Los cabildos canarios calculan en 593 millones de euros la merma de ingresos que soportarán por la crisis económica que ha desatado la pandemia global. Ese agujero pone en riesgo la prestación de los servicios por parte de las instituciones insulares. No obstante, el presidente de la Federación Canaria de Islas (Fecai), Casimiro Curbelo, se mostró "realista, pero optimista y convencido" de que se satisfarán las demandas y se podrá atender a los isleños que peor lo están pasando y lo pasarán por el efecto del Covid-19.

Existe el compromiso por parte de la ministra de Hacienda de que habrá un paréntesis en el cumplimiento de las normas de estabilidad y las administraciones locales podrán echar de mano del superávit que han generado en los últimos ejercicios. Sin embargo, el tamaño del agujero ha cobrado una dimensión que hace insuficiente esas cantidades que los cabildos tienen depositadas en los bancos.

Primer encuentro

La de ayer fue "la primera reunión de la Conferencia de Presidentes" de Cabildos "desde que se aprobó el nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias", recalcó el jefe del Ejecutivo canario, Ángel Víctor Torres. Y en ese encuentro Curbelo y sus homólogos -faltaron presencialmente la presidenta de Lanzarote, Dolores Corujo, y el de Tenerife, Pedro Martín- solicitaron una aplazamiento de la deuda que mantienen con el Gobierno de Canarias por el reparto de los ingresos del bloque canario de financiación del pasado año.

Ocurrió que se calcularon mal las entregas a cuenta y se les adelantaron unas cantidades que superaron finalmente en algo más de 49 millones de euros a las que realmente les correspondían. "Hemos pedido que no haya que devolverlos en este año, sino que se aplace en el tiempo", explicó Curbelo. Medidas de ese tipo son las que, según detalló, necesitan los cabildos para no entrar en parada.

De los ingresos que propicia el Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, el 52% van a parar a cabildos y ayuntamientos, mientras que el 48% restante se lo queda el Gobierno autonómico. Esa fuente de dinero público completa el 42% de la caja anual con que cuentan las instituciones insulares. "Es un porcentaje muy alto", detalló el presidente de turno de la Fecai. Y es ahí donde se crea el agujero de 593 millones de euros que debe taparse para garantizar que los ciudadanos de las Islas verán atendidas sus necesidades.

"Las únicas que pueden arreglar esto ahora mismo son las administraciones", expuso Curbelo. Y, en su opinión, es necesario adoptar cuantas medidas sean necesarias porque lo peor aún está por llegar. "Veremos cuántos ERTE [expedientes de regulación temporal de empleo] se prorrogan y cómo afecta todo esto a la economía general, porque lo que sí vemos ya es que van cayendo empresas pequeñas", relató Curbelo.

Buena parte del dinero que están dejando de ingresar los cabildos proviene del turismo. La imposición indirecta, el IGIC, es la figura fiscal que más aporta a la caja de los tributos del REF y, ni vienen visitantes que paguen ese impuesto en la factura, ni el comercio tiene niveles de venta que asemejen a los habituales. Torres les explicó que habrá un "plan para la reactivación turística específico para las Islas aparte del que presentará el jueves el presidente de España", Pedro Sánchez, para el conjunto del país.

La condición de región ultraperiférica (RUP) que tienen las Islas será la razón de este programa, que se financiará con aproximadamente 140.000 millones de euros que reciba España del total de 750.000 millones de euros con que está dotado el fondo para la reconstrucción de la Unión Europea (UE). El viernes se celebra la reunión del Consejo de la UE en el que los estados miembros han de aprobar esta y otras iniciativas.

Además, Ángel Víctor Torres aseguró a los presidentes insulares que no tiene ninguna intención de acaparar ninguna partida que llegue para sacar al Archipiélago del atolladero. El presidente canario les explicó que se repartirán los fondos atendiendo a las competencias que cubren para que el servicio a la ciudadanía sufra la menor merma posible. El mismo mensaje trasladará el viernes a la Federación Canaria de Municipios (Fecam).

En el encuentro de ayer, se decidió la creación de una comisión técnica para dar la máxima transparencia al reparto de los fondos del bloque canario de financiación y para tener un detalle de las competencias que ha transferido a cabildos y ayuntamientos el Gobierno de Canarias, y que generan gastos a estas administraciones.