17 de mayo de 2020
17.05.2020
Crisis del coronavirus

Bodas íntimas y actividad cultural en La Gomera, El Hierro y La Graciosa

Los habitantes de esas tres islas, el 1,53% de la población de Canarias, podrán disfrutar de menos restricciones de movilidad a partir de mañana

16.05.2020 | 23:50

Bodas íntimas, actividad cultural y entierros de hasta 25 personas. Un 1,53% de la población del Archipiélago -más de 33.0000 de las 2,17 millones personas que viven en las Islas- pasará a la fase 2 a partir de mañana. Los habitantes de La Gomera, El Hierro y La Graciosa, islas pioneras en el proceso de desescalada, serán de nuevo los primeros de la región y del país -junto con los ciudadanos de Formentera- en subir de peldaño en el denominado plan de transición hacia la nueva normalidad. Gomeros, herreños y gracioseros podrán disfrutar de menos restricciones de movilidad y más libertad de reunión que el resto de los canarios, por lo que cada vez ven más cerca la recuperación de su ritmo de vida habitual. Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma tendrán que esperar un poco más para dar un nuevo paso hacia delante en su desescalada.

La irrupción de la pandemia del coronavirus ha puesto en jaque la economía de las Islas. El obligado confinamiento por la declaración de la alerta sanitaria a mitad de marzo mantiene a la economía contra las cuerdas. La elevada dependencia al turismo -representa el 35% del PIB y genera el 40% de los empleos- es una de las circunstancias que suscita preocupación, por lo que la vuelta a la normalidad, aunque sea de forma paulatina, es vista con alivio. El pase a la fase 1 fue recibido con los brazos abiertos por el pequeño comercio y por los restaurantes que contaban con terrazas. La respuesta de la población, pese a las restricciones que lleva aparejada ese nivel de desescalada, superó las expectativas de comerciantes y hosteleros, que registraron entre un 30% y 50% más de ventas de las esperadas durante los primeros días de la fase 1.

Y si bien los restaurantes de La Gomera, El Hierro y La Graciosa podrán atender a partir de mañana a clientes en su interior a un 40% del aforo -siempre en mesa y nunca en barra- y también estará permitida la apertura de parques comerciales con un 40% del aforo en sus comercios -bajo la premisa de que los clientes no permanezcan en las zonas comunes o áreas recreativas-, el cambio no supondrá una modificación sustancial en las calles de estas islas al carecer de grandes centros comerciales y depender también, en buena medida, de la llegada de turistas. En La Graciosa, por ejemplo, los locales de restauración y turismo permanecerán cerrados por la inexistencia de visitantes.

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, celebró la certificación del pase a la fase 2. Curbelo apuntó a que el avance en el proceso de desescalada de la isla "es un reconocimiento" al trabajo de muchas personas, pero apeló, al mismo tiempo, a la responsabilidad de los gomeros para cumplir con rigor las medidas de seguridad.

En La Gomera hay empadronadas más de 21.000 personas, en El Hierro más de 10.900 y en La Graciosa algo más de 700, según las estadísticas del padrón municipal de 2019. La población de estas tres islas, que pasan a la fase intermedia de la desescalada, podrán disfrutar de actividades culturales. Eso sí, aún con restricciones. Dichas actividades podrán celebrarse con un aforo de menos de 50 personas sentadas. Si son al aire libre, estas no podrán congregar más de 400 personas, quienes también deberán permanecer sentadas. En la fase 2 está previsto el regreso de la gran pantalla. Podrán abrir sus puertas cines, teatros y auditorios, siempre con butacas preasignadas y con un tercio del aforo. Del mismo modo, la población tendrá la posibilidad de visitar monumentos y salas de exposiciones. En lo que al ámbito turístico se refiere, el Ministerio de Sanidad certificó ayer la reapertura de las zonas comunes de los hoteles y establecimientos turísticos en esta fase de la desescalada.

Una de las principales novedades que trae consigo la fase 2 es el regreso de los "sí, quiero". A partir de mañana, quienes decidan dar un paso más en su relación podrán celebrar una boda íntima. La orden ministerial que regula las condiciones de flexibilización, publicado en la tarde de ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE), recalca que las ceremonias nupciales podrán realizarse en todo tipo de instalaciones públicas o privadas, ya sea en espacios al aire libre o cerrados, siempre que no se supere el 50% de su aforo, y en todo caso, un máximo de cien personas en espacios descubiertos o de cincuenta personas en los que sí lo estén.

Una de las imágenes más impactantes que deja tras de sí la pandemia del coronavirus es la celebración de velatorios y entierros prácticamente en soledad. El avance en el bautizado como plan de transición hacia la nueva normalidad permite la asistencia de 15 personas a los duelos, 25 en el caso de que se traten de espacios abiertos. Justo el mismo número de ciudadanos que se permitirá que asistan, como máximo, a los entierros. Los lugares de culto tendrán restringida la entrada, a su vez, a un 50% del aforo.

Y al igual que en la fase 1 están permitidos los viajes a segundas residencias, los ciudadanos de las islas que pasan a la fase 2 podrán hacer lo mismo: siempre dentro de la misma provincia. Los mercadillos al aire libre o ambulantes podrán ampliar el número de puestos a una tercera parte de los habituales. La orden establece que los ayuntamientos podrán aumentar la superficie dispuesta a tal fin o habilitar nuevos días para el ejercicio de esta actividad, de manera que se produzca un efecto equivalente a la citada limitación.

Las visitas a residencias de personas con discapacidad y de mayores también serán posible, pero siempre con cita previa, de forma individual y, en el último caso, preferentemente cuando se trate del "final de la vida o el alivio de descompensación neurocognitiva del residente".

La fase 2 también llega cargada de novedades en el capítulo de deportes. En primer lugar, se podrá hacer ejercicio físico a cualquier hora, a excepción de los horarios reservados para personas mayores de 70 años, quienes podrán salir de 10:00 a 12:00 horas y de 19:00 a 20:00 horas. Estos horarios podrán ser modificados por las comunidades autónomas, que podrán acordar adelantar o retrasar el comienzo de dichas franjas dos horas. El artículo 7 de la orden, relativo a la libertad de circulación, detalla, en cualquier caso, que deberán respetarse las medidas de distancia e higiene. "Los grupos deberían ser de un máximo de quince personas, excepto en el caso de personas convivientes", añade.

Las competiciones de ligas profesionales se reanudarán, siempre que la evolución de la crisis sanitaria lo permita, pero sin público y a puerta cerrada. La orden ministerial especifica que el número de personas que podrán acceder a los estadios y pabellones en los que la competición profesional tenga lugar, por ser necesarias para el adecuado desarrollo de la misma, se determinará por parte del Consejo Superior de Deportes con anterioridad.

La actividad deportiva también se retomará en instalaciones cubiertas, siempre que se cuente con cita previa con la entidad gestora de tal espacio y que no se supere el 30% del aforo. Una cuestión que ha sido reclamada en las últimas semanas desde el mundo deportivo es la apertura de las piscinas deportivas. Al igual que en el caso anterior, es necesario que el deportista cuente con cita previa. También habrá que respetar el límite del 30% de capacidad de aforo de uso deportivo en cada piscina, tanto en lo relativo al acceso, como durante la propia práctica, excepto cuando esté dividida por calles de entrenamiento. En este caso, solo podrá haber un deportista por calle. En cuanto a las piscinas recreativas, el aforo queda limitado al 30% siempre que sea posible respetar la distancia de seguridad entre los usuarios. De no ser así, se reducirá dicho aforo.

Los amantes de la naturaleza podrán disfrutar a partir de la fase 2 de actividades de turismo activo y de naturaleza en grupos de hasta veinte personas mientras que los pabellones de congresos y salas conferencias también podrán recuperar parte de su actividad con reuniones de negocios o charlas sin que se supere los cincuenta asistentes y siempre que se respete la distancia de dos metros. El reinicio de la actividad propia de las residencias de personal investigador, científico y técnico es otra de las novedades. El Ministerio también insiste en el fomento del teletrabajo en los casos que sea posible y la reorganización de turnos y del espacio de las oficinas para evitar la coincidencia de numerosos empleados en los centros de trabajo sin que se cumpla la distancia de seguridad. Los centros de trabajo deberán contar, además, con jabón o geles hidroalcohólicos.

La orden también modifica algunas condiciones de la fase 1, con lo que el Estado permitirá a partir de ahora practicar la caza y la pesca deportiva y recreativa en los territorios que se encuentren en dicho nivel. Igualmente mantiene que los comercios deben contar con una superficie útil de exposición igual o inferior a 400 metros cuadrados para su apertura, pero prevé que los establecimientos cuyo espacio de venta sea superior se pueda acotar para poder abrir al público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España