29 de mayo de 2020
29.05.2020
Crisis del coronavirus

'No' rotundo del Partido Popular al pacto de reactivación del Gobierno de Canarias

El Ejecutivo confía en ganarse los apoyos de CC y Cs, lo que dejaría solos a los populares | Navarro envía una dura carta a Torres y califica de "fraude" el plan de 'reconstrucción'

28.05.2020 | 22:03
Australia Navarro, ayer en los pasillos del Parlamento de Canarias.

Mucho tendrían que cambiar las cosas en las próximas horas para que el PP firmase mañana la declaración institucional del pacto para la reactivación social y económica de Canarias. La rotunda negativa de los populares a la hoja de ruta del Gobierno regional, plasmada en una dura misiva de su presidenta, María Australia Navarro, al jefe del Ejecutivo, Ángel Víctor Torres, impide así que el acuerdo para la reconstrucción del Archipiélago tras el azote del coronavirus tenga el respaldo unánime del Parlamento autonómico. La unidad de los agentes sociales y de todos los partidos en torno al pacto de reactivación era uno de los principales objetivos del Gobierno, de ahí la relevancia del no del PP, que con 11 diputados es la tercera fuerza política con más representantes en la Cámara canaria. Así pues, en el Ejecutivo se esfuerzan para convencer a los otros dos partidos de la oposición, Coalición y Ciudadanos (Cs), y que los populares, que califican de "fraude" los planes de Torres, se queden solos en su negativa.

A pesar de que el respaldo de CC también está en el aire (un respaldo al que el Gobierno confiere especial importancia tanto por ser la primera fuerza política de la oposición como por su capacidad y contactos tras más de 30 años en el Ejecutivo), en Presidencia confían en que los nacionalistas suscriban mañana, Día de Canarias, la declaración institucional. La idea es convencer a CC de que sus propuestas se incluirán en el futuro plan de reactivación (la declaración, que es la que se firma este viernes, lleva adjunto el pacto, pero el plan se redactará cuando se sepa con exactitud cuánto dinero vendrá del Estado y de Europa) y de que el Gobierno será absolutamente firme en sus exigencias al Ejecutivo central. Las conversaciones "van por buena línea", aseguraron desde Presidencia, "excepto por el PP", puntualizaron. "Sin novedades", precisaron por su parte desde Coalición Canaria, que decidirá prácticamente in extremis si mañana suscribe o no la declaración institucional.

Posturas irreconciliables


En cualquier caso, y al menos al cierre de esta edición, las únicas posturas irreconciliables son las del Gobierno y el PP. Ni a los populares ni mucho menos a Australia Navarro les han gustado ni el fondo del pacto propuesto por el Ejecutivo ni las formas con que este se ha manejado. Los conservadores, que ya fueron muy críticos con el primer borrador del acuerdo, han recibido con "sorpresa y decepción" que la gran mayoría de sus 158 propuestas no se haya tenido en cuenta en la última versión del pacto. Además, entienden que sin la rúbrica de Pedro Sánchez, cualquier plan está abocado a fracasar, habida cuenta de que el grado de compromiso del Gobierno central, o más bien el dinero que transfiera a la Comunidad Autónoma para ayudar a salir del atolladero, será el que marque el éxito o el fracaso de la estrategia. En este sentido, las críticas del PP coinciden en esencia con las de CC, que también se ha quejado de que la mayor parte de sus propuestas ha caído en saco roto (el Gobierno ha puntualizado que será en el plan donde se plasmen las medidas concretas) y de que el documento no emana la suficiente exigencia al Gabinete de Sánchez. Es más, nacionalistas y populares también coinciden en censurar que el Ejecutivo, argumentan, trate de aprovechar la firma de la declaración institucional para "sacarse la foto" justamente el Día de Canarias. "A usted le importa seguir donde está, la propaganda y las fotos; a nosotros, los canarios, las empresas y las familias", reza la misiva de la presidenta del PP regional al jefe del Gobierno, una carta a la que ha tenido acceso este diario y cuya primera página puede leerse sobre estas líneas.

Una de las cosas que ha molestado a los populares es que la interlocución con el Ejecutivo no haya sido la que, a su juicio, exige la actual situación. De hecho, y como ya hiciera el miércoles el secretario general de CC, José Miguel Barragán, Navarro optó por escribir una misiva en correspondencia con la que el propio Torres había enviado el lunes a los distintos grupos parlamentarios para trasladarles la declaración institucional y la última versión del pacto de reactivación.

En su escrito, la líder de los populares en las Islas le transmite a Ángel Víctor Torres que el acuerdo propuesto "está en las antípodas de lo que ha de ser una respuesta eficaz, inaplazable e imprescindible". Navarro achaca a Torres y su Gabinete no ser conscientes de la gravedad de la crisis que ha traído consigo el coronavirus y les reprocha la falta de medidas en favor de los trabajadores y las empresas. En esta línea, Navarro hace hincapié en la necesidad de liberar tanto a los empresarios como a los autónomos de la carga fiscal, al menos la de aquellos impuestos que gestiona la Comunidad Autónoma, sin ir más lejos el IGIC. "Los impuestos deben bajar por justicia social y lógica económica", insiste la representante del PP, que recuerda la petición de rebajar el tipo general del IGIC del 7 al 5% al menos en las actividades turísticas.

Además, pone también énfasis en "su indiferencia ante la negativa del Gobierno de España para que se permita a las corporaciones locales canarias el uso del remanente líquido de tesorería", esto es, el superávit. En este punto, Navarro incluso atribuye una actitud "cobarde" al presidente canario después de que su partido, el PSOE, y Podemos, con quien los socialistas comparten gabinete tanto en Madrid como en las Islas, suscribieran la semana pasada un pacto con los aberzales de EH Bildu en virtud del cual se desbloqueaba el superávit y se permitía el endeudamiento a largo plazo, otra de las demandas de Canarias, a Navarra y el País Vasco. "Un posicionamiento, el suyo, que resulta cobarde después de comprobar su aquiescencia a la decisión del Gobierno de España de permitirlo a las corporaciones locales de Navarra y País Vasco en su pacto con Bildu", escribió.

Sin la firma de Sánchez


En definitiva, la dirigente del PP, que recalca que sin la firma de Sánchez el pacto quedará en papel mojado, cree que el plan de reconstrucción es en realidad un "pacto de legislatura" con un programa "con el que se quiere someter a la oposición". "Su oferta de pacto no va más allá de una estrategia propagandística orientada a lograr su supervivencia política", sentencia Navarro. En cuanto a los otros partidos, en Ciudadanos, como en CC, siguen sin definir su posición, aunque en el Gobierno también son optimistas y esperan convencerlos para estar en la firma de mañana.

Y en lo tocante a las fuerzas políticas que sustentan el Ejecutivo, desde Nueva Canarias, cuyo líder, Román Rodríguez, viene avisando que su condición de vicepresidente y consejero de Hacienda autonómico no le impedirá ser contundente ante el Gobierno central, se mostraron ayer satisfechos con que el pacto deje constancia de la "urgencia" con que el Gabinete de Sánchez debe asumir y concretar su compromiso con las Islas. Justo lo que no perciben ni CC ni el PP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España