Ana María Oramas a su llegada al Pleno del Congreso ayer. | | EFE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defiende el tratamiento a Canarias del proyecto de Presupuestos estatales cuyas enmiendas a la totalidad se debatieron ayer en el Congreso, bajo el principio de que incluye partidas y conceptos que tienen en cuenta las singularidades isleñas y los efectos de la pandemia en las Islas, y que la media de inversión es un 67 % superior a la media nacional. Con todo, la ministra reconoció que, siendo unos “buenos Presupuestos para Canarias, no son perfectos y pueden mejorar durante la tramitación”. La ministra aseguró que desde el Gobierno central “hemos trabajado para que se cumplieran las premisas del REF y del Estatuto” y para que se refleje la agenda a la que el propio Ejecutivo se comprometió durante la investidura de Pedro Sánchez a través del acuerdo con NC.

Montero desgranó muchas de las partidas que contiene el proyecto y cifró en 6.996 millones el total de la ficha financiera para las Islas, haciendo hincapié en que se ha tenido en cuenta la crisis del sector turístico, así como “una atención especial con Canarias [y Baleares]”, asegurando que hay una “total disposición a buscar un acuerdo y hacer un esfuerzo para incrementar el nivel de renta de la Islas”. En respuesta a las intervenciones de los representantes nacionalistas en el Congreso, Ana Oramas, de CC, y Pedro Quevedo, de NC, la ministra dijo que las cuentas han incrementado los recursos para las Islas “para cumplir con las demandas de los ciudadanos”.

La ministra se empleó a fondo en responder sobre todo a la diputada de CC, que había tenido una intervención durísima contra el proyecto presupuestario y había acusado al Gobierno de “traición” a Canarias y tildado de “crimen” para con las Islas porque “les da la espalda” y las condena a la pobreza y al abandono”. “Ha hecho usted una intervención extremadamente dura en los adjetivos calificativos y eso no corresponde ni a su estilo, ni al tono del debate”, le espetó la ministra, añadiendo que “comparto que los Presupuestos pueden ser mejorables y que durante la tramitación se puedan mejorar”, pero que no entendía cómo CC apostaba por mantener las cuentas de 2018 prorrogadas del anterior Gobierno del PP cuando estas son “infinitamente mejores para Canarias”. “No entiendo cómo se puede permitir el lujo de decir no a unas inversiones que pueden incrementar el empleo y mejorar la situación que sufre Canarias. Lo que sería un crimen es mantener los Presupuestos de 2018 y decir no a estas cuentas”, reprochó la ministra a Oramas. Montero, en respuesta concreta a Quevedo, al que agradeció que permitiera la tramitación de los Presupuestos y su disposición a negociar mejoras, dio por hecho que se recuperarán los fondos para la pobreza (habló de 25 millones), y se mostró dispuesta a valorar otras peticiones de NC, aunque no respondió explícitamente a la demanda del diputado por Las Palmas para que, a través de una disposición adicional de la ley a trámite, se garantizara el cobro de los 516 millones de deuda estatal en materia de carreteras. “Hay que garantizar que esos dineros que son de Canarias, lleguen a Canarias en las condiciones adecuadas”, había reclamado Quevedo.

El diputado de NC dijo que “hacer que prosperen estos Presupuestos es una cuestión de responsabilidad” y que “vamos a hacer un esfuerzo para ello porque los necesita el Estado y Canarias”. Recordó que NC negoció los Presupuestos de 2017 y 2018 y dijo que “este proyecto es objetivamente, sin duda, mejor que los proyectos anteriores, pero no mejor que los Presupuestos finales que se dedujeron de nuestra intervención”. “Estamos obligados a exigir que se cumpla con su fuero y sus derechos, sabemos que están contemplados algunos aspectos del REF, como la de la inversión media, pero no otros significativos como el de la pobreza”.

“Ausente señor Sánchez”

Oramas, por su lado, protagonizó una durísima intervención en la defensa de su enmienda de totalidad contra el proyecto presupuestario, durante la que se dirigió en todo momento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pese a estar este ausente del debate, empleando la fórmula “señor Sánchez ausente”. Esto ocasionó que la ministra le reprochara “falta de respeto” por no dirigirse a ella, y le espetó que había “tenido la intención de llamarla señora Clavijo [en referencia al ex presidente de Canarias y dirigente de CC Fernando Clavijo], pero creo que tenemos que respetarnos”. Más allá de este rifirrafe, Oramas se centró en denunciar lo que consideró “unas cuentas injustas, que no dan respuesta a las necesidades de Canarias, ignoran su REF y su Estatuto” y que ahondan como nunca en “las diferencias entre las comunidades ricas y las comunidades pobres”.

La diputada tinerfeña tachó además las cuentas de “electoralistas porque solo persiguen permitir que Sánchez se perpetúe en la Moncloa”. “La solidaridad que Sánchez reclamó en Europa no la practica en estas cuentas que sirven para regar de millones a las comunidades aliadas y no discriminan a favor de las pobres”, afirmó. Reclamó el cumplimiento del REF y el Estatuto en el primer presupuesto que se aprobará después de que esas dos leyes vitales para las Islas fueran aprobadas por las Cortes “con el voto de quienes ahora no van a respetarlas” porque han convertido “el imperio de la Ley en papel mojado”. Para Oramas, el Presupuesto “no es un plan para salvar al país; es un plan para salvar la Moncloa” y eso “no es solo un error de juicio; es una irresponsabilidad histórica”.

Tras señalar que se trata del “mayor Presupuesto de la historia de la democracia”, reprochó al Ejecutivo que con él “define dos clases de ciudadanos y dos Españas; una rica, al norte y otra pobre, al sur”, y recordó que Canarias está “al sur del sur” y que es hoy “una tierra devastada por la destrucción de su único sector productivo, una tierra que ya tiene a la mitad de su población activa en el paro o en los ERTE y que va a perder más del 20% de su PIB este año y a la que no se le da respuesta alguna en unos presupuestos “que dan tristeza porque no entienden ustedes nada de nada”.

En este sentido, la diputada puso como ejemplo el sector turístico canario, que da empleo a 400.000 personas “y al que ustedes le han dedicado en el presupuesto tan solo 20 millones de euros”. “Y lo hace el mismo Gobierno de España que acude al rescate de Air Europa con casi 500 millones de euros; toda una indecencia”.

La diputada Oramas le recordó “a Sánchez” que cuando reclamó la solidaridad de Europa “pidió 140.000 millones para España porque exigió el compromiso de los países ricos con los que más ayuda necesitaban” y ahora, con los 27.000 millones que le da la UE “ha engordado los presupuestos de 2021 para regar las comunidades autónomas aliadas con miles de millones de inversión” pero “no va a discriminar en favor de los más pobres”.

“No va usted a transformar España. No va a modernizar una administración anticuada. No va a derrumbar ese muro invisible entre los españoles ricos y pobres, entre los del Norte y los del Sur. No va usted a hacer nada más que su próxima campaña electoral”, aseveró la nacionalista.