25 de febrero de 2020
25.02.2020

El PP canario se prepara ya para una futura alianza "con sacrificios" con Cs

Cierre de filas de la organización con la decisión de Génova de apartar a Alonso en el País Vasco

24.02.2020 | 20:57
Los diputados del PP estallan de alegría en el último pleno tras perder el 'pacto de las flores' su primera votación de la legislatura.

Las cartas están ya boca arriba en materia de estrategia electoral en el Partido Popular. La apuesta de la actual dirección nacional del partido de primar la alianza con Cs para tratar de recomponer el espacio de centro derecha en toda España e intentar ganar gobiernos a la izquierda es clara aunque ello conlleve sacrificios en los ámbitos territoriales, como ha quedado demostrado en el País Vasco, donde el líder autonómico y candidato a las elecciones del 5 de abril, Alfonso Alonso, ha sido apartado en favor del repescado Carlos Iturgaiz por no aceptar el acuerdo con los naranja en los términos pactados, lo que finalmente le ha llevado a dimitir y abandonar la política.

Esta decisión del presidente del partido, Pablo Casado, y del secretario general, Teodoro García Egea, fue ayer respaldada por la práctica totalidad del PP en Canarias, que se prepara ya mentalmente para una futura alianza con la formación naranja en las Islas en las futuras confrontaciones electorales. Ello a sabiendas de que se producirán situaciones incómodas dentro del partido al tener que ceder puestos relevantes a una formación "sin mucho qué decir electoralmente en el futuro".

El cierre de filas en el PP canario con la decisión de Génova lo lidera su presidenta regional, Australia Navarro, y es secundado por todos los dirigentes y cargos públicos y orgánicos consultados, quienes destacan el valor supremo de la estrategia de fondo para tratar de unificar el centro derecha en la fórmula del 'España suma', sobre los "proyectos personales" de quienes pueden verse damnificados a la hora de confeccionar las listas.

Los dirigentes en las Islas destacan que lo hecho en el País Vasco es una dinámica de ámbito estatal y que se negociará entres las direcciones nacionales de ambos partidos tanto para las elecciones generales, como para las autonómicas y locales, por lo que habrá intercambio de peones entre el PP y Cs en las distintas circunscripciones que puede afectar a personas y dirigentes de relieves en cada uno de los ámbitos.

Esto, reconocen, producirá sin duda malestar e incomprensión en algunos sectores y en quienes se consideren injustamente apartados o relegados en las listas, pero creen que no hay vuelta de hoja y que lo acontecido en el País Vasco "es un aviso a navegantes".

La cuestion del peso

En este sentido, muchos consideran que lo más difícil será establecer un reparto proporcional de cada una de las formaciones en función del peso y las expectativas electorales de cada una cuando toque ir a las urnas en las futuras generales, autonómicas o locales, pero la dirección nacional ya ha advertido que esa proporcionalidad no será posible si lo que se intenta confeccionar listas conjuntas con Cs y atraer a sus votantes en todas las circunscripciones, como se ha hecho de facto en el caso vasco, donde a los naranja se les ha hecho hueco pese a no tener ninguna relevancia política. La contrapartida es que Cs ceda puestos al PP en Cataluña, donde los populares tiene mucho menos peso.

En el caso de Canarias, se da por hecho que habrá que sacrificar a personas y cargos relevantes en cada una de las listas pese a la situación que vive Cs en las Islas desde que en las elecciones del 10 de noviembre perdiera sus dos disputados nacionales, uno por circunscripción, y que su presencia en el Parlamento regional y en otras asambleas insulares y locales es poco más que testimonial, además de la crisis interna y falta de horizonte que consideran que vive el partido. Creen, por tanto, que la tendencia de Cs con el paso del tiempo será de muy bajas expectativas electorales y que el PP se encontraría en condiciones de arrebatarle la mayor parte de los votos aún sin alianza de ningún tipo porque dado que no ven riesgo real de una avance de Vox desde ese flanco.

Negociar las listas conjuntas con ese horizonte sin perder demasiado peso en ellas es el gran reto que tiene el PP canario ante los futuros negociadores de la dirección nacional que se sienten con los de la propia formación naranja.

En clave de proyecto

Australia Navarro, tras resaltar la valía de Carlos Iturgaiz para defender la candidatura del partido en las inminente elecciones vascas, asegura que "se ha buscado un acuerdo que va en beneficio del interés general del partido y de la unidad del constitucionalismo y para tratar de frenar el nacionalismo excluyente".

"Nosotros escuchamos a nuestros votantes y lo que nos dicen es que dejemos a un lado lo que nos separa y nos centremos en lo que nos une y a eso es a lo que se ha comprometido el presidente nacional del partido y lo que todos estamos tratando de llevar a cabo, sumar fuerzas en la defensa del constitucionalismo y de quienes tenemos una misma idea de defensa de los intereses de los españoles y de los canarios", afirma la presidenta de los populares canarios.

Según ella, la futura posible alianza con Cs para ganar a la izquierda tanto en las elecciones generales como en las locales no debe representar un problema respecto a los sacrificios internos que conlleve porque, asegura, "lo que está claro es que en el PP de Canarias no entendemos la política en clave personal, sino en clave de proyecto del partido para buscar lo mejor para España y para Canarias".

"Nuestra obsesión es crear una mayoría que sea alternativa a este Gobierno fruto del pacto de las flores del que ya estamos sufriendo muchos desmanes", recalca Navarro.

Insiste así en que "como no entendemos la política en clave personal, cuando llegue el momento no vamos a tener ningún problema en adaptarnos a las exigencias de la alianza y a la suma que buscamos". "Estamos trabajando por sumar más gente al proyecto de centro derecha del PP", subraya.

En los mismos o parecidos términos se pronunciaron todos los dirigentes del PP canario consultados, quienes alabando el papel y el perfil político de Alonso, respaldaron sin fisuras la decisión de Casado y Egea de sustituirle por Iturgaiz, a quien ven como un "buen candidato" por su conocimiento del País Vasco y del PP de aquella comunidad, y por sus logros electorales "en una etapa muy dura" en el que los militantes populares estaban amenazados por el terrorismo de ETA. En todo caso, también asumen que la futura alianza con Cs "es la única estrategia que ayudará a reforzar al centro derecha y a poder ganar el Gobierno de España", según señala el ex presidente regional del partido y actual senador autonómico, Asier Antona.

"Ahora estamos trabajando en un proyecto de Estado donde prima un pacto de centro derecha. Cuando se convoquen las demás elecciones ya veremos cómo está la situación política en Canarias [sobre la posible alianza con Cs], pero lo que prima es la idea general y no nos importaría tener que sacrificar puestos en las listas para ganar el Gobierno de España u otras instituciones", secunda la diputada tinerfeña Ana Zurita.

El presidente insular del PP en Gran Canaria, Poli Suárez, destaca por su lado que "es la hora de la reunificación del centro-derecha y hay que confluir electoralmente, y si queremos sumar y crecer, habrá que hacer sacrificios e incorporar en esa gente en las listas conjuntas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España