14 de enero de 2020
14.01.2020

El Parlamento pide celeridad para aprobar una nueva ley electoral

La Mesa y la Junta de Portavoces deciden darle prioridad a la norma para cumplir el plazo del Estatuto, que expira en 2021

13.01.2020 | 20:14
La reunión de la mesa del Parlamento de ayer.

La Mesa del Parlamento de Canarias y la Junta de Portavoces emplazaron ayer a los seis grupos en la Cámara a tomar la ley electoral a la que obliga el nuevo Estatuto regional como norma prioritaria en el nuevo periodo de sesiones que se abre ahora en el Hemiciclo con el objetivo de que esté lista antes de que acabe el año 2021, plazo máximo estipulado en el texto de la Carta Magna isleña aprobado en octubre de 2018. Así lo anunció ayer el presidente de la Cámara, Gustavo Matos, al término de las dos reuniones.

El sistema electoral del Archipiélago no se modificaba desde 1982 y experimentó un cambio al final del mandato anterior que originó la creación de una lista autonómica de 9 diputados, así como la incorporación de otro más para Fuerteventura, dado el aumento poblacional de esa isla que contrastaba con el hecho de que tenía menos escaños que La Palma. Ahora, las dos poseen 8 actas.

Esos cambios fueron acordados y aprobados por el PSOE, PP, Podemos y NC, mientras que CC y ASG se mostraron en contra, aunque los asumieron y se emplazaron a la redacción de la nueva norma que dé cumplimiento al Estatuto. Con las modificaciones, el Parlamento pasó de 60 a 70 diputados. Además, las modificaciones se extendieron a los topes para conseguir escaño según los votos y, así, el insular bajó del 30 al 15% y el regional, del 6 al 4%. Esto hizo que partidos entonces no representados, como Cs o IU, consideraran preferibles los cambios, aunque aún muy mejorables.

El sistema electoral isleño se halla en una disposición transitoria del Estatuto a expensas precisamente de que se apruebe una nueva ley. En octubre de 2018, se fijó un plazo de tres años desde su entrada en vigor, con lo que expira en noviembre de 2021, cuando entró en funcionamiento el texto.

Para elaborar esta ley, los grupos podrán optar por una comisión permanente de Reglamento y Desarrollo Estatutario o una específica. Con el fin de que prospere la propuesta que salga, la norma ha de ser respaldada por tres quintas partes de la actual Cámara (42 de 70 diputados). A priori, y de repetirse en buena parte las posturas del debate y acuerdo final en el mandato anterior, al PSOE, PP, NC y Sí Podemos (más los 2 de Cs) les valdrían sus actuales 46 representantes, aunque no hay que descartar que la ley salga por unanimidad y que se sume no solo Cs, sino los 3 de ASG (ahora que cogobierna con PSOE, NC y Sí Podemos), así como, incluso, los 20 de CC.

El Estatuto fija como marco para esta ley electoral que el sistema ha de ser de representación proporcional, que los escaños no pueden ser menos de 50 ni más de 75 (otra cosa es la distribución por islas o región) y que las circunscripciones electorales podrán ser de ámbito autonómico, insular o de ambas, tal y como ocurre ahora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook