12 de febrero de 2020
12.02.2020

El Gobierno admite que no está "orgulloso" de los datos de dependencia en Canarias

La consejera de Sanidad culpa de la situación actual al "erial" de la gestión de Coalición Canaria

12.02.2020 | 11:46
Una persona en silla de ruedas cruza la calle.

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Teresa Cruz --en sustitución de la titular de Derechos Sociales, Noemí Santana, de permiso de maternidad-- ha reconocido este miércoles que en el Ejecutivo no están "orgullosos" de los datos en dependencia, si bien ha culpado de la situación actual al "erial" de la gestión de CC.

En una comparecencia parlamentaria solicitada por el Grupo Popular sobre la dependencia en el segundo semestre del año pasado, ha negado, no obstante, que la situación haya empeorado, exhibiendo que hay más solicitudes, más resoluciones, más derechos reconocidos y personas que reciben la prestación.

Cruz Oval sí ha reconocido un aumento del llamado 'limbo de la dependencia', con más de 9.000 personas a la espera de recibir las ayudas económicas, y ha mostrado su deseo de "darle la vuelta al calcetín para poner en hora la dependencia en Canarias".

La consejera ha criticado también los recortes aplicados por el PP en 2012 a nivel estatal y el enfoque de potenciar los recursos en los centros porque "da lo que da" y ya están agotados, lamentando que no se hayan desarrollado otras fórmulas que favorezcan la asistencia a domicilio.

Con todo, ha indicado que el cuatripartito no va a "lamerse las heridas" y dentro de un mes defenderá una comunicación en la Cámara para explicar nuevos servicios y nuevas prestaciones que deben pasar por el aumento de personal pues Canarias solo dispone de 50 valoradoras, la mitad que Extremadura y con el doble de población.

Hipólito Suárez, del Grupo Popular, ha comentado que el Gobierno lleva unos "meses aberrantes" en la gestión de la dependencia cuando prometieron una "revolución", hasta el punto de "están haciendo bueno" al anterior, con una de lista de espera que ha aumentado en 2.000 personas en seis meses.

En su opinión, Canarias está "peor" que hace ocho meses y "miles de canarios" siguen "desamparados" ante la "falta de ideas", con alcaldes que deben afrontar "miserias" para dar los servicios en los municipios.

Suárez ha propuesto al Gobierno de Canarias un plan de empleo específico con la Fecam, la Fecai y los colegios profesionales para crear una bolsa de empleo y que los ayuntamientos agilicen los informes de dependencia con ficha financiera. "No creo que ningún ayuntamiento le diga que no", ha comentado.

Vidina Espino, de Ciudadanos (Cs), ha apuntado que la media para acabar un expediente de dependencia en Canarias alcanza los 785 días, lo que sitúa a Canarias a la cola del Estado, con personas "muriendo" mientras esperan por su ayuda.

En su opinión, hace falta mejor financiación por parte del Estado y "mejor gestión" del Gobierno de Canarias. "Demuestren que son el Gobierno de las personas", ha señalado.

Podemos reconoce que "funciona muy mal"

Melodie Mendoza (ASG) ha apuntado que 14.526 personas esperan por una ayuda a diciembre del año pasado, si bien son cifras "mejores" que demuestran el "esfuerzo" del Ejecutivo por mejorar la atención a la dependencia.

Ha reclamado más recursos humanos y materiales para "tener al día" la dependencia en las islas y potenciar la ayuda a domicilio de la mano de cabildos y ayuntamientos.

Por Sí Podemos, la diputada María del Río ha reconocido que la gestión de la dependencia "funciona muy mal", lastrada especialmente desde 2012 por los recortes cuando al PP "le importó muy poco". "Da vergüenza", ha explicado.

En su opinión, con la plantilla actual de la Consejería no se puede hacer un "buen trabajo" por lo que ha pedido flexibilizar la regla de gasto para poder invertir el superavit en mejorar los servicios públicos. "La situación es muy grave, mejoramos pero aún es muy poco", ha comentado.

Carmen Hernández, de Nueva Canarias (NC), ha tildado de "estrepitoso fracaso" el desarrollo de la ley de dependencia en Canarias, un "problema que se ha ido enquistando" en los últimos años.

Ha comentado que este Gobierno puede "dar un giro" a la situación porque se viene "de muy abajo", al tiempo que ha pedido algo de tiempo porque no se puede hacer una "revolución en seis meses".

Para CC hya un "retroceso innegable"

Cristina Valido, del Grupo Nacionalista, ha confesado su "envidia" porque se habla de dependencia en el Parlamento ocho meses después de arrancar la Legislatura y hay una "gran comprensión" en la Cámara.

"Lamento no haber encontrado diputados responsables", ha señalado, cuestionando que hay un "retroceso innegable" desde el pasado verano, con el peor segundo semestre desde 2015, según los datos que aporta el Imserso.

Además, ha afeado a los grupos que sostienen al Gobierno que "no aplican nada" de las PNL que se aprobaron en la pasada Legislatura.

María del Pino González, del Grupo Socialista, ha apuntado que la ley de dependencia es el "mejor ejemplo" de que la voluntad política y la buena gestión es clave para cumplir los derechos de las personas.

Ha reconocido que en Canarias está generando "daño" y "graves trastornos" a las familias, que llevan años esperando por las ayudas debido a la mala gestión de CC y los recortes de los gobiernos estatales del PP. "Cada vez que gobiernan generan una involución", ha destacado.

Ha espetado a los nacionalistas que han dejado un "lastre" en la atención a la dependencia, con falta de recursos humanos y materiales, un gestor informático deficiente y un plan de infraestructuras sociosanitarias insuficiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook