La noticia sobre la suspensión de la regla de gasto ha sido recibida como un balón de oxígeno por los ayuntamientos canarios, que ahora podrán planificar las inversiones del próximo año con más certeza ya que saben con qué dinero cuentan al poder gastar los remanentes y el superávit acumulados en los bancos. "Ahora tenemos más capacidad de maniobra, es una buena noticia que va en la línea de lo que veníamos pidiendo y parece que por fin la ministra nos escucha", apunta el vicepresidente de la Federación Canaria de Municipios (Fecam) y presidente de la Comisión de Hacienda, Óscar Hernández.

No obstante, avisa Hernández que la medida del Ministerio de Hacienda beneficia solo a aquellos ayuntamientos que han saneado sus cuentas y acumulan remanentes.