Las llamadas ‘islas verdes’ -El Hierro, La Gomera y La Palma- tienen los precios más elevados de carburantes del archipiélago canario mientras que Tenerife tiene el más bajo, según se extrae del informe mensual elaborado por la de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre distribución minorista de carburantes en España, que incorpora por primera vez un análisis de las provincias extra peninsulares.

De esta manera, los precios de venta al público (PVP) de los carburantes en las islas son inferiores a los registrados en la Península debido a su menor carga fiscal aunque, por el contrario, por su condición extra peninsular, sus precios antes de impuestos (PAI) son los más elevados del ranking nacional.

Asimismo, en Canarias predominan las instalaciones del Grupo Disa (41,8% del total del archipiélago), Cepsa (17,1%), BP (14,3%) y Repsol (12,8%).

Por su parte, las instalaciones independientes representan tan solo un 8% del mercado -frente el 40,2% a nivel nacional- y se distribuyen fundamentalmente entre las islas de Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote.

Los precios promedio de las redes de distribución del Grupo Disa y BP son, en la mayor parte de las islas, los más elevados, mientras que los de Cepsa y Repsol se sitúan en posiciones intermedias.

Mientras, las instalaciones independientes suelen marcar precios inferiores a los de estos operadores, pero no siempre se corresponden con los precios mínimos de la isla.

El Hierro, la más cara

La isla de El Hierro, con sólo tres estaciones de servicio propiedad del Grupo Disa, es la que presenta los precios más elevados del archipiélago para ambos carburantes, según indica el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Le siguen las islas de La Gomera y La Palma. Por su parte, la isla de Tenerife es la que registra los precios más reducidos del archipiélago para la gasolina 95 y, junto con Fuerteventura, los más reducidos para el gasóleo A.