28 de enero de 2020
28.01.2020
LANZAROTE

Admitida la demanda contra el obispo por el abandono de la casa modernista en Lanzarote

La asociación Majadas de Mina denunció a Francisco Cases por el estado ruinoso del hotelito y no cederlo al Cabildo v El pasado año fracasó el intento de conciliación

27.01.2020 | 23:51
Fachada del Hotelito de Famara, junto al paseo marítimo.

El Juzgado de Primera Instancia Nº4 de Arrecife ha admitido a trámite la demanda de juicio ordinario que la Asociación Cultural Majadas de Mina ha interpuesto contra el obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases, por el estado de abandono de la casa modernista de Caleta de Famara (Teguise). Se trata de la única construcción de ese estilo que existe en Lanzarote.

Este nuevo trámite llega después de que terminara sin acuerdo el acto de conciliación celebrado el 10 de octubre del pasado año en el Juzgado de Primera Instancia Nº11 de Las Palmas de Gran Canaria entre la citación asociación, que vela por que se cumpla la voluntad de Ramírez, y la representación legal del Obispado, institución que se negó a llegar a un entendimiento con Majadas de Mina y a entregar el edificio al Hospital Insular, propiedad del Cabildo de Lanzarote.

El inmueble, de dos plantas, que el mecenas lanzaroteño Luis Ramírez legó en su testamento a la parroquia de Teguise es conocido como el Hotelito de Famara, ya que allí pasaba sus vacaciones el citado benefactor. "Hoy se derrumba y se cae a pedazos, suponiendo un peligro grave para los colindantes, los vecinos y los viandantes", asegura el colectivo.

El hotelito, denuncia Majadas de Mina en su escrito, "nunca recibió por parte del Obispado los necesarios cuidados, por lo que, en la actualidad, su estado manifiesta el grave deterioro producido por la lógica agresividad del clima y el tiempo, y, lo que es peor, por la contrastada desidia de sus propietarios, el Obispado de Canarias".

Ramírez legó "a perpetuidad" en 1935, según la cláusula novena de su testamento, materializado en 1954, cuatro años después de su fallecimiento, el hotelito "a la parroquia de la Villa de Teguise y con el exclusivo fin de que lo habiten los coadjutores que lo sean de la citada parroquia, y, en su defecto, el párroco, regente o ecónomo de aquella".

El deseo del propietario era que la Iglesia lo mantuviera en buen estado y "si por algún concepto o abandono de sus dueños, dicho hotel tendiese a derruirse, pasará íntegro, y con cuanto le es anexo y perteneciente, al Hospital de Dolores de Arrecife, para que haga de él lo que crea conveniente". El Hospital de Dolores pasó a pertenecer en 1913 al Cabildo con la denominación de Hospital Insular de Lanzarote.

El vicario de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera, aseguró ayer que la Diócesis no ha recibido aún la notificación del juzgado en la que con fecha del pasado 21 de enero, aceptó la demanda de Majadas de Mina.

Cabrera recordó que la Diócesis trabaja en el proyecto de restauración del hotelito junto a la Comisión de Patrimonio Histórico del Cabildo de Lanzarote. "Elaboramos el proyecto de rehabilitación y lo presentamos a la Comisión de Patrimonio, que hizo una serie de correcciones del mismo y nos pidió que hiciéramos un serie de estudios técnicos exhaustivos de la fachada y en ese proceso estamos", aseguró. "Cuando nos notifique la demanda, responderemos a la notificación que nos ha hecho el juez y si tenemos que comparecer, explicaremos lo que estamos haciendo", dijo el vicario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España