimentos del FLA y Facilidad Financiera.

De los 4.152 millones aprobados en conjunto, antes de septiembre (en concreto en junio y julio) se destinaron 3.885,58 millones de euros a pagos directos a proveedores y otros acreedores. Además, han resultado determinantes las medidas de liquidez adoptadas por el Estado para hacer frente al impacto de la crisis sanitaria generada por la COVID-19.

De esta manera, para las comunidades autónomas de régimen común cabe destacar, tanto el abono en los meses de marzo y abril de una cuantía global de 2.862,55 millones de euros correspondientes a la actualización de las entregas a cuenta del sistema de financiación, y el mayor importe anticipado en relación a la liquidación del sistema de financiación que se practicó en julio, que alcanzó una cuantía de 3.657,02 millones de euros.

Además, de acuerdo con el Real Decreto-ley 22/2020, por el que se regula la creación del Fondo COVID-19, durante septiembre se han desembolsado a las comunidades y ciudades autónomas 2.000 millones de euros correspondientes al Tramo 3, asociado fundamentalmente al gasto educativo.

Esta financiación es adicional a la transferida en el mes de julio por 6.000 millones de euros, relativa al Tramo 1, asociado fundamentalmente al gasto sanitario.

Todo ello está permitiendo hasta el mes de septiembre que los niveles de deuda comercial y PMP de las comunidades autónomas no se hayan visto afectados por la crisis sanitaria.

Seguridad Social

En el caso de los Fondos de la Seguridad Social, el PMP de septiembre se ha situado en 10,64 días. El indicador ha descendido en 0,52 días respecto al mes anterior.

La ratio de operaciones pagadas ha ascendido a 8,38 días, mientras que la ratio de operaciones pendientes de pago se ha situado en 21,09 días. El PMP de la Administración Central se ha cifrado en 35,47 días en septiembre, 1,60 días más que en agosto.

La ratio de operaciones pagadas se ha situado en 34,05 días, mientras que la ratio de operaciones pendientes de pago ha alcanzado los 37,86 días.