El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha dicho este viernes que "en ningún caso" habrá problemas de desabastecimiento en las islas pese a las advertencias de la Asociación de Navieros Españoles (Anave).

En una entrevista concedida al programa 'Nada que ver' de 7.7 Radio que dirige José Luis Martín y recogida por Europa Press, ha admitido que el subsector del transporte afronta una "situación compleja" como otros debido al parón económico por la pandemia pero resalta que hace varias semanas se alcanzaron acuerdos con las compañías para garantizar el suministro.

"Quedar aislados no está en ningún cálculo", ha subrayado, al tiempo que ha resaltado que desde el Ministerio de Transportes les han transmitido que están en "contacto directo y permanente" con las navieras y "no hay preocupación".

De cara a la previsible entrada en vigor de la fase 1 en toda Canarias a partir del lunes, el consejero da por hecho que aumentará la movilidad si bien precisa que para viajar entre islas seguirá habiendo restricciones y solo se permitirá por causas justificadas o por motivos laborales.

Ha señalado que la comunidad autónoma no tiene capacidad para hacer test a todos los pasajeros, exigencia que solo se va a plantear cuando se reabra el tráfico aéreo y marítimo con la Península, por lo que entre islas se mantendrá solo el control de temperatura.

Franquis ha destacado que los indicadores sanitarios de Canarias "son muy buenos" y en ningún momento ha habido saturación en los hospitales y aunque siempre hay "riesgos", resalta que la principal preocupación es que entren a las islas 'casos importados'.

Sobre la recuperación económica, ha comentado que es "fundamental" que a Canarias se le permita utilizar todo su superávit y la capacidad de endeudarse a largo plazo dado que es una comunidad "saneada", y cree que junto a otras medidas como la ampliación de los ERTE para salvar el empleo y el tejido social se evitará la "quiebra social" en el Archipiélago.

El consejero se ha mostrado convencido de que si Canarias "aguanta estos dos meses" la recuperación económica será completa y rápida.